La ren­ta­bi­lidad (RoTE) se sitúa aún por de­bajo del coste de ca­pi­tal, en el 8,4%

CaixaBank aumenta el 17,7% su beneficio a octubre hasta los 2.457 millones

a en­tidad capta más de 11.000 mi­llones en nuevos re­cursos de clientes y au­menta el 14% su margen de ex­plo­ta­ción

Gonzalo Gortázar, CaixaBankak.
Gonzalo Gortázar, CaixaBankak.

ai­xa­Bank ha ce­rrado los nueve pri­meros meses del año con un in­cre­mento del 17,7% en tér­minos ho­mo­gé­neos, en su be­ne­ficio neto atri­buido, con 2.457 mi­llones de eu­ros. La en­tidad que di­rige como con­se­jero de­le­gado Gonzalo Gortázar, ha con­se­guido esta evo­lu­ción gra­cias al au­mento en la ac­ti­vidad co­mer­cial y en los aho­rros de costes de­ri­vados de la fu­sión. Aún así, la ren­ta­bi­lidad sobre re­cursos pro­pios se sitúa en el 8,7% aún por de­bajo del coste de ca­pi­tal.

No obstante, el aumento contable del beneficio sería aún mayor, si no se consideran los efectos extraordinarios de la fusión y se situaría en el 21,5%, según informó la entidad que preside José Ignacio Goirogolzarri iy cuyo consejero delegado es Gonzalo Górtazar.

Sin embargo, si se consideran los impactos de la fusión el resultado baja un 48,8% en términos interanuales dado que, en septiembre del año pasado, CaixaBank se anotó extraordinarios de 4.300 millones por fondo negativo de comercio (badwill) y otros conceptos que colocaron sus beneficios en los 4.801 millones.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha resaltado que “en un año marcado por la ejecución de la integración, la entidad ha vuelto a demostrar su fortaleza comercial, lo que, unido a la obtención de sinergias de costes, nos permite elevar un 17,7% el resultado en base comparable”.

Crece la actividad y el margen

Gortázar ha destacado la evolución del negocio y el hecho de que “en recursos de clientes, y pese a la volatilidad de los mercados, hemos conseguido atraer casi 11.000 millones de euros en suscripciones netas de activos bajo gestión, seguros de ahorro y depósitos”.

“Precisamente -añade- el dinamismo del segmento de ahorro a largo plazo y los seguros de protección han propiciado un incremento de nuestros ingresos, pese a que el margen de intereses todavía ha registrado una leve caída”.

El consejero delegado de la entidad subraya, además, que “afrontamos los próximos trimestres con una elevada fortaleza financiera que nos permitirá ayudar a la sociedad en el actual contexto de incertidumbre, en línea con lo reflejado en nuestro nuevo propósito de marca: Estar cerca de las personas para todo lo que importa”.

Si se compara el beneficio de los tres trimestres con la suma proforma de Bankia y CaixaBank en el mismo periodo del año anterior sin los extraordinarios de la fusión, los ingresos suben el 2,7% en términos interanuales hasta los 8.647 millones de euros.

La caída del margen de intereses (-0,4%) y de los ingresos de participadas (-34,7%) se compensan por la evolución positiva del resto de ingresos (+6,9%), apoyados por la elevada actividad comercial. El margen bruto crece en el periodo el 2,7% al tiempo que la reducción de los gastos de administración y amortización (-5,9%) permiten un importante crecimiento del 14% en el margen de explotación sin extraordinarios.

En la partida de ingresos por dividendos (132 millones de euros entre enero y septiembre) se incluyen, en el segundo trimestre, los dividendos de Telefónica y BFA por 38 y 87 millones de euros, respectivamente (51 y 98 millones de euros en 2021).

Por su parte, los resultados atribuidos de entidades valoradas por el método de la participación se sitúan en 207 millones. En su evolución interanual (-43,5%) inciden, entre otros factores, la salida de la caja de ahorros austriaca Erste Group Bank y que desde enero del presente año Bankia Vida se consolida por el método de integración global.

Mejoran las comisiones

Las comisiones recurrentes aumentan el 2,1% en tasa interanual debido, fundamentalmente a ese aumento en la actividad del banco y de las operaciones de medios de pago, que compensan el impacto de la unificación de los programas de fidelización de clientes de CaixaBank y Bankia.

Por el lado de los costes, en lo que va de año CaixaBank ha conseguido reducir sus gastos de administración y amortización recurrentes el 5,9% en términos interanuales debido sobre todo a las sinergias generadas por la fusión. Los gastos de personal caen el 8,5% como consecuencia de las bajas incendiadas incluidas en el Acuerdo Laboral. En paralelo, los gastos generales se reducen otro 6,6%.

Más crédito con la mora en mínimos

El ejercicio ha estado marcado por un crecimiento del crédito tanto en el mercado de particulares como en el de empresas. La cartera de crédito sana (sin saldos dudosos) aumenta en 11.491 millones; lo que representa un alza del 3,4% en el año, hasta situarse en 351.462 millones. En particular, la cartera sana de empresas crece el 7%, mientras en consumo sube el 3,6% y en hipotecas, el 0,8%.

En nueva producción, la intensa comercialización de hipotecas ha permitido duplicar el número de créditos concedidos respecto al mismo periodo de 2021, con 10.527 millones de euros, impulsadas por MyHome, el ecosistema de soluciones de CaixaBank con todo lo necesario para el hogar.

Con ello, la cuota de nueva producción de hipotecas en España se sitúa en el 23%, especialmente en préstamos a tipo fijo, como elemento que da seguridad al cliente de lo que va a pagar durante toda la vida del préstamo.

De hecho, en los últimos siete años, el 72% de la cartera para adquisición de vivienda se ha formalizado a tipo fijo, y supera el 90% en los nueve primeros meses de este año.

Por su parte, en crédito al consumo la cartera crece en 7.681 millones de euros entre enero y septiembre de 2022, lo que supone un aumento del 23% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

En el ramo de empresas, la nueva producción en estos nueve primeros meses roza los 32.000 millones de euros, con un incremento del 47% en tasa interanual, gracias a un modelo próximo y especializado para acompañar al tejido industrial.

Esta mayor concesión de créditos se conjuga con una nueva bajada en la ratio de mora hasta el 3% y se sitúa en niveles mínimos que no se alcanzaban desde 2008. Los saldos dudosos caen hasta los 11.643 millones tras la buena evolución de los indicadores de calidad de activo y la gestión activa de la morosidad, que se reducen en 1.991 millones de euros en el año (782 millones en el trimestre).

Líder en suscripción de fondos

Los recursos totales de clientes se sitúan en 612.504 millones (caen un 1,2% en el año, si bien crecen un 1,8% sin el efecto mercado). Por su parte, los activos bajo gestión alcanzan los 144.133 millones de euros.

Eso supone una reducción del 8,8% en el año y del 0,8% en el trimestre provocada por la fuerte volatilidad en los mercados.

Pese a ello, el banco ha captado nuevos recursos netos por valor de 10.948 millones. Con ello, CaixaBank lidera las suscripciones netas de fondos en el mercado español y aumenta su cuota de mercado en los principales productos de ahorro a largo plazo.

La creciente actividad comercial de la entidad pasa, además, por la ampliación de su catálogo de productos. Por ejemplo, CaixaBank ha lanzado MyBox Jubilación, un servicio donde el cliente establece un capital objetivo para la jubilación y un plan de ahorro mensual para alcanzarlo, que combina la liquidez y las ventajas fiscales con la protección familiar.

El coste del riesgo en los últimos doce meses se mantiene en niveles reducidos (0,23%).

Los fondos para insolvencias se sitúan a cierre de septiembre en 7.867 millones; mientras la ratio de cobertura sube cinco puntos hasta colocarse en el 68%. Gracias a ello, se reducen las dotaciones para insolvencias (-11,1%) y otras dotaciones (-45,7%).

No obstante, dadas las incertidumbres macroeconómicas, CaixaBank mantiene un fondo colectivo de provisiones por importe de 1.257 millones de euros, que se ha mantenido estable en el trimestre.

En cuanto a la evolución de los préstamos parcialmente avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), un 28% del total ya ha sido amortizado o cancelado. Del resto, el 95% está ya amortizando principal y tan solo el 4,4% está clasificado como morosidad.

Elevada posición de capital y liquidez

CaixaBank ha mantenido su sólida posición de capital y liquidez a lo largo del año. La ratio de solvencia CET1 se sitúa en el 12,4% (12,1% sin aplicación de los ajustes transitorios de IFRS9) tras el impacto extraordinario del programa de recompra de acciones Share BuyBack (-83 puntos básicos, por la deducción total del importe máximo autorizado de 1.800 millones).

Frente a esto, la entidad ha logrado una generación orgánica de capital en los nueve primeros meses del ejercicio de 92 puntos básicos. Además de esta fortaleza de capital, la entidad cuenta con una estructura holgada y cómoda de liquidez; con unos activos líquidos totales de 141.981 millones de euros y un Liquidity Coverage Ratio (LCR) del 276%, muy por encima del mínimo regulatorio requerido del 100%.

Compromiso social

La fortaleza financiera que refleja el resultado de CaixaBank en los primeros nueve meses del ejercicio permite respaldar el compromiso de la entidad de apoyar a sus clientes y a la sociedad en general, algo que forma parte del ADN del Grupo.

En el día a día, este compromiso social de la entidad se refleja, entre otros aspectos, en el fomento de la inclusión financiera a través de la red de oficinas y cajeros más extensa de España. CaixaBank está presente en más de 2.200 municipios, con el compromiso de no abandonar poblaciones. En 470 es la única entidad bancaria y otras 626 localidades están atendidas presencialmente con ofimóvil.

Además, ha puesto en marcha soluciones específicas para los colectivos más vulnerables: 357.000 clientes tienen una cuenta social sin comisiones. En los últimos diez años, la entidad ha efectuado el 35% de las operaciones del sector acogidas al Código de Buenas Prácticas hipotecario.

El apoyo de la entidad a la sociedad se articula también a través de MicroBank, el banco social de CaixaBank, líder en Europa en la concesión de microcréditos; impulsando el empleo y la educación mediante la labor de CaixaBank Dualiza, y con el programa de voluntariado corporativo, entre otras iniciativas.

Artículos relacionados