Monitor de Innovación

El mag­nate sube la sus­crip­ción 'premium' a la pla­ta­forma hasta los 8 euros

Claves para seguir el 'terremoto Musk' en Twitter

El nuevo dueño per­sigue más fun­cio­na­lidad de texto largo y mo­ne­ti­za­ción de con­te­nidos

twitter
twitter

El em­pre­sario ico­no­clasta Elon Musk irrumpió en la sede de Twitter con una pa­lan­gana y mu­chas ganas de dejar su firma en la que ha sido, hasta ahora, la red so­cial más fa­mosa -y pro­ba­ble­me­nete, in­fame- de la his­to­ria. La ad­qui­si­ción de la pla­ta­forma por parte del mag­nate sud­afri­cano ha ca­ta­li­zado una cas­cada de acon­te­ci­mientos que van desde desde los miles de des­pidos -supuestamente, mu­chos de ellos sin las de­bidas ga­ran­tías la­bo­ra­les- hasta nuevas fun­ciones para los usua­rios que per­filan una nueva era para el 'pajarito'.

¿Pagar por usar Twitter? Parece una locura que va contra los mismos fundamentos de la plataforma, pero lo cierto es que no es nada nuevo. Todo lo que ha hecho Musk es subir a 7,99 dólares (8 euros al cambio actual) el servicio Twitter Blue, esto es, la versión 'premium' de la red social. Todo el que quiera mantener la suscripción deberá pagar ese precio.

Twitter Blue es una suscripción mensual que te ofrece a las personas más activas en Twitter el acceso exclusivo a funciones extra. Algunas de ellas incluyen herramientas de navegación personalizada, íconos de app o elementos cosméticos para la interfaz.

El multimillonario ha confirmado que el encarecimiento llegará con utilidades nuevas, pero diversos problemas relacionados con la verificación de cuentas han retrasado su puesta de largo. La implantación definitiva del nuevo Twitter Blue está prevista para finales de noviembre.

Musk planea, por tanto, acentuar el carácter 'freemium' (free+premium) de Twitter, en sintonía con la política de otras redes sitios de ocio y contenidos.

Tweets mejor 'equipados'

El nuevo timón de la compañía traerá también novedades en los elementos accesorios a los 'tweets': se implementará la opción de adjuntar textos largos en las publicaciones para hacer más rápida, fácil y comprensiva la adición de complementos informativos. El fundador de Tesla pretende así poner fin al "absurdo de las pantallas del bloc de notas", adelantando que la solución se perfila como "algo así" como un servicio propio de 'notebook'. Las otras patas de la revolución: monetización, vídeos...

La metamorfosis de la plataforma brindará nuevas oportunidades a los creadores para sacar provecho de su trabajo, con nuevas vías de monetización de contenidos. Aunque aún no se conocen los detalles de esta iniciativa, el propio Musk anunció que a fines del presente mes aportará más información.

El lavado de cara alcanzará al motor de búsqueda, deficiente según la nueva dirección, y a las funciones de vídeo, sobre las que se están realizando sondeos para conocer los deseos de los usuarios. Los pasos apuntan a una segunda oportunidad para la extinta plataforma de vídeo Vine, con un nuevo modelo de pagos del que también se beneficien los autores.

Artículos relacionados