La ges­tora ae­ro­por­tuaria ul­tima grandes con­cursos como el de res­tau­ra­ción y duty free

Aena fía al negocio comercial su mayor crecimiento

El au­mento de gasto del tu­rismo hace subir el 4% el Ebitda de la ca­dena Meliá

Sede de Aena en Madrid
Sede de Aena en Madrid

Que el tu­rismo es una in­dus­tria clave para la eco­nomía es­pañola es una ob­vie­dad. Que el sector ha de ‘elevar' la ca­te­goría de quienes vi­sitan España, es casi una ne­ce­sidad lar­ga­mente de­man­dada por los grandes ope­ra­dores a pesar de que en ciertos des­tinos de playa aún se pro­di­guen el ‘mochileo’ y el ‘turismo de al­cohol’. Empresas como Aena y Meliá son un ejemplo claro de esta ne­ce­sidad de la eco­nomía es­pañola.

Dicho esto, la calidad del turista que visita España sigue al alza como demuestra el hecho de que los turistas internacionales han dejado en lo que va de año 9.243 millones de euros; es decir, el 83% más que en septiembre del año pasado. Eso supone un gasto medio diario de 169 euros (+22,4%). Y ello, pese a que la estancia media del viajero internacional (siete días) haya bajado 0,8 días respecto al mismo periodo del año pasado.

Y de ese aumento en el gasto se aprovechan todas las empresas del sector, como Aena que, recientemente, ha presentado su Plan Estratégico hasta 2026. La compañía que preside Maurici Lucena, además de anunciar la vuelta al dividendo este mismo año, con un pay out del 80% (los accionistas cobrarán 1,37 euros más de los previstos) y la mejora del Ebitda hasta recuperar los niveles prepandemia entre 2004 y 2005, ya vislumbra dónde basará el crecimiento de los próximos años: el negocio comercial y la actividad internacional, mientras potenciará el negocio de carga y logística con la creación de nuevas ‘ciudades aeroportuarias’.

En el área comercial, Aena espera aumentar “apreciablemente”, según el Plan Estratégico, los ingresos comerciales más del 23% al cierre del plan estratégico respecto a 2019 y el 12% sus ingresos por pasajero hasta los 5,38 euros. Una previsión que se basa en el hecho de que en lo que llevamos de año, las ventas de los comercios instalados en sus aeropuertos ya han superado los niveles prepandemia.

Además, en las últimas adjudicaciones de locales realizadas, el operador aeroportuario ha conseguido elevar el 13% las Rentas Mínimas Garantizadas (RMGAs) de 2023 (+13% sobre 2019) y espera que, en 2026, ese aumento llegue al 65%. Al cierre del tercer trimestre del ejercicio, la compañía ha obtenido más de 499 millones de beneficio (+503,4% respecto a septiembre de 2021) y unos ingresos totales de 2.915,1 millones (+65,6%), después de gestionar más de 184,2 millones de pasajeros (+140,7%).

Concurso de 18.000 millones

Solo en los 46 aeropuertos españoles, Aena cuenta con más de 200.000 metros cuadrados de superficie dedicada a espacios comerciales y de restauración. En su red internacional, a compañía tiene planes para triplicar la superficie comercial en la que tendrá micho que ver la construcción de la nueva terminal.

Para asegurar ese crecimiento serán claves los resultados concursos que saldrán en los próximos tres años, especialmente el de vehículos de alquiler, restauración y, sobre todo, el de las Tiendas Libres de Impuestos.

La licitación de Aena para adjudicar las conocidas tiendas dutty free, que es el mayor concurso del mundo en su categoría con un importe de licitación de 18.000 millones de euros en seis lotes. Aena asegura haber diseñado una estrategia que incluye “más superficie comercial, más competencia y contratos de más larga duración”. Actualmente, las duty free ocupan el 65% de la superficie comercial de los aeropuertos de Aena (más de 60.000 metros cuadrados) frente al 35% de las tiendas con productos sometidos a tributación. Según lo previsto el concurso se abrirá en el último cuatrimestre de este año y se adjudicará a mediados del último cuatrimestre de 2023 con el objetivo de que la actividad de los nuevos adjudicatarios se inicie y consolide durante 2024.

Solo en el aeropuerto Adolfo Suárez- Madrid-Barajas saldrán a concurso más de 19.000 metros cuadrados distribuidos en 55 locales con unas ventas estimadas de 1.060 millones de euros.

La tercera licitación será la de los servicios de alquiler de vehículos que incluye VTC’s como Cabify, carsharing como Wible, mantenimiento, etc. El concurso supondrá adjudicar 172 licencias a 16 operadores, con una previsión de ingresos de 175 millones de euros.

Los hoteles también suman

Meliá Hoteles ha cerrado el tercer trimestre con esa misma evolución positiva del operador aeroportuario. La compañía hotelera que dirige Gabriel Escarrer ha superado ya los niveles de actividad de antes de la pandemia con unos ingresos, en los nueve primeros meses del año, de 532 millones de euros; eso supone un crecimiento del 83% con respecto al mismo periodo del año anterior y una mejora del 3% con respecto a la facturación del tercer trimestre de 2019. El beneficio operativo, crece el 162% para situarse en los 165 millones de euros.

La actividad de los hoteles mejora el 91% respecto al mismo periodo de 2021 para llegar a los 588 millones, mientras el negocio inmobiliario, a falta del previsto plan de venta de activos, deja unos ingresos de 1,9 millones. Y ello gracias a una ocupación del 61,7% que representa una subida del 40% respecto al mismo periodo del año pasado aunque se queda aún un 7% por debajo de la de 2019.

Con todo, los ingresos por habitación de la compañía mejoran el 40% en términos interanuales hasta situarse en 89,8 euros. Una cifra que es el 11% más alta que la del mismo periodo de 2019. Esta mejoría esta claramente favorecida por unos precios que, respecto a las tarifas de antes de la pandemia, han crecido el 17%.

Pero esta subida de precios no ha sido lineal. En hoteles vacacionales de España el incremento se sitúa un +22% por encima de 2019, aunque ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla, con más dependencia de los congresos y eventos todavía siguen por debajo de niveles de antes de la pandemia. En el resto de Europa, las zonas más dependientes de viajes de negocios lastran aún la ocupación del grupo. Aunque en mercados como Canarias, Cabo Verde, México y la República Dominicana, reflejan esa mejora en la calidad del turista con una mayor demanda de habitaciones superiores y suites, que permite a la empresa aumentar su tarifa media.

Artículos relacionados