COYUNTURA

La OCDE confirma los peores presagios sobre las principales economías

Los in­di­ca­dores com­puestos del or­ga­nismo alertan de la des­ace­le­ra­ción eco­nó­mica ge­neral

OCDE
OCDE

Los in­di­ca­dores prin­ci­pales com­puestos (CLI) de la OCDE, di­señados para an­ti­cipar puntos de in­fle­xión y fluc­tua­ciones eco­nó­mi­cas, apuntan a una des­ace­le­ra­ción del cre­ci­miento en el área de la OCDE y en la ma­yoría de las prin­ci­pales eco­no­mías. Según los datos de oc­tu­bre, pu­bli­cados este miér­co­les, los CLI se man­tienen por de­bajo de su ten­dencia en las prin­ci­pales eco­no­mías de la OCDE de­bido a la alta in­fla­ción, el au­mento de las tipos de in­terés y la caída de los pre­cios de las ac­cio­nes.

Así, los CLI continúan anticipando la "pérdida de impulso" en el crecimiento de Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, así como en la eurozona en su conjunto, incluidos Alemania, Francia e Italia. Por el contrario, en Japón, el CLI sigue apuntando a un crecimiento estable.

Entre las principales economías emergentes, los CLI reflejan señales "mixtas". El CLI de China muestra en octubre signos de estabilización gracias a la producción de vehículos de motor y acero, aunque se mantiene por debajo de la tendencia.

La OCDE también aprecia señales similares en Brasil, donde el CLI se ve impulsado por los precios de las acciones. Por otro lado, el CLI para India apunta a que el crecimiento pierde fuelle debido a las contracciones de los indicadores monetarios.

Los CLI de la OCDE son indicadores cíclicos basados en una variedad de indicadores prospectivos, como pedidos, permisos de construcción, indicadores de confianza, tipos de interés a largo plazo y registros de automóviles nuevos.

Dadas las incertidumbres relacionadas con el impacto de la guerra en Ucrania, especialmente en los mercados energéticos, la OCDE avisa de que los componentes del CLI podrían estar sujetos a fluctuaciones mayores de las habituales.

Artículos relacionados