LA SEMANA BURSÁTIL

Los mercados se toman un respiro

Los in­ver­sores se han to­mado un pe­queño res­piro des­pués del “sorprendente” re­bote de oc­tu­bre. El techo de los 8.000 puntos y la agre­siva po­si­ción de la Reserva Federal en po­lí­tica mo­ne­taria ha obli­gado a con­tener un ex­ceso de jú­bilo. La pri­mera se­mana de no­viembre se ha sal­dado así con una tí­mida subida del 0,3 % en el Ibex 35 para quedar en los 7.942 pun­tos.

Salvo excepciones, los resultados empresariales siguen arrojando buenas noticias con cifras en línea o por encima de lo previsto. La más destacada ha sido Telefónica que se ha apuntado un alza del 6,3 % en la semana en la que ha presentado sus cuentas. Sin embargo, la nueva subida de tipos de la Reserva Federal hasta el 4 %, pero sobre todo el discurso más agresivo de Jerome Powell ha enfriado un tanto los ánimos en el mercado.

El presidente de la Reserva Federal ha insistido en señalar que es prematuro hablar de poner el freno en los aumentos de las tasas pues todavía queda mucho camino por recorrer para conseguir la meta de rebajar la inflación hacia niveles del 2 %. Para ello, la entidad cuenta con la justificación además de la enorme fortaleza del mercado laboral norteamericano que, pese al repunte de la tasa de paro al 3,7 %, sigue siendo el gran soporte de la economía norteamericana en estos momentos.

Un camino de endurecimiento monetario por el que también va el Banco Central Europeo, aunque en su caso con cierto retraso, lo cual aboca a la economía europea hacia una recesión. Los analistas, sin embargo, empiezan a descartar que vaya a ser demasiado profunda y prolongada, lo que está dejando cierto margen a los inversores para el optimismo.

Con este panorama a corto plazo, parece que los operadores se muestran confiados en que noviembre confirme los buenos augurios de su histórico. En las últimas dos décadas, la Bolsa ha logrado cerrar este mes en positivo en casi un 70 % de las veces. De confirmarse este hipotético rally se podría ver de nuevo al selectivo español en torno a los 8.500 puntos que reduciría en buena medida las pérdidas anuales y elevaría las expectativas para el próximo año a expensas de cómo evolucione la economía en los próximos trimestres.

Calendario semanal de Bolsa

De momento, esta semana que acaba de comenzar se presenta con cierta tranquilidad, al menos en cuanto se refiere a la parte macroeconómica. Entre los pocos indicadores esperados destacan los datos definitivos de inflación correspondientes al mes de octubre que en general vendrán a confirmar las cifras anticipadas hace un par de semanas por lo que no se espera una excesiva presión.

Hoy lunes lo más relevante será la producción industrial en Alemania que probablemente siga mostrando la ralentización de la principal economía europea. Más en segundo plano quedan la balanza comercial de China y los créditos al consumo en Estados Unidos.

Para el martes apenas se esperan las ventas al por menor en la zona euro; poca cosa, aunque permitirá conocer cómo evoluciona el consumo en una Europa en puertas de la recesión.

En la sesión del miércoles se publicarán la balanza comercial de China, el IPC de Japón, así como los inventarios al por mayor y el índice de confianza hipotecaria MBA al otro lado del Atlántico.

En la agenda financiera internacional del jueves, las citas más destacadas serán las actas de la última reunión del Banco Central Europeo y el IPC de Estados Unidos.

La semana bursátil se cerrará el viernes con la producción industrial de Japón, el IPC de Alemania, la producción industrial y el PIB en el Reino Unido, y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados