Monitor de Latinoamérica

La eco­nomía de la Isla cre­cerá du­rante 2022 el 2%, la mitad de lo es­pe­rado

Cuba reducirá obstáculos para intentar atraer más inversión exterior

Apertura y au­mento de las mipymes pri­vadas animan a las firmas es­pañolas

Magefesa.
Magefesa.

Cuba trata de im­pulsar un mejor clima de ne­go­cios y de re­ducir los obs­táculos eco­nó­mi­cos, en un in­tento de atraer con ur­gencia una mayor in­ver­sión ex­tran­jera para salir de la cri­sis. La re­ciente 38 edi­ción de la Feria Internacional de La Habana (Fihav), en la que ha par­ti­ci­pado más de 80 com­pañías es­pañolas y 14 de EEUU, y que se cerró con más de 50 acuerdos entre firmas lo­cales y fo­rá­neas ha ser­vido a La Habana para dar signos de mayor aper­tura.

España, China, Rusia, Francia, Canadá, México y Brasil han sido los países con más compañías en la Fihav, en el marco de la cual Magefesa, de Grupo Cantra, anunció que aumentará en breve su oferta y comercialización de productos del hogar y menaje en la Isla. España es segundo socio comercial global y primero europeo y el país con mayor número de firmas mixtas y sucursales en turismo y servicios en Cuba. En 2019, antes del Covid, España era primer inversor, si bien el montante bajó el 35% en 2021, a 650 millones.

En Cuba están un millar de firmas españolas, tanto en su vertiente inversora (unas 290, notablemente en el sector turístico y de renovables) como comercial. Allí están Meliá, NH, Barceló, Iberostar y también Altadis y Bodegas Torres, mientras que firmas como Iberdrola, Gamesa, Naturgy y Sacyr aumentan su interés. Nueve de las diez principales hoteleras en Cuba son españolas. El 47% de las exportaciones de la UE tuvieron su origen en España, con un valor de casi 630 millones en 2021 y un aumento superior al 6%.

Señales en Fihav

En la Fihav 2022 estuvieron representados lo que La Habana denomina “nuevos actores económicos”, es decir pequeños negocios y empresas locales, así como cubanos procedentes del exterior, notablemente de EEUU,

La ministra interina de Comercio Interior e Inversión Extranjera, Ana Teresita González, prometió en ella mejorar el entorno de negocios y eliminar trabas para alentar la llegada de inversión, especialmente en los sectores calificados de estratégicos para el desarrollo del país: industria alimentaria, transportes renovables, turismo y emprendimiento.

González, que agradeció “a todos los empresarios españoles” haberse mantenido trabajando en la Isla y su confianza en Cuba, destacó que desde 2021 se han aprobado casi 6.000 mipymes en Cuba, lo que ha dinamizado la economía y generado expectativas en las empresas españolas y también de EEUU. Recientemente la firma USA Poultry & Eggs alabó “la apertura de un espacio en Cuba para mipymes que son 100% privadas y no tienen ningún requerimiento de tener un socio del Gobierno”. Estas mipymes fueron autorizadas en septiembre de 2021 para ampliar el pequeño sector privado.

Este año participaron en Fihav 402 empresas cubanas, 70 de ellas mipymes, y empresas de 62 países y La Habana presentó oportunidades de inversión en 708 proyectos, con especial énfasis en el sector agroalimentario. De los proyectos, sólo seis superaban los 250 millones de dólares y de ellos tres eran de sector turismo, capital para la Isla y en el que La Habana busca inversiones por unos 3.000 millones. El plan más ‘goloso’ presentado fue la urbanización de 230 hectáreas en Holguín a través de una empresa mixta con Cubagolf.

Turismo: peor de lo previsto

Consciente de la necesidad de aumentar la llegada de inversión, notablemente en sectores de extrema emergencia como el alimentario y pese a la urgencia de capital en segmentos como alimentación y agricultura, La Habana no puede bajar la guardia en un sector clave para su economía y en el que están muy representadas las empresas españolas, especialmente porque las previsiones no son buenas.

Hasta finales de octubre, llegaron menos de 1,2 millones de visitantes, muy por debajo de las previsiones. Y el Gobierno redujo ese mes su proyección inicial de recibir 2,5 millones de visitas a 1,7 millones en 2022. A esta mala nueva se suma el descontento de inversores extranjeros en el sector por atrasos en los pagos. Consciente de ello, el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, expresó en Fihav el compromiso de pagar la deuda con los empresarios extranjeros. “Los atrasos en pagos y otros problemas se resolverán de modo paulatino”, garantizó.

En medio de una crisis eco¬nó¬mica agu¬di¬zada por el Covid, y a la que se suma una crisis ener¬gé¬tica casi cró¬nica que per¬turba la ac¬ti¬vidad eco¬nó¬mica, el Gobierno cu¬bano ya anunció el pasado verano nuevas medidas para flexibilizar sus normas y captar inversiones. Entonces anunció la aper¬tura de su co¬mercio ex¬te¬rior a la in¬ver¬sión ex¬tran¬jera, en la pri¬mera vez en 60 años que abría el sec¬tor. La Habana fijó así la po¬si¬bi¬lidad de em¬presas de co¬mercio ma¬yo¬rista con par¬ti¬ci¬pa¬ción fo¬ránea ma¬yo¬ri¬taria y de em¬presas mixtas en el ám¬bito mi¬no¬rista.

En el ámbito mayorista se fijaron tres formas de inversión: asociaciones económicas internacionales; firmas de capital 100% exterior y empresas mixtas y en comercio minorista solo se permitirán empresas mixtas (participadas por extranjeras), de forma selectiva y excepcionalmente. La Habana señaló entonces que en este nuevo proyecto de ley de inversión extranjera se daría prioridad a los países y empresas que han apoyado al país desde hace años, notablemente España y sus firmas. En la Isla operan empresas extranjeras de casi 40 países, notablemente de España, Canadá, México y China.

La Fihav se ha desarrollado en un marco de grave crisis económica, con penuria y desabastecimiento de alimentos, medicinas y combustible y apagones. Cuba está en situación de estanflación y las previsiones de crecimiento se han reducido al mismo tiempo que la inflación se ha disparado y supera el 37%. La Habana se ha visto obligada a recortar a la mitad su previsión de avance del PIB en 2022, al 2%. Y Cepal acaba de bajar su pronóstico del 4,1% al 2% y augura una situación peor para 2023, año para el que otea un avance inferior, del 1,8%. Tras años de débil crecimiento, el PIB cayó el 11% en 2020 y solo avanzó el 1,3% en 2021.

Artículos relacionados