BOLSA

Los caminos de ida y vuelta de OHLA son inescrutables

La ac­ción de la cons­truc­tora de los Villar Mir se hunde en Bolsa y re­gresa a las an­dadas

OHL
OHLA, su obra más emblemática en Madrid.

Después de un buen arranque de ejer­cicio mar­cado por el pago de la Comunidad de Madrid de 162,4 mi­llones de eu­ros, la co­ti­za­ción de OHLA ha vuelto a las an­da­das, des­in­flán­dose como un suflé en las úl­timas se­sio­nes. Sus más fieles par­ti­da­rios ase­guran que se trata de una mera co­rrec­ción que no cambia la ac­tual ten­dencia al­cista del valor tras mu­chos años de desaso­sie­gos. Los nú­meros rojos en la co­ti­za­ción, sin em­bargo, em­piezan a hacer es­tra­gos.

El pago de la Comunidad de Madrid por la liquidación del contrato del tren de cercanías a Navalcarnero, cuyas obras fueron suspendidas por la crisis de 2008, supondrá un importante espaldarazo para sus cuentas.

El grupo constructor, controlado por la familia Amodio pero donde los Villar-Mir todavía tienen una importante participación, obtuvo un beneficio de más de 57 millones de euros hasta septiembre gracias a la notable mejora de la contratación. Ahora, estos extraordinarios, aunque no cubren las pretensiones del grupo cuya reclamación supera los 280 millones, servirán para ganar tranquilidad y estabilizar sus finanzas con la reestructuración de su deuda.

La posición de deuda bruta del grupo a septiembre era de 538 millones de euros frente a los cerca de 750 millones a diciembre de 2020 con una deuda neta de 28,5 millones de euros.

Estas mejores perspectivas habían impulsado su cotización por encima del euro por acción, pero apenas ha tardado un par de semanas en perder de nuevo esta cota, deslizándose más de un 15% por debajo de los niveles de principios de año.

Los foreros creen que el valor está sufriendo una nueva sacudida por parte de las manos fuertes que buscan arrastrar la cotización hacia los 0,85 euros para volver a comprar más barato, por lo que aconsejan aguantar pues en nada cambia su actual perfil alcista. Los expertos técnicos, sin embargo, aconsejan prudencia si se acerca a ese nivel. De perderlo se abriría un nuevo gap bajista adicional de más del 15%. Un riesgo demasiado alto.

Artículos relacionados