BOLSA

CaixaBank, Bankinter y Sabadell suman ju­gosos ‘cortos’ este final de año

Los bajistas señalan con el dedo a los bancos reyes del Ibex en 2022

Los ‘hedges’ clá­sicos en el sector fi­nan­ciero es­pañol re­apa­recen con fuerza

Bancos en Bolsa.
Bancos en Bolsa.

Los bancos es­pañoles se dieron un pe­queño festín en bolsa la úl­tima se­mana y afrontan el úl­timo tercio de no­viembre con fuerzas re­no­va­das. Los grandes del Ibex 35 han subido cerca de un 5% en las úl­timas cinco se­sio­nes, con el co­lofón final del vier­nes, cuando ex­pe­ri­men­taron la mayor subida desde el pa­sado 13 de oc­tu­bre. Después de un par de se­manas de perfil muy bajo y siempre a me­nos, vuelven los brotes ver­des.

La corrección que empezó en la última semana de octubre ha vuelto a dejar las cotizaciones de la banca española a unos niveles relativamente atractivos para los ‘cazarebotes’. Y han bastado la llamada a tipos de interés más altos por parte del presidente de la Fed de San Luis y las expectativas de que el impuesto de 3.000 millones a los bancos pueda ser suavizado, como ha ocurrido con el de las eléctricas, para desencadenar este principio de reacción.

Ya no es noticia que la banca -tanto la española como la europea- hace mucho tiempo que dejó de ser un sector estable en bolsa. La volatilidad es la constante desde hace ya algunos años, y eso ha engordado y previsiblemente seguirá llenando el bolsillo de muchos inversores a corto plazo que han entendido que el mayor sector de la bolsa española por capitalización bursátil es un chollo para quien busca plusvalías rápidas.

De ese juego especulativo participan los ‘hedge fund’, que también han hecho fortuna en la banca española en los últimos tiempos. De sus últimas decisiones se deduce que también quieren sacar partido del movimiento pendular que están experimentando las acciones de los bancos. En estos momentos, tienen el 0,62% de capital de CaixaBank, el 0,59% del de Bankinter y un algo más bajo 0,51% de las acciones de Sabadell.

Títulos que han tomado prestados primero y han vendido en el mercado después con la esperanza de recomprar a un precio más bajo y ganar un buen puñado de euros antes de devolver las acciones a sus propietarios. En este caso, los fondos bajistas más agresivos del mercado están apostando porque, aunque aún siguen a cierta distancia de sus máximos del año, los bancos domésticos españoles se han vuelto a pasar de frenada en bolsa.

Los principales hedges

Sorprende sobre todo el ritmo al que está creciendo la posición corta de Marshall Wace en CaixaBank. El ‘hedge’ británico se está jugando 170 millones de euros en el tercer banco español por valor de mercado, que desde que se cerró la fusión con Bankia hasta hace apenas unas semanas estaba totalmente fuera del radio de acción de los bajistas, que sin embargo creen que ahora tienen mucho que ganar.

CaixaBank vuelve a acercarse al 50% de subida en bolsa en lo que va de año. Nadie supera este avance en 2022, aunque Sabadell está muy cerca. El ‘hedge’ estadounidense apuesta a la baja algo más de medio punto porcentual de la entidad cuyo CEO es César González-Bueno, que desde su llegada ha cambiado totalmente la percepción del mercado sobre un banco por cuya independencia casi nadie apostaba hace menos de dos años.

Bankinter, que el pasado viernes fue el mejor valor de Ibex con una subida del 4,5%, ha recuperado los 6 euros por acción, mira de reojo ya los máximos del año de 6,3 euros y ya avanza cerca de un 40% en lo que va de año. Pero de nuevo Citadel ha elevado sus posiciones cortas hasta las puertas del 0,60%. ¿Están los bancos por encima de sus posibilidades en bolsa como aventuran los analistas? La batalla entre osos y toros en el sector está servida.

Artículos relacionados