La ma­triz aporta ma­yores ga­ran­tías y li­quidez a la eléc­trica ante la vo­la­ti­lidad de los mer­cados

Endesa recibirá 5.000 millones de Enel en forma de crédito para afrontar compras de gas

Bogas (CEO) ha anun­ciado que no se plan­tean llevar a cabo re­compra de ac­ciones

JJosé Bogas, CEO Endesa en la JG 2022.
JJosé Bogas, CEO Endesa en la JG 2022.

Endesa ha apro­bado en junta ex­tra­or­di­naria una fi­nan­cia­ción de 5.000 mi­llones de euros que re­ci­birá de la ma­triz Enel que apor­tará a la eléc­trica ma­yores ga­ran­tías y po­si­bi­li­tará una mayor li­quidez para afrontar fu­turas com­pras de gas. El con­junto de ope­ra­ciones fi­nan­cieras vin­cu­ladas con el grupo Enel su­pera los 5.600 mi­llones de eu­ros. La eléc­trica des­carta, de mo­mento, llevar a cabo re­compra de ac­cio­nes.

El consejero delegado y CEO de Endesa, José Bogas, ha reiterado ante los accionistas presentes que las medidas operativas y financieras aprobadas tienen carácter preventivo, ante la fuerte volatilidad que están sufriendo los precios del gas en los mercados internacionales. Una situación que ha venido provocada por la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Según Bogas, el crédito de 5.000 millones de euros facilitará a la energética la flexibilidad necesaria, en el caso de que se produzcan en el corto plazo nuevas situaciones de volatilidad extrema en los mercados energéticos. “Todo ello está dentro del marco habitual de ejecución de operaciones vinculadas con nuestra matriz Enel”, ha comentado.

Requerimientos de garantías

El máximo ejecutivo ha resaltado que el conflicto de Ucrania ha generado problemas de suministro de gas y ha obligado a modificar no solo los contratos de abastecimiento sino también a buscar nuevos mercados y países suministradores, centrados especialmente en Estados Unidos. Tal situación ha llevado también a Endesa a fortalecerse financieramente. En este caso, la eléctrica ha optado por acudir al accionista mayoritario Enel. “Se trata de establecer un marco de precaución y cubrir posibles requerimientos de garantías ante futuras compras de gas”, ha resaltado.

Concretamente, Endesa ha planteado dos operaciones financieras en forma de línea de crédito a 12 meses. Una primera de 3.000 millones concedida por Enel Finance internacional. Y una segunda de 2.000 millones de euros en forma de emisión de garantías sobre obligaciones de Endesa Generación, con una duración hasta el 30 de junio de 2023.

La junta ha probado además la renovación de un acuerdo de gestión conjunta de buques metaneros y de los contratos de suministro de Gas Natural Licuado (GNL) procedentes de Estados Unidos entre Endesa Energía y Enel Global Trading para 2023 y ampliación para 2022 por un importe de unos 210 millones de euros.

Los accionistas han ratificado además la compraventa de GNL entre Enel Global Trading y Endesa Energía para 2023 por otros 290 millones de euros y la adquisición de dos buques metaneros de GNL a Enel Generación Chile para 2024 por 121 millones de euros.

Medidas para nada especulativas

El consejero delegado ha negado que todas las operaciones sean especulativas sino que están encaminadas a reducir riesgos de la eléctrica ante la situación de incertidumbre de los mercados y los elevados precios del gas.

En el turno de preguntas, uno de los accionistas presentes en la junta ha advertido de los riesgos que la compañía estaba adquiriendo con una deuda que en los últimos meses se ha disparado. La deuda neta de la filial de Enel asciende a 11.149 millones de euros, lo que supone un crecimiento de 2.343 millones (+26,6%) respecto al cierre de 2021.

La compañía explica este aumento por el volumen que han representado las inversiones y que han ascendido a 1.583 millones de euros y el pago de dividendo, compensados parcialmente por el flujo libre de caja de 600 millones logrado en los nueve primeros meses del año.

La ratio de apalancamiento (deuda neta respecto al Ebitda) se sitúa en 2,3 veces. El coste de la deuda se mantiene bajo, con un interés medio de 1,1%. Las cifras de deuda bruta muestran, por su parte, el impacto de la volatilidad extrema registrada en el tercer trimestre de este año en el mercado internacional del gas, situándose en 21.000 millones desde los 14.300 millones registrados a final del primer semestre del año.

Bogas ha reiterado que espera que a final de año el apalancamiento de la energética se menor. Asimismo, ha anunciado que no se espera que vayan a realizarse recompra de acciones.

La empresa presentará el próximo 23 de noviembre la actualización del plan estratégico del grupo, que estará centrado básicamente en la apuesta por las renovables. La compañía tiene una potencia instalada de 8.500 megavatios sobre un parque generador total de 16.99 MW de la península ibérica. La cartera de proyectos renovables supera los 80.000 MW.

La eléctrica ha logrado unos beneficios hasta septiembre de 1.651 millones de euros, lo que supone un crecimiento de un 13,2% en un momento en que los precios de la energía se han disparado. En los primeros nueve meses del año, los ingresos alcanzaron los 24.620 millones, frente a los 10.354 millones obtenidos en igual periodo de 2021.

Artículos relacionados