BOLSA

GAM refuerza su posición en España

Después de un co­mienzo de año des­alen­ta­dor, el grupo General Alquiler de Maquinaria (GAM) busca im­pulsar su ac­ti­vidad y se co­ti­za­ción en Bolsa, re­for­zando su li­de­razgo en España. Para ello ha ad­qui­rido una par­ti­ci­pa­ción del 51% en el Grupo Dynamo Hispaman (GDH).

La operación supone un 'enterprise value' (valoracion del capital y de la deuda de la compañía) de ocho millones de euros e incluye una opción de compra por el 49% restante.

GDH es una de las firmas líderes en distribución de carretillas elevadoras en nuestro país, además del principal distribuidor oficial en España de Yale, una de las mayores marcas de carretillas elevadoras que cubre más del 50% de su distribución en el territorio.

GAM ya distribuye también en exclusiva a Hyster, en España, Portugal y Marruecos, por lo que la compañía asturiana se convierte de este modo en la primera empresa proveedora de las dos grandes marcas de nuestro mercado.

En 2021 la facturación de GDH fue de unos 11 millones de euros. Cuenta con 72 empleados que continuarán su labor bajo la marca GDH, repartidos en nueve centros de trabajo, siendo los principales los de Valencia, Madrid y Burgos.

El grupo industrial español ya era distribuidor en exclusiva de Hyster en España y Portugal y, tras las adquisiciones de Recamasa, del negocio de movimiento de cargas de la portuguesa ASCENDUM -ambas en julio de 2021- y la actual de GDH, se convierte en el principal distribuidor de Yale con más del 70% de cobertura en Iberia.

Esta adquisición permite al grupo de alquiler de maquinaria reforzar su capacidad de servicio en España, así como dar impulso a su estrategia de crecimiento. El año pasado, recuerda Pedro Luis Fernández, presidente y CEO de GAM, “iniciamos una estrategia de crecimiento con la compra y participación de otras empresas, para ser cada vez más sólidos y diversificados. Ahora sumamos un equipo altamente motivado y cualificado, además de una marca muy reconocible en el mercado”.

Los títulos de la compañía han reaccionado con alzas a esta noticia después de un inicio de año complicado por la mayor parálisis en el sector de la construcción a raíz de los problemas de suministro y la subida de los precios de la energía. El valor ha llegado a caer más de un 10% en los primeros compases del ejercicio llegando a perder incluso su principal suelo en torno a los 1,4 euros por acción.

Sus esfuerzos por generar valor le han permitido recuperar ahora esa cota, aunque según los expertos técnicos sigue presentando un perfil muy delicado a corto plazo. Mientras no supere y consolide la cota de 1,6 euros no se podrá empezar a hablar de la recuperación de una tendencia al alza. Entre tanto, todo lo demás suponen compras muy especulativas.

Artículos relacionados