BOLSA

Urbas, ases en la manga

La dis­tor­sión pro­vo­cada por los re­sul­tados ex­tra­or­di­na­rios lo­grados el año pa­sado ha pro­vo­cado una mala in­ter­pre­ta­ción de los be­ne­fi­cios de Urbas en este primer se­mes­tre, a juicio de los ana­lis­tas. Este des­ajuste ha anu­lado la ten­dencia al­cista del mes de agosto al calor de las acuerdos e in­cor­po­ra­ciones rea­li­zadas por el grupo.

El beneficio de la compañía al cierre del primer semestre ha sido de 16 millones de euros. Un 46 % inferiores a los 30 millones de ganancias contabilizados en junio de 2021 debido a los extraordinarios financieros logrados tras el proceso de reestructuración. Pero al contrario de la primera reacción de mercado, estos no han sido nada malos.

De hecho, los ingresos entre enero y junio de este año han alcanzado una cifra récord de 161 millones de euros, lo que supone duplicar las ventas de hace un año. Un espectacular crecimiento apoyado en la mejora de la eficiencia operativa y financiera generada por las sinergias de las nuevas adquisiciones y la ampliación del perímetro de negocio.

Aspectos que el mercado no ha recogido en un momento de preocupación general del mercado por la grave situación económica y geopolítica global.

En condiciones normales, tanto por resultados y expectativas de crecimiento como por estrategia, la acción debería estar moviéndose en sus niveles más altos desde que se puso en marcha el proceso de reestructuración y reordenamiento de la deuda. Es decir, sobre los 0,024 euros por acción como mínimo, apuntan en algunos foros económicos.

Y eso sin contar con los numerosos ases que se guarda Urbas bajo la manga en materia de adquisiciones y puesta en marcha de nuevos negocios en su objetivo de alcanzar unos ingresos este año de 400 millones de euros y de más de 1.000 millones de euros en 2025.

Artículos relacionados