BOLSA

Seresco presenta su candidatura

BME Growth se está con­vir­tiendo en el gran re­fe­rente del mer­cado es­pañol en cuanto a sa­lidas a Bolsa. La úl­tima en llamar a la puerta ha sido Seresco, una em­presa es­pe­cia­li­zada en so­lu­ciones tec­no­ló­gicas esen­ciales y trans­for­ma­ción di­gital de em­presas y or­ga­nismos pú­bli­cos.

Esta compañía espera incorporarse en los próximos días al segmento de empresas en crecimiento con una capitalización de 35,5 millones de euros tal y como figura en el Documento de Incorporación al Mercado.

Para ello, la compañía tecnológica de capital español con sede en Oviedo, que cuenta con más de 1.500 clientes en Europa, norte de África y Latinoamérica, ha suscrito un “listing” previo, correspondiente al 2,5% de las acciones, lo que le permitirá estrenarse en el mercado con un “free float” de en torno al 25% y un precio inicial de 3,7 euros por acción.

De este modo, la estructura accionarial de la compañía queda distribuida entre la familia Suárez (66%), sus directivos (18%), un 8% en autocartera y un 8% en manos del resto de accionistas. Seresco se convertirá así en la duodécima compañía que se incorpora a BME Growth en lo que va de año con el objetivo de diversificar sus fuentes de financiación, aumentar sus recursos propios y fortalecer su estructura patrimonial de cara a reforzar su ambicioso plan de crecimiento orgánico e inorgánico.

Esta operación servirá a la compañía, además, para ampliar su base de accionistas, incrementar su notoriedad, valor de marca, solvencia y transparencia. Al mismo tiempo, la incorporación al mercado servirá para potenciar la búsqueda de oportunidades de compra en segmentos estratégicos y reforzará su presencia en mercados donde ya opera y en otros donde aprovechará su know-how y experiencia para hacerlo.

Fruto de esta apuesta por impulsar su crecimiento inorgánico y en el marco de su plan de salida al mercado, Seresco ha anunciado en las últimas semanas la adquisición de la compañía SPW especializada en soluciones de ciberseguridad.

Seresco cerró 2021 con una facturación de 31 millones de euros y un crecimiento del 6% respecto al ejercicio anterior. Fundada en Oviedo (Asturias) en 1969, emplea a 700 personas y es la compañía con capital cien por cien español más antigua del sector IT nacional. Con una inversión media del 12% del negocio en I+D+i, Seresco cuenta además con centros de servicios en Madrid, Barcelona, Oviedo, Vigo y Lisboa.

Artículos relacionados