La eléc­trica apro­bará nuevas me­didas ope­ra­tivas y fi­nan­cieras en la junta ex­tra­or­di­naria del 17 de no­viembre

Endesa aumenta un 13,2% su beneficio hasta 1.651 millones y confirma previsiones

Bogas (CEO): “El im­pacto del im­puesto ex­tra­or­di­nario será de 400 mi­llones para todo el sec­tor"

José Bogas, Endesa.
José Bogas, Endesa.

Endesa ha lo­grado unos be­ne­fi­cios de 1.651 mi­llones de eu­ros, lo que su­pone un cre­ci­miento de un 13,2% en un mo­mento en que los pre­cios de la energía se han dis­pa­rado. La eléc­trica ha con­fir­mado sus pre­vi­siones de re­sul­tados para 2022. José Bogas, CEO de Endesa, ha ci­frado en unos 400 mi­llones de euros el im­pacto del im­puesto que plantea el Gobierno a los be­ne­fi­cios ex­tra­or­di­na­rios de las ener­gé­ti­cas.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados de los nueve primeros meses de la compañía, Bogas estimó esa cifra como posible impacto por el gravamen y afirmó que, incluso incluyendo "con prudencia" ese importe por el impuesto, Endesa alcanzaría su objetivo de un beneficio ordinario neto de 1.800 millones de euros para 2022. En concreto, la tasa gravaría con un 1,2% las ventas de las energéticas con más de 1.000 millones de ingresos al año, informa EP-.

El consejero delegado de Endesa subrayó que este impuesto "va en contra del espíritu" de la Unión Europea, que plantea gravar únicamente los beneficios extraordinarios de las empresas del sector del petróleo, el gas, el carbón y la refinería, y que no habla de impuestos sobre los ingresos, sino respecto a los beneficios.

Además, recordó que el año pasado la contribución tributaria del grupo superó los 3.000 millones de euros, siendo así "uno de los cinco mayores contribuyentes del país".

Declaraciones sobre los resultados

“La volatilidad del precio del gas y de los precios mayoristas de la electricidad ha llevado a la Unión Europea y a España a tomar medidas a corto plazo para mitigar los impactos de la crisis energética y a discutir otras propuestas más audaces cara a medio plazo”, ha añadido. “En esta coyuntura, el sólido comportamiento de nuestro negocio liberalizado es una muestra clara de que el modelo de empresa verticalmente integrada nos permite superar las dificultades”, ha subrayado.

La eléctrica destaca al respecto que el estallido de la guerra de Ucrania y el repunte de los precios de las materias primas energéticas, singularmente el gas, ha llevado a este combustible a cotizar un 236% más caro entre enero y septiembre, en relación a igual periodo de 2021. Como consecuencia, el coste medio de la electricidad en el mercado mayorista ibérico ha crecido un 137% interanual, hasta los 186 euros/MWh.

Con ello, el año 2022 está marcando los precios más elevados de la historia. Los principales mercados europeos que no cuentan con la medida del tope del gas están registrando precios medios más elevados: Francia (297 euros), Alemania (250 euros), Italia (234 euros) y Reino Unido (255 euros).

Nuevas medidas operativas y financieras

El máximo ejecutivo de Endesa ha anunciado que la junta general extraordinaria que se celebrará el próximo 17 de noviembre aprobará medidas operativas y financieras con carácter preventivo que “nos facilitarán la flexibilidad necesaria en caso de que se produzcan en el corto plazo nuevas situaciones de volatilidad extrema en los mercados energéticos. Todo ello dentro del marco habitual de ejecución de operaciones vinculadas con nuestra matriz Enel”, ha añadido.

En cuanto a los resultados, el Ebitda se ha incrementado un 11% hasta 3.472 millones, gracias a la estrategia de gestión del negocio liberalizado, tanto de generación como de comercialización eléctrica que ha permitido, según la compañía, superar las circunstancias adversas del mercado.

En concreto, se ha registrado un alza del 38%, hasta 2.340 millones, en el Ebitda de este negocio liberalizado. “Nuestra evolución hasta septiembre es sólida y sustenta la consecución de nuestros objetivos para el conjunto del año”, ha declarado el director general financiero de Endesa, Luca Passa.

Aumento de la deuda

La deuda neta de la filial de Enel asciende a 11.149 millones de euros, lo que supone un crecimiento de 2.343 millones (+26,6%) respecto al cierre de 2021. La compañía explica este aumento por el volumen que han representado las inversiones y que han ascendido a 1.583 millones de euros, el pago de dividendo, compensados parcialmente por el flujo libre de caja de 600 millones logrado en los nueve primeros meses del año.

En los primeros nueve meses del año, los ingresos alcanzaron los 24.620 millones, frente a los 10.354 millones obtenidos en igual periodo de 2021.

La ratio de apalancamiento (deuda neta respecto al Ebitda) se sitúa en 2,3 veces. El coste de la deuda se mantiene bajo, con un interés medio de 1,1%. Las cifras de deuda bruta muestran, por su parte, el impacto de la volatilidad extrema registrada en el tercer trimestre en el mercado internacional del gas, situándose en 21.000 millones desde 14.300 millones a final del primer semestre del año

Artículos relacionados