LA SEMANA BURSÁTIL

Los analistas siguen confiando en la Bolsa

Cuando menos se es­pe­raba, el mes de di­ciembre ha pro­por­cio­nado al mer­cado un pre­ciado “rally” que ha per­mi­tido ce­rrar el año con una ren­ta­bi­lidad del 8%, cerca de la subida de dos dí­gitos an­ti­ci­pada por la gran ma­yoría de los ana­lis­tas. Las úl­timas cuatro se­siones se han sal­dado con un alza del 1,75% con una subida acu­mu­lada en el mes del 4,92%.

El selectivo, sin embargo, no ha conseguido recuperar la crítica referencia de los 9.000 puntos una tarea que deja pendiente, después de que a mediados de año todo parecía indicar que iba a poder consolidar esa cota sin grandes dificultades.

Sin embargo, las fuertes presiones inflacionistas observadas a partir del verano, debido al incremento desatado de los precios de la energía, y la posterior aparición de la variante ómicron han terminado con las grandes expectativas del mercado.

A pesar del rebote de final de año, estas incertidumbres, junto los cuellos de botella de los suministros, siguen pesando en el arranque del nuevo año. Eso explica que muy pocos analistas se hayan querido mojar a la hora de anticipar previsiones. Entre ellos destaca Bankinter como uno de los más optimistas que ve al selectivo por encima de los 9.600 puntos a finales de 2022, lo que supondría una rentabilidad anual del orden del 15%.

Pero en general las estimaciones de crecimiento vuelven a situarse en el entorno del 10%. Más que nada porque tampoco hay grandes alternativas de inversión rentables. No obstante, una de las grandes preocupaciones será la inflación. En España se ha disparado hasta el 6,7%, algo que no se veía desde 1992. Un factor que puede poner contra las cuerdas a la renta variable.

Esta presión de hecho ha disparado las expectativas de subidas de tipos. La Fed ya anunciado su intención de acometer tres alzas del precio del dinero en este ejercicio que entra. El BCE, aunque se muestra más reticente, seguramente se verá obligado a seguir sus pasos.

Al factor de la inflación se unirá por un tiempo la incertidumbre por la evolución de la pandemia y las crecientes tensiones geopolíticas, que se pueden convertir en el gran cisne negro de este año. Todo ello explica la prudencia general a la hora de fijar proyecciones.

Calendario semanal de Bolsa

La primera semana del año se presenta marcada por los indicadores de actividad en medio mundo y por el informe de empleo de Estados Unidos, pero por lo demás los inversores no contarán con grandes referencias económicas.

Este lunes, día 3, será festivo en el Reino Unido, lo que afectará a las bolsas españolas pues la city es uno de los principales grifos de entrada. Los inversores, por lo demás, deberán estar atentos a los PMI manufacturero en España, Alemania y la zona euro, así como a los gastos de construcción en Estados Unidos

Para la sesión del martes se esperan los datos de actividad PMI de China y Reino Unido, las ventas al por menor y tasa de paro en Alemania y el ISM y la encuesta de nóminas Jolts en Estados Unidos.

En la agenda financiera internacional del miércoles, las citas más relevantes será el PMI servicios España, Alemania y zona euro, así como el índice hipotecario MBA y la encuesta ADP de empleo privado en Estados Unidos.

El jueves, festividad de Reyes, las bolsas abrirán sus puertas a todos los efectos. Este día se darán a conocer los pedidos a fábrica y el IPC en Alemania, el PMI en el Reino Unidos, el índice de precios de producción en la zona euro. Desde Estados Unidos llegarán además la balanza comercial, los pedidos a fábrica, el ISM no manufacturero y las habituales solicitudes de subsidio por desempleo.

La semana se cerrará el viernes con el IPC de Japón, la producción industrial y balanza comercial en Alemania, así como con el clima empresarial y confianza consumidora, IPC, ventas al por menor en la zona euro. La atención, sin embargo, se centrará en el informe de empleo en Estados Unidos cuya tasa de paro podría caer al 4,1%. Al otro lado del Atlántico, también se esperan los créditos al consumo que ayudan a calibrar las presiones inflacionistas.

Artículos relacionados