El Ministerio de Transición Ecológica re­duce sus in­ver­siones un 12,5%

Ayuntamientos, Adif y Puertos animan la licitación pública, disparada en lo que va de año

Empujadas por Madrid, Cataluña y Andalucía, las CCAA si­guen a la cola de las con­cursos pú­blicos

Tren Alta velocidad de Adif
Tren Alta velocidad de Adif

Cuando se trata de obras suele de­cirse que las elec­ciones de­be­rían ce­le­brarse cada dos años porque es la única ma­nera de ver que, desde los po­deres pú­bli­cos, se hacen co­sas… El caso es que estos ‘chascarrillos’ suelen llevar una parte de ra­zón; sobre todo si se ve cómo según se acerca el fin del ejer­cicio y el co­mienzo de un largo año elec­toral como será 2023, las li­ci­ta­ciones pú­blicas au­mentan en prác­ti­ca­mente todos los sec­tores de ac­ti­vi­dad.

En el caso de la obra pública, el conjunto de administraciones del Estado han aumentado el 26,7% los concursos públicos hasta superar los 19.270 millones de euros de importe. Eso sitúa agosto como el mes con mayor licitación de obra pública de todo el año, con 3.054 millones de euros y un alza del 9,5% respecto al mes de julio.

Los Ayuntamientos son las administraciones más activas en lo que llevamos de año con más de 7.678 millones de euros licitados, lo que refleja un crecimiento del 32,1%. Eso hace que las instituciones más próximas al ciudadano lo sean también del sector constructor, ya que pese a ofrecer obras de menor cuantía, suponen casi el 40% de toda la inversión pública que se ha brindado en concursos públicos.

Según los datos elaborados por la patronal que aglutina a las grandes constructoras españolas, Seopán, durante los ocho primeros meses del año, la licitación pública de todo el Estado supera los 19.000 millones. Eso representa un crecimiento del 26,6% sobre las obras que salieron a concurso entre enero y agosto de 2021.

A los Ayuntamiento les siguen, por volumen de oferta, las Comunidades Autónomas (6.093 millones) que, en este periodo son las que más aumentan la inversión (+33,2%). En comparación, puede decirse que la Administración General del Estado no lleva un año especialmente ‘rumboso’ habida cuenta de que sus licitaciones crecen en términos globales el 13,9% a pesar de que el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico que dirige Teresa Ribera, no solo no aumenta su partida de proyectos sino que la reduce el 12,5% para quedarse por debajo de los 475 millones.

Frente a eso, las cifras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que encabeza Raquel Sánchez, colocan a ese organismo como la cuarta Administración por volumen de inversiones con 5.499 millones licitados. Aunque es un liderazgo algo engañoso.

Adif, el cuarto inversor del Estado

Si se desgranan las cifras, el cuarto inversor español en obra pública es Adif, integrado en el Ministerio aunque con cuenta de pérdidas y ganancias propia. De hecho, las licitaciones que lleva realizadas en este tiempo equivalen a la mitad de todas las autonomías juntas. O, si se prefiere, sus más de 3.000 millones de inversión comprometida es ligeramente inferior a la de las de Andalucía, Cataluña y Madrid (3.065 millones).

El ente público que preside María Luisa Domínguez, encargado de la gestión y el desarrollo de la red ferroviaria del país -convencional y de alta velocidad- acumula ya una inversión superior a los 3.016 millones de euros (+34,1%). Eso incluye desde la mejora de los sistemas de señalización y seguridad, a la renovación de los sistemas de electrificación; aunque los proyectos más importantes que tiene en marcha en la actual son el desarrollo de los corredores Mediterráneo y Atlántico estratégicos para el transporte de mercancías en y hacia Europa y la renovación completa de la que fue la primera línea de alta velocidad españolas, la Madrid-Sevilla. Solo estos tres proyectos supondrán una inversión total de 9.000 millones de euros y contarán con financiación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea. De hecho, el 55% de la renovación de la línea entre la capital andaluza y Madrid (650 millones de inversión) correrá a cargo de los fondos europeos. Hasta el momento, según datos de la propio Adif, se han movilizado inversiones por valor de 570 millones.

Para los corredores ferroviarios, la aportación europea será de casi 700 millones; lo que permitirá que por la red ferroviaria española puedan, por fin, circular trenes de mercancías de hasta 750 metros reclamados desde hace años por la gran industria exportadora.

Los puertos aceleran

Es singularmente llamativo el crecimiento del 41% de las inversiones comprometidas por las diferentes Autoridades Portuarias integradas en Puertos del Estado. El organismo que preside Álvaro Rodríguez gestiona los 46 puertos considerados de interés general para el país, a través de 28 Autoridades Portuarias.

El ente público tiene en marcha un plan de inversiones hasta 2025 que alcanzará los 11.000 millones de euros, de los que 4.750 millones de euros corresponden a la inversión pública. En lo que va de año, Puertos del estado lleva licitados casi 341 millones.

De esta cifra, mil millones se destinarán a la mejora de los accesos ferroviarios a los puertos con el fin de mejorar la interoperabilidad en el trasiego y tráfico de mercancías.

l peso de la política

En las comunidades autónomas la licitación pública ha ido al alza en términos generales (+33,2%) aunque no siempre acordes con la evolución de sus correspondientes PIB regionales.

Más en detalle, destacan el retroceso del 26,6% en Navarra (163,8 millones licitados), en línea con una retracción de su actividad (-0,2% de PIB en el primer trimestre respecto a los tres meses anteriores) y la caída del 22,7% de la licitación pública en Andalucía (PIB estancado entre enero y marzo) que, a pesar de ello, se mantiene como la tercera autonomía con más inversión en lo que va de año (616,4 millones).

En el caso contrario, en el que la iniciativa pública pretende dinamizar la economía estaría, por ejemplo, Castilla-La Mancha cuyo PIB se redujo el 0,2% en el primer trimestre según las estimaciones realizadas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). O La Rioja, cuyo PIB se estancaba en ese periodo y cuyo gobierno decidía reducir sus inversiones en obra pública que en los ocho primeros meses lleva acumulado un avance del 26,6%.

En cambio, Extremadura y Galicia, con PIB en crecimiento (+0,4% y +0,3% respectivamente) reducen la licitación de obra el46,6% en el caso extremeño (115,5 millones licitados) y el 15,1% en el gallego que ha sacado a concurso obra pública por más de 355 millones.

La región más inversora es Madrid, que aumenta la obra pública el 116% hasta situarla por encima de los 1.591 millones de euros en los ocho primeros meses del año. Le sigue Cataluña, con 857.763 millones (+36,5%), Andalucía y la comunidad Valencia (+35,8%), con 606,5 millones.

Destacan también los fuertes crecimientos en la licitación registrados entre enero y agosto de este año en Canarias (+147% con 182,5 millones), Castilla y León (+126,1%, con casi 442 millones), Cantabria (+111,6%, casi 103 millones), Asturias (+99,4%, 119,6 millones) y Baleares (+97,1%), con más de 101 millones de euros comprometidos en obra pública.

Equipamiento social, el rey

Por tipología de obra, los equipamientos sociales son los más demandados. La construcción de colegios, institutos y demás construcciones educativas; las dotaciones sanitarias y las deportivas captan una inversión de 4.179 millones. Equipamientos administrativos, industriales y terminales (puertos y aeropuertos) se llevan otros 2.695,8 millones.

A edificación le siguen, por volumen, las inversiones en infraestructuras de transporten 6.137 millones, más dela mitad de ellos, correspondientes a obras en la red ferroviaria.

En obras hidráulicas, las diferentes administraciones del Estado han licitado algo más de 2.011 millones, de los que la mejora de redes de abastecimiento y colectores (obras eminentemente locales con importante participación de Diputaciones y Gobiernos autónomos) captan más dela mitad de la partida, 1.099 millones de euros.

El medio ambiente capta poco más de 372 millones de euros, fundamentalmente dedicados al mantenimiento de parques y jardines (165,6 millones hasta septiembre) y recuperación y prevención de incendios (108 millones). Las licitaciones de tratamiento de residuos consiguen en este periodo poco más de 98,5 millones.

Destaca la importante cifra de fondos públicos que ira destinada a obras de urbanización tanto para residencial como industrial a la que las Administraciones del Estado han destinado hasta ahora más de 3.253 millones.

Así, el reparto de los fondos públicos para el conjunto de la obra civil supera los 11.774 millones de euros; mientras la edificación capta 7.496,5 millones hasta septiembre, incluidos los más de 621 millones que se han destinado para vivienda pública.

Artículos relacionados