Vueling su­pera a Iberia en EBITDA en el tercer tri­mes­tre, con 259 mi­llones de euros

IAG recupera las ventas de antes del Covid pese a tener el 20% menos de capacidad

El grupo que di­rige el es­pañol Luis Gallego gana en ren­ta­bi­lidad a sus grandes ri­va­les, Lufthansa y Air France-KLM

Vueling
Vueling

IAG, el con­glo­me­rado ae­ro­náu­tico que con­trola Bristish Airways, las es­pañolas Iberia, Vueling y Level -low cost- y la ir­lan­desa Air Lingus ha re­cu­pe­rado al cierre de sep­tiem­bre, el nivel de ventas de antes de la pan­de­mia. Con unos in­gresos de 16.680 mi­llones de eu­ros, el grupo re­cu­pera di­chos ni­veles en prác­ti­ca­mente todas sus lí­neas de ne­go­cio.

Tal como destaca su consejo delegado, el español Luis Gallego, “la demanda en el segmento vacacional es particularmente fuerte y sus ingresos han recuperado los niveles de pre-pandemia. Los viajes de negocios continúan recuperándose de manera constante”.

El beneficio antes de impuestos, tal como anticipó hace unos días el propio grupo IAG, alcanzó los 1.206 millones. La cifra representa una importante recuperación respecto a las pérdidas de un año antes (485 millones); aunque aún por debajo de los 1.425 millones de EBIT que obtuvo en el tercer trimestre de 2019.

Solo en el tercer trimestre, el grupo ha conseguido unos ingresos totales de 7.329 millones de euros (+171% en términos interanuales). De ellos, 6.416 millones corresponden a ingresos por pasajero(-1% respecto al mismo periodo de 2019); 373 millones a carga (+39%) y 540 millones a “Otros ingresos” (+7%).

Esta evolución sitúa a IAG como el grupo aeronáutico líder en rentabilidad en Europa en el trimestre, con un beneficio neto de 853 millones, por delante de Lufthansa (809 millones) y Air France-KLM (460 millones). Los márgenes de IAG (16%) supieran también a los del grupo franco-holandés (13%) y los de la compañía alemana (11%). Y todo ello pese a que por volumen de ventas IAG es el tercero del ranking trimestral (7.329 millones), por detrás de Lufthansa (10.068 millones) y Air France-KLM (8.112 millones).

La deuda neta baja en lo que va de año en 609 millones para situarse en 11.058 millones de euros. La liquidez total alcanza los 11.986 millones a lao que hay que añadir

El margen de beneficio cifrado en el16,5% tras nueve meses de ejercicio, se mantiene aún 300 puntos básicos por debajo de los niveles pre-Covid. El fuerte aumento de los costes de combustible (+12% respecto a 2019) está detrás de este deterioro, aunque IAG ha podido reducir el impacto de la subida del 90% en el precio del combustible desde el tercer trimestre del año pasado hasta el 55%.

Las cifras del tercer trimestre (ventas de 7.329 millones) están casi el 1% por encima de las del mismo periodo de 2019. En términos de oferta (Asientos por Kilómetro Ofertados, o AKO’s) la capacidad de IAG se ha situado en el 75,3% de la capacidad operada en los primeros nueve meses de 2019.

Con todo, el coeficiente de ocupación de pasajeros ha alcanzado el 81,3% en los primeros nueve meses de 2022, con incrementos a lo largo del ejercicio; lo que sitúa al grupo solo 0,7 puntos por debajo de lo registrado en el tercer trimestre de 2019.

Y ello, a pesar de las restricciones impuestas en el aeropuerto de Londres Heathrow (hub de British Airways, la mayor compañía del grupo) y de que la red de Asia-Pacífico, fundamental en la aerolínea británica, sigue “en gran medida cerrada”.

Vueling hace de locomotora

La evolución durante los nueve primeros meses del año dejan a las filiales españolas como las únicas del grupo IAG con crecimientos positivos en ingresos y beneficio operativo (Ebitda).

El cierre de septiembre sitúa a Vueling como la filial de mayor crecimiento. La compañía con base en Barcelona aumenta sus ingresos el 15% sobre los registrados en el mismo periodo de 2019, para situarse por encima de los 1.021 millones de euros. En términos de beneficio operativo, los 259 millones de Ebitda (+13% respecto a 2019) la sitúan como la locomotora de la rentabilidad del grupo aeronáutico. Su margen de Ebitda en el tercer trimestre se sitúa en el 25,4%.

La sociedad, presidida por Marco Sansavini ha conseguido estos resultados gracias a haber sido la única del grupo IAG que ha operado con una capacidad un 3% superior a la de antes de la pandemia. Para el último trimestre del año Vueling prevé conseguir una capacidad del 115% que situaría el conjunto del ejercicio 2022 al 100% de lo operado en el año del Covid. Una línea de crecimiento que se mantendrá en el primer trimestre de 2023, periodo en el que Vueling espera conseguir operar al 120% de su capacidad.

Por ritmo de crecimiento le sigue Iberia. La filial dirigida por Javier Sánchez-Prieto logra en el periodo unos ingresos de 1.636 millones (+3% sobre el tercer trimestre de 2019). Su beneficio operativo de 246 millones; aunque queda aún un 9% por debajo de los de 2019, dejan un margen de Ebitda del 15%.La compañía española mantiene una capacidad del 90% en los nueve primeras meses del año que, según sus previsiones, alcanzará el 95% en el cuarto trimestre para dejar el conjunto del ejercicio en el 85%. Para el primer trimestre de 2023, la previsión es alcanzar el 105% de capacidad.

Por tipología de billetes, los ingresos de clase turista Iberia superaron los niveles de 2019 en un 20% en el tercer trimestre especialmente por la fortaleza de la compañía en los mercados doméstico, europeo y de América del Norte.

En clase business, los ingresos del negocio premium de Iberia aumentan hasta el 80% de los niveles registrados en 2019.

British, lastrada por su base

Las restricciones del aeropuerto londinense de Heathrow son la gran rémora que debe afrontar el gigante aeronáutico británico cuyos ingresos (3.357 millones) se quedan aún un 7% por debajo de las cotas previas a la pandemia. De hecho, los problemas operativos en su aeropuerto-base son la causa fundamental -junto a las restricciones en el mercado Ásia-Pacífico- de que la compañía dirigida por Sean Doyle haya operado al 74% de la capacidad que tenía antes de la pandemia. El grupo espera que la compañía cierre el año 2022 con un 70% de capacidad para alcanzar el 90% en el primer trimestre del próximo año.

El resultado operativo se ha situado, tras nueve meses de ejercicio, en 411 millones; lo que supone un 34% menos que en el mismo periodo de 2019. Eso coloca a British Airways como la compañía de IAG que más beneficio operativo genera aunque su margen de Ebitda (12,2%) es el peor del grupo.

La compañía más pequeña del grupo aéreo, la irlandesa Air Lingus, logra en este periodo unos ingresos de 661 millones con un Ebitda de 139 millones. Sin embargo, las cifras muestran sendos retrocesos del del 4% y del 17% respectivamente con respecto al mismo periodo de 2021. La compañía dirigida por Lynne Embleton ha conseguido una importante recuperación e su capacidad hasta la capacidad hasta el 90% de la que tenía antes del Covid y espera alcanzar el 100% en el cuarto trimestre para situar su ratio del año en el 85%. Air Lingus prevée conseguir el 105% de capacidad en el primer trimestre de 2023.

Artículos relacionados