La en­tidad cierra el tercer tri­mestre con be­ne­ficio ré­cord 7.316 milllo­nes, un 25% más

El Santander, pendiente del BCE para amortizar anticipadamente 60.000 millones en TLTRO

El CEO, José Antonio Álvarez, des­taca la fuerte com­pe­tencia en hi­po­tecas y em­presas en España

José Antonio Alvarez, CEO Santander.
José Antonio Alvarez, CEO Santander.

La reunión del Banco Central Europeo (BCE) de este miér­co­les, cuyas de­ci­siones e co­no­cerán el jue­ves, tiene pen­diente al sector ban­cario de la Unión Monetaria y no solo por la de­ci­sión de nueva subida de ti­pos, en torno a 75 puntos bá­sicos que se da por des­con­tada. La cues­tión clave para las en­ti­dades es qué de­ci­sión to­mará el banco emisor res­pecto a las ope­ra­ciones de fi­nan­cia­ción a más largo plazo con ob­je­tivo es­pe­cí­fico o TLTRO (Targeted Long-Term Refinancing Operations).

En caso de que las nuevas condiciones no resulten financieramente interesantes, la entidad cántabra está preparada para amortizar anticipadamente, antes de final de año, 60.000 millones de euros. Según señala el vicepresidente ejecutivo del banco y responsable del área financiera, José García Cantera, la entidad cuenta con 88.000 millones de euros en TLTRO 60.000 millones de ellos en España 7.000 en Portugal y el resto en Santander Consumer Finance.

“Hay que esperar, dijo. Lo sabremos mañana. En principio podríamos amortizar anticipadamente esas partidas. Tendremos varios dias para ajustar la estrategia y ver hasta qué punto la decisión del BCE afecta a la estrategia de liquidez del banco. Hemos acumulado liquidez para reparar el TLTRO y, si las condiciones cambian, tenemos liquidez para reparar antes de final de año”, dijo.

El banco cuenta con una liquidez próxima a los 170.000 millones colocada en “activos de alta rentabilidad” con la que podría hacer frente a dicha amortización anticipada sin que sus cuentas se resientan.

Las TLTRO son uno de los principales instrumentos del BCE para mantener unas condiciones de financiación favorables ya que aportaron a los bancos- financiación segura a un coste bajo, a condición de que mantuvieran el crédito a las empresas y a las familias durante la pandemia del Covid-19.

Por su parte, el consejero delegado del banco, JoséAntonio Alvarez, en la que, probablemente sea su última presentación de resultados (será sustituido a principios de año por el mexicano Héctor Grisi), destacó que “la incertidumbre es la palabra que marca actualmente el mercado del crédito tanto en la oferta como en la demanda por parte de los consumidores.”. Y destacó la “competencia fuerte tanto en hipotecas como en empresas, en España; aunque no tanto en precios ya que -añadió- los precios respecto al benchmarck (tipos oficiales) están más baratos que hace unos meses”.

Alvarez explicó que el banco predestinar este año 1.100 millones a provisional las incertidumbres que suscita el nuevo escenario macroeconómico. De ellos, 200 millones corresponden a España y otros 200 millones a Reino Unido.

“En el consenso general está [la previsión de] una recesión suave en España que no llegue a poner la economía en negativo en el conjunto del año”, señaló, no sin destacar la calidad del activo de Banco Santander y su “capacidad fue generar resultados recurrentes crecientes”.

En referencia a la evolución bursátil del banco, que cotiza a 0,5 veces su valor en libros, señaló que “los inversores, tarde o temprano valorarán esto”.

Resultados récord

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 7.316 millones de euros en los nueve primeros meses de 2022, un 25% más en euros corrientes con respecto al mismo periodo del año anterior. Sin contar el cargo extraordinario de 530 millones de euros en el mismo periodo de 2021, el beneficio ordinario creció un 15% en euros corrientes.

Estos atípicos proceden de las provisiones realizadas por saneamientos en Reino Unido y Portugal principalmente que, finalmente, han originado dicho cargo neto por costes de reestructuración.

En el tercer trimestre estanco, el beneficio atribuido fue de 2.422 millones de euros, un 2% más (+11% en euros corrientes), tras incorporar un cargo neto de 181 millones de euros por la nueva normativa de moratorias en Polonia.

El resultado neto,11.761 millones de euros, refleja un descenso del 6% (+3% en euros corrientes), mientras que los impuestos sobre beneficios alcanzan los 3.538 millones, lo que sitúa la tasa fiscal efectiva en el 30%.

El banco continuó con una fuerte actividad comercial en el trimestre a pesar de la incertidumbre en los mercados. Los recursos de clientes alcanzaron su cifra más alta (1,13 billones de euros, un 4% más) gracias al crecimiento de los depósitos (+6%). Los créditos aumentaron un 7%, hasta los 1,04 billones, con las hipotecas y el crédito al consumo creciendo un 7% y el crédito a empresas, un 6%. La cartera de crédito del banco se mantiene muy diversificada tanto por líneas de negocio como por geografías, con un 65% del crédito con garantía real.

La presidenta de la entidad, Ana Botín, considera que “hemos conseguido unos buenos resultados, con un aumento de los ingresos y una rentabilidad por encima del objetivo (RoTE del 13,6%), apoyados en un balance sólido. Seguimos centrados —añade— en acompañar a nuestros clientes y en transformar el negocio aumentando la conectividad del grupo y manteniendo una asignación eficiente del capital. Esto nos permitirá continuar mejorando la rentabilidad y el retorno a los accionistas”.

Confianza económica

Respecto a las generalizadas malas previsiones macroeconómicas, la presidenta de la entidad, considera que “el entorno macroeconómico continuará siendo complicado, con Europa y Norteamérica adaptándose a niveles de inflación no vistos en décadas, pero nuestros equipos tienen gran experiencia gestionando con éxito situaciones de este tipo y tenemos confianza en que el aumento de los ingresos compensará el incremento de los costes y del riesgo”.

Es más, Botín mantiene su confianza en alcanzar los objetivos previstos y asegura que en el banco "estamos convencidos de que nuestra trayectoria de constante mejora de la rentabilidad, con un crecimiento del 31% interanual en el beneficio por acción, nos permitirá seguir aumentando el TNAV más dividendo en efectivo por acción y creando valor para los accionistas.

El número de clientes creció en ocho millones en los últimos doce meses, hasta los 159 millones. El uso de servicios digitales siguió creciendo, con un 56% de las ventas a través de web o móvil. El número de clientes que usan canales digitales creció en más de tres millones y superó los 50 millones por primera vez.

La fuerte actividad, así como el aumento de los tipos de interés en Reino Unido, la eurozona, Polonia y otros lugares favorecieron un aumento del 8% en el margen de intereses (+15% en euros corrientes debido a la revalorización de la mayoría de las divisas), con un crecimiento especialmente alto en Reino Unido (+12%), Polonia (+104%), México (+12%) y Argentina (+142%).

Los ingresos por comisiones aumentaron el 7% (el 14% en euros corrientes), gracias a los mayores volúmenes y la mejora de la actividad. Por ejemplo, la facturación derivada de operaciones con tarjeta y datáfonos crece el 16% y un 29%, respectivamente. Los negocios de gestión de patrimonios y seguros (Wealth Management & Insurance) y Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) también registraron un crecimiento notable.

Como consecuencia, los ingresos totales aumentan el 5% (+12% en euros corrientes), hasta los 38.629 millones; de los que el 97% proceden del margen de intereses y los ingresos por comisiones, lo que refleja la calidad de los resultados.

El fuerte repunte de la inflación ha provocado un aumento general de los costes (+6%), si bien, en términos reales, es decir, descontada la inflación, los costes cayeron un 5% gracias a la mejora de la productividad y la conectividad entre los distintos mercados. Así, la ratio de eficiencia del grupo cerró en el 45,5% en los nueve primeros meses del año (mejora 0,1 puntos porcentuales frente al mismo periodo de 2021), lo que sitúa a Santander entre las entidades más eficientes de sus comparables.

Diversificación rentable

Banco Santander mantiene en la diversificación duna de sus grandes palancas de crecimiento. El beneficio ordinario sube el 32% en Europa (2.837 millones) y el 6% en Sudamérica (2.884 millones); aunque baja el 9% en Norteamérica (+2% en euros corrientes), hasta los 2.271 millones, debido a la esperada normalización de las dotaciones por insolvencias.

El resultado ordinario de Digital Consumer Bank crece el +11%, hasta los 908 millones.

PagoNxt aumenta sus ingresos el 75%, mientras negocios globales como Santander CIB, aportan un beneficio ordinario de 2.364 millones de euros (+36%).

Con todo, el banco mejora todos sus ratios de rentabilidad. Los nueve primeros meses del año se cierran con un retorno sobre el capital tangible (RoTE) del 13,6%, muy por encima del coste de capital, y un beneficio por acción (BPA) de 0,409 euros, el 31% más.

Para el conjunto de 2022, el objetivo de la e tilda pasa por obtener un RoTE ordinario superior al 13%. El valor contable tangible (TNAV) por acción en septiembre de 2022 se situó en 4,31 euros. El TNAV por acción más el dividendo en efectivo por acción pagado en mayo de 2022 y el anunciado para noviembre de 2022, una métrica clave para los inversores que muestra la creación de valor, creció un 11% en los últimos doce meses.

El balance del grupo se mantuvo sólido, con una ratio de morosidad del 3,08%, 10 puntos básicos menos frente al año anterior gracias al buen comportamiento de Europa y Digital Consumer Bank, con una ratio de cobertura del 70%. El coste del riesgo ha aumentado tres puntos básicos en el trimestre, hasta el 0,86%, por el incremento de las dotaciones, que incluyen cargos por incertidumbres macroeconómicas.

Santander va camino de alcanzar sus objetivos para el año de ingresos (crecimiento de en torno al 5%), rentabilidad (RoTE por encima del 13%) y capital (12%), mientras que espera mejorar la ratio de eficiencia de 2021 y cerrar el año cerca de su objetivo (45%) pese a las presiones inflacionarias. El consejo de administración mantiene su compromiso de generar retornos para los accionistas, entre los que hay casi cuatro millones de accionistas minoritarios en España, Reino Unido y otros países. También mantiene su política de dividendo para 2022, según la cual tiene la intención de repartir aproximadamente el 40% del beneficio ordinario, distribuido aproximadamente a partes iguales entre dividendos en efectivo y recompras de acciones.

España, Europa y Sudamérica, las estrellas

La diversificación geográfica y de negocios del grupo impulsó una vez más el crecimiento sólido y rentable. Europa y Sudamérica aportan el 32% del beneficio ordinario; mientas Norteamérica genera el 26% y Digital Consumer Bank el 10%. Los negocios globales del grupo, Santander CIB y Wealth Management & Insurance, mantienen lo que el banco considera “un sólido crecimiento” que, en el caso de Digital Co super Bank supone el 10% de contribución all beneficio atribuido con 908 millones de resultado ordinario y un RoTE del 134& (+ 1,3 puntos porcentuales). El beneficio en Europa (2.837 millones) crece el 32% en este periodo y su RoTE se sitúa en el 12,5% (+2,9 puntos porcentuales). En el mercado sudamericano el resultado ordinario (2.884 millones) sube el 6%; mientras la rentabilidad sobre recursos propios se sitúa en el 26,6% (+0,6 puntos porcentuales). La actividad del banco en Norteamérica, que genera 2.271 millones de beneficio (-9%) con una rentabilidad sobre el capital del 21,8% (-2,6 puntos porcentuales).

En España, el resultado ordinario llega a 1.104 millones de euros en los nueve primeros meses del año; lo que supone un aumento del 99%, motivado por una reducción de las dotaciones por insolvencias (-27%) y de los costes (-2%).

Además, la mejora del perfil de riesgo del banco ha permitido mantener una ratio de mora estable (3,69%, tras caer 118 puntos básicos respecto al mismo periodo de 2021), con lo que el coste de riesgo se situó en el 0,71%.

Los ingresos aumentan el 3%, gracias a las mayores comisiones (+6%), tanto en banca minorista como en Santander CIB. Santander España registró un crecimiento neto de clientes todos los meses, hasta aumentar en nueve meses su base de clientes en más de medio millón.

Con ello, el crédito aumentó el 7%, impulsado principalmente por el crecimiento en particulares y banca privada. El crédito hipotecario se ralentizó debido al aumento de los tipos de interés, mientras que los depósitos suben el 13%.

En Reino Unido, el otro gran mercado europeo del Grupo Santander, el beneficio ordinario se mantuvo estable en 1.138 millones de euros durante los nueve primeros meses del año. Los ingresos crecen el 10%, por el fuerte crecimiento del margen de intereses (12%), que se benefició de un contexto de mayores tipos de interés y un mercado hipotecario resistente.

Los costes suben ligeramente con motivo de los gastos destinados a transformación, así como a presiones inflacionarias; no obstante, en términos reales, los costes ordinarios disminuyen el 6% como consecuencia del ahorro generado por el programa de transformación del banco. El crédito creció un 4%, apoyado por un aumento de 28.200 millones de libras en la producción bruta de hipotecas. Por su parte, el coste del riesgo se mantuvo muy bajo.

América a dos velocidades

El beneficio ordinario en Norteamérica alcanzó los 2.271 millones de euros, lo que supone un incremento del 2% en euros corrientes. Sin tener en cuenta el tipo de cambio, el beneficio se redujo un 9%, ya que el crecimiento del margen de intereses se vio compensado por el proceso de normalización de las dotaciones y unos menores ingresos por leasing en Estados Unidos, debido al aumento de la cuota de vehículos de arrendamiento recomprados en el concesionario. El crédito sube el 9% y los clientes digitales, el 8%.

En Estados Unidos, el beneficio ordinario fue de 1.489 millones de euros, un 24% menos después de un excepcional 2021. Santander US muestra una fuerte rentabilidad durante los nueve primeros meses de 2022, respaldado por los avances en sus iniciativas estratégicas, como la asignación de capital hacia segmentos más rentables y una gestión más disciplinada. El crédito sube el 8% gracias a Santander CIB y los negocios inmobiliario comercial y de automóviles, mientras que los depósitos crecen el 6%.

En México, el beneficio ordinario ese sitúa en los 874 millones de euros, un 33% por encima del mismo periodo de 2021. Los ingresos crecen el 12% gracias a mayores volúmenes y al aumento de los tipos de interés.

El banco ha ganado cuota de mercado en préstamos individuales y ha registrado un comportamiento positivo de los ingresos por comisiones (+20%) en medios de pago, seguros y fondos de inversión. Además, la reducción de las dotaciones por insolvencias ha permitido mejorar la rentabilidad. El crédito aumenta el 13% con buena evolución tanto en créditos particulares como corporativos.

Por su parte, el beneficio ordinario en Sudamérica sube el 6% (+17% en euros corrientes) hasta los 2.884 millones, gracias a la mejora del margen de intereses (+8%) y los ingresos por comisiones (+11%).

El banco ha mantenido su estrategia de reforzar la conectividad y compartir las mejores prácticas entre países, con el objetivo de captar nuevas oportunidades de negocio. Como resultado, los préstamos crecen el 13% en la región, con incrementos de doble dígito en todos los países, mientras que los depósitos suben el 6%.

El número de clientes digitales se elevó un 8%, hasta los 25,4 millones. La mayoría de los mercados muestran un fuerte crecimiento de los beneficios, entre los que destacan Chile (+23%) y Argentina (+66%).

En Brasil, el beneficio atribuido, 2.027 millones, baja el 1% (+15% en euros corrientes), ya que una caída del 1% en el margen de intereses solo se vio parcialmente compensada por el crecimiento del 2% de los ingresos por comisiones.

En comparación con el segundo trimestre, las dotaciones por insolvencias disminuyeron un 1%. El crédito creció un 10% y los depósitos, un 6%. La entidad siguió transformando su plataforma de inversión, con un nuevo modelo de asesoramiento en inversión que incluye 350 asesores y espera llegar a 1.300 en junio de 2023.

Toro, la plataforma digital de inversión, mantiene su línea de crecimiento en número de clientes y ya supera el millón de usuarios. En auto, el banco se mantiene líder del mercado, con un 23% de cuota en particulares.

Digital Consumer Bank logró un beneficio atribuido de 908 millones de euros (+ 11%), gracias al crecimiento de los ingresos (+2%), en parte por una mayor actividad de leasing, y menores dotaciones. El nuevo crédito concedido en el periodo aumentó un 10% pese al difícil entorno. El banco ganó cuota de mercado en automóviles nuevos y usados en la mayoría de los mercados. Las unidades que más aportaron al beneficio fueron Alemania (295 millones), los países nórdicos (182 millones), Reino Unido (181 millones) y Francia (123 millones).

Openbank, el mayor banco 100% digital en Europa por depósitos, ha cerrado el tercer trimestre con un aumento del 42% de su cartera. La entidad opera actualmente en España, Países Bajos, Alemania, Portugal y Argentina, y tiene previsto expandirse por Europa y América.

Artículos relacionados