Los fondos de renta variable de IIC extranjeras fueron 7,1 puntos más rentables que los de firmas españolas

CNMV
CNMV

La rentabilidad de los productos de renta variable de instituciones de inversión colectiva (IIC) extranjeras fue 7,1 puntos porcentuales superior a la de las españolas entre 2018 y 2021, y si bien en otras categorías la diferencia fue más discreta, las primeras tuvieron en general unos mejores resultados que las segundas.

Así lo señala el informe 'Ánalisis comparativo de rentabilidad y costes entre las IIC españolas y las IIC extranjeras comercializadas en España', publicado este jueves en el boletín trimestral del la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La diferencia es especialmente llamativa en 2020, cuando los vehículos de renta variable de firmas extranjeras tuvieron una rentabilidad del 20% frente al 2,2% de media de las entidades españolas.

La CNMV ha señalado que probablemente es esa elevada rentabilidad la que ha atraído mayor inversión a esta categoría de fondos, lo que explicaría el fuerte aumento de su patrimonio, que se multiplicó por 16 entre 2008 y 2021 al pasar de 18.000 millones hasta los 294.095 actuales.

Ese aumento que ha provocado que el peso de las IIC extranjeras en el volumen total de IIC (extranjeras más españolas) haya avanzado del 8,2% a finales de 2008 al 45,4% a finales de 2021.

En renta fija, la CNMV destaca también la rentabilidad de los fondos de IIC extranjeras en 2019 y 2020 a pesar de los tipos de interés negativos, con avances del 5,3% y 2,6%, respectivamente, debido a que la orientación de estos productos podría haberse centrado en mercados con tipos superiores a los de la Unión Europea (UE).

En cuanto a los gastos, las IIC extranjeras no se comportan mejor que las españolas en términos generales: algunas vocaciones inversoras soportan menores gastos, mientras que otras son más caras que las equivalentes españolas.

Las IIC extranjeras presentan una ratio de gastos más reducida que las IIC españolas en las categorías de fondos monetarios y de renta variable, donde pueden llegar a ser hasta 0,24 puntos porcentuales más baratos, frente a las n las categorías de renta fija, mixtos y rentabilidad absoluta, donde son hasta 0,29 puntos más caros.

La CNMV señala en el informe que los españoles han canalizado de forma creciente su ahorro hacía vehículos de inversión colectiva, tanto españoles como extranjeros, hasta acumular a finales de 2021 un volumen de 353.203 y 294.095 millones de euros, respectivamente.

La diferencia es notable también entre 2020 y 2021, cuando el patrimonio de estas IIC aumentó el 50% al pasar de los 196.080 millones a los ya mencionados 294.095 millones.

Respecto al domicilio de origen, el 78,6% del volumen comercializado en 2021 se correspondía con IIC domiciliadas en Luxemburgo y el 14,6% en Irlanda, seguido de Francia, con un 5,4 % del volumen total.

A cierre de 2021, los partícipes comunicados a la CNMV en IIC nacionales y extranjeras ascendían a 16,2 y 6,1 millones, respectivamente.

Las categorías más relevantes a cierre de 2021 en términos patrimoniales de IIC extranjeras eran las de renta variable y renta fija, con 125.624 y 88.894 millones de euros, respectivamente, y con un peso conjunto que supera el 70% del total. Las sigue la categoría de mixtos con 32.141 millones en 2021, un 10,9 % del total.

Artículos relacionados