Los in­gresos crecen el 24% hasta los 4.092 mi­llones de euros

Sacyr aumenta el 47% su beneficio operativo hasta los 924 millones

Concesiones, agua y re­duc­ción de deuda me­joran el margen de be­ne­ficio a ni­veles ré­cord de la com­pañía, casi el 23%

Manuel Manrique, Sacyr.
Manuel Manrique, Sacyr.

Sacyr saca pro­vecho de su plan es­tra­té­gico con un au­mento del 47% en su be­ne­ficio ope­ra­tivo (Ebitda) acu­mu­lado en los nueve pri­meros meses del año, 924 mi­llones de eu­ros. La ci­fra, con todo, se ve acom­pañada de una me­jora en la ren­ta­bi­lidad de la em­presa que pre­side Manuel Manrique del 22,6% me­dido como margen de Ebitda, que su­pone una subida de 360 puntos bá­sicos con res­pecto al mismo pe­riodo del año an­te­rior.

El beneficio neto del periodo, 68 millones, sube el 13% con respecto a los nueve prímenos meses de 2021 mientras la cartera de obras y servicios crece en el año un 16% para situarse en los 53.122 millones de euros.

Las claves de este notable progreso en la rentabilidad del grupo están en el cumplimiento el Plan Estratégico 2021-2025. Por un lado, el enfoque en el negocio e las concesiones, el crecimiento en agua y la reducción del endeudamiento.

Por otro, las desinversiones ya realizadas (Repsol) y las previstas: venta del 49% de Sacyr Agua a un inversor financiero, venta del 49% de Servicios y la continuidad en la rotación de activos no estratégicos y participaciones minoritarias con el fin de equilibrar geográficamente la cartera de participaciones.

La evolución de los negocios se ha visto favorecida por la entrada en servicio de varias concesiones de autopistas en Chile (la Américo Vespucio Oriente y Ruta 78), Colombia (autopistas Mar 1 y Rumichaca Pasto) e Italia (A3). Actualmente, Sacyr es el cuarto operador del mundo en concesiones de transporte.

De hecho, el negocio concesional hasta septiembre crece el 32% y el de Servicios, el 18% aunque es Ia división de Ingeniería e Infraestructuras la que da un salto del 50% en su actividad.

Rentabilidad de las concesiones

Aunque es en el beneficio operativo donde Sacyr recoge los frutos de sus inversiones de años pasados ya que este negocio es el auténtico motor de la rentabilidad del grupo al que aporta el 85% del Ebitda ya que de los 924 millones de beneficio operativo obtenido hasta septiembre, 787 millones corresponden a concesiones. Ingeniería e Infraestructuras aporta el 33% y Agua el 8% restante.

En la actualidad, el capital total invertido concesiones alcanza los 1.400 millones de euros que suponen un crecimiento de 126 millones con respecto al nivel con que empezó el presente ejercicio.

Por cartera de negocio, 53.122 millones de euros en total, Concesiones vuelve a ser la estrella ya que acumula el 81% del total (43.131 millones) ; mientras Infraestructuras representa el 13% y Agua el otro 6%.

Mejora del balance

La venta de la participación en Repsol, ejecutada en el primer semestre del año supuso para la empresa recuperar 58 millones como saldo de caja y reducir la deuda asociada a dicha inversión en 563 millones respecto a la acumulada en el primer trimestre del año.

Al cierre del tercer trimtre la edeuda con recurso se sitúa en 689 millones frente a los 767 millones con que cerró el primer semestre. Esto incluye 107 millones de reducción de la deuda por fondos de operaciones y otros 17 millones de reudici´p por flujo e financiación aunque, por otra parte, también incorpora 32 millones de nueva deuda por nuevas inversiones en concesiones (30 millones) y otras en Ingeniería e Infraestructuras dos millones).

Además, el proceso de saneamiento financiero llevado a cabo por el equipo de Manuel Manrique ha llevado a Sacyr a reforzar su estructura de capital con la refinanciación de 355 millones de su deuda corporativa en dos tramos: 280 millones en forma de préstamo y otros 75 millones como línea de liquidez.

Con ello la compañía ha conseguido prolongar los vencimientos de la deuda, además de reforzar y simplificar la estructura de capital a largo plazo; algo que, vista el panorama de tipos que se avecina puede resultarle realmente rentable.

Con todo ello, Sacyr mantiene su política de dividendo que aportará a sus accionistas una rentabilidad del 4,8% rentabilidad en 2022. Eso se ha traducido en el Scrip dividend abonado en febrero por valor de 0,049 euros por título en metálico o la entrega de una acción nueva por cada 45 existentes. Además, en uno pasado la empresa repitió la operación con otro Scrip dividend de 0,066 por título o una acción nueva por cada 39 existentes.

Artículos relacionados