La ren­ta­bi­lidad del ne­gocio de cons­truc­ción cae un 40% du­rante la pan­demia

Ferrovial salvará 2022 a duras penas gracias a sus autopistas

El ne­gocio vial, va­lo­rado en 15.000 mi­llo­nes, cre­cerá por los trá­ficos y el tipo de cambio con el dólar

Sede de Ferrovial
Sede de Ferrovial

El ne­gocio de au­to­pistas es hoy, como lo fue dé­cadas atrás el de ae­ro­puer­tos, el gran sal­va-e­jer­ci­cios de Ferrovial. La cons­truc­tora que pre­side Rafael del Pino, una de las más im­permea­bles del mer­cado y del sec­tor, tendrá esta ac­ti­vidad como su ne­gocio es­trella en 2022 a pesar del tras­piés que se es­pera en la ac­ti­vidad de cons­truc­ción. Las au­to­pis­tas, que Ferrovial ges­tiona a través de su fi­lial Cintra, ge­ne­rarán en los pró­ximos dos años un be­ne­ficio ope­ra­tivo (Ebitda) que cre­cerá por en­cima de 8%.

Este crecimiento se basará, sobre todo, en sus negocios en Estados Unidos gracias al favorable tipo de cambio dólar/euro, ya que más del 80% del beneficio operativo se genera en ese país.

A ello hay que añadir la fuerte recuperación de los tráficos en sus concesiones y el proceso acelerado de maduración de activos con los que el crecimiento (pese al escaso dinamismo que se prevé para este final de año) para el periodo 2021-2024 se situará en el entorno del 20% anual.

Una de sus autopistas estrella es la ETR407 (108 kilómetros en paralelo al anillo de circunvalación de Toronto -Canadá-) donde la compañía española ha invertido más de 3.350 millones de euros, cerrará este año con unos tráficos que serán apenas el 13% inferiores a los niveles prepandemia lo que da idea de la fortaleza de dicho activos como generador de caja y resultados.

La ETR 407 es un activo que, tras 23 años en actividad (se inauguró en 1999) puede considerarse ya plenamente consolidado y en la fase de generación de caja y beneficios. Su concesión concluye en 2098.

La actividad de autopistas cerró el ejercicio pasado con 415 millones de euros de Ebitda que, según las previsiones de Intermoney Valores (IMV), alcanzará los 544 millones este año (+31%).

Frente a ello, Ferrovial Construcción, actividad que aporta el 23% del beneficio operativo del grupo, se enfrenta a un serio problema de reducción de márgenes. De hecho, este área de negocio volvió a tener Ebitda negativo en la primera mitad del presente ejercicio: -33 millones de euros que representan una caída del 40% en el Ebitda de la división.

Según destaca IMV, Ferrovial Construcción “no parece dejar atrás los contratos onerosos, por lo que esperamos que vuelva a terreno positivo realmente solo en 2024”. A ello hay que añadir el efecto del alza de precios de materias primas, también muy significativa para Budimex (la mayor constructora de Polonia); lo que recorta ampliamente la rentabilidad del negocio cuya vuelta a los niveles de rentabilidad que arrojó en 2021 no se esperan hasta, al menos, 2024.

Construcción cerró el año pasado con un beneficio operativo de 245 millones de euros. Las previsiones para este año lo sitúan en 185 millones; lo que representa una caída en la rentabilidad constructora del 24,5%.

En términos de ingresos (+8% en el primer semestre), la previsión tampoco es demasiado halagüeña dado que la cartera de contratación ha caído durante el primer semestre del año. El dato es especialmente relevante si se tiene en cuenta que Construcción genera el 90% de los ingresos.

Con todo, las previsiones de los analistas sitúan el ejercicio 2022 como un año en el que los ingresos totales de Ferrovial pueden alcanzar los 7.551 millones (+11,4% sobre 2021); el Ebitda, los 706 millones (+18,4%); mientras el cash flow crecerá el 18,3% hasta los 980 millones; aunque el resultado neto registrará una importante caída superior al 68%.

La deuda financiera neta al final de año se situará en torno a los 5.301 millones lo que supone una ratio de deuda sobre Ebitda de 7,5 veces.

Joyas en cartera

Los analistas de IMV sitúan el precio objetivo de la acción de Ferrovial en los 24 euros con un potencial de revalorización del 4% y una rentabilidad por dividendo del 3%. Con esa valoración, el PER del valor supera las 44,6 veces.

La compañía cerró en Bolsa el mes de septiembre valorada en 23,39 euros por título, lo que da una capitalización bursátil superior a los 17.250 millones.

Frente a ello, los analistas de IMV dan a Ferrovial un valor de empresa de 21.450 millones de euros que, negocio a negocio es, lógicamente, mayor aún. De hecho Construcción se valora en los 1.293 millones de euros mientras Autopistas alcanza los 15.033 millones de euros. De ellos, sólo la autopista canadiense ETR4007 y la participación en el aeropuerto londinenses de Heathrow sitúan su valor de empresa en los 8.112 millones.

Visto de otro modo, de los 24 euros en que se valora la acción de Ferrovial, tel conjunto de la actividad de Construcción supone diez euros mientras la autopista de Toronto y el primer aeropuerto londinense otros once euros; otras partici

Artículos relacionados