BOLSA

Tubos Reunidos, con buenas cartas

La co­ti­za­ción de Tubos Reunidos ha dado un giro ra­dical en este mes de no­viem­bre, pa­sando de su­frir im­por­tantes pér­didas anuales a volver a te­rreno po­si­tivo. Un salto de ca­lidad pro­vo­cado por las ex­ce­lentes ex­pec­ta­tivas sobre sus re­sul­tados del tercer tri­mestre des­pués de volver a la senda del be­ne­ficio en la pri­mera mitad del año.

La compañía especializada en tubos sin soldadura está sabiendo jugar a la perfección a dos bandas en el actual escenario energético. De este modo, está aprovechando la creciente demanda de sus productos procedentes del mercado energético tanto de las renovables como de las de origen fósil.

El compromiso de descarbonización y de independencia energética está impulsando los proyectos de energía limpia, un mercado donde Tubos Reunidos tiene cada vez más presencia. Al tiempo, está volviendo a recoger la recuperación de su mercado tradicional con la subida de los precios del gas y del petróleo, donde mantiene una alta cuota de mercado.

A ello se ha sumado la retirada de aranceles a las importaciones de tubos lograda tras la llegada de la administración Biden, dándole la oportunidad de recuperar la cuota de mercado que en el caso de Estados Unidos supone el 46 % de sus ventas frente al 42 % de Europa.

Factores que han permitido a Tubos Reunidos volver a presentar beneficios en la primera mitad del año después de años en números rojos. El beneficio a junio se elevó a 1,9 millones de euros gracias a multiplicar por más de dos la facturación con unos ingresos de cerca de 244 millones de euros.

La cartera de pedidos se ha situado así en uno de los mejores momentos de su historia, 277 millones, impulsada en buena medida por la recuperación de los precios provocados por la inflación. Una moneda de dos caras, pues la compañía también ha tenido que capear los mayores costes de producción por el aumento de los precios de la energía.

De este modo, las expectativas para este año se han disparado en las últimas semanas. De tocar mínimos anuales por debajo de los 0,22 euros a finales de octubre, el valor ha pasado a tantear la cota de los 0,3 euros, del orden de un 30 % de subida en poco más de dos semanas. En este nivel encuentra una fuerte resistencia, pero de superarla cabría esperar un avance adicional del 20 % que confirmaría una fase alcista similar a la vivida en 2021.

Artículos relacionados