BOLSA

Repsol llena el depósito de optimismo

La subida de los pre­cios del crudo hasta cerca de los 90 dó­lares por cada ba­rril de Brent, prác­ti­ca­mente el doble que hace un año, ha lle­vado a los in­ver­sores a cen­trar su aten­ción de nuevo en el sector pe­tro­lí­fero. Repsol, en el mer­cado es­pañol, no se queda atrás y está en ca­mino de su­perar sus má­ximos de 2021 con lo que se si­tuaría en puertas de los ni­veles pre­vios a la pan­de­mia.

El mercado está descontando unos muy positivos resultados, cuya presentación está prevista para el próximo 17 de febrero. Las primeras informaciones provisionales sobre los datos de producción del grupo energético en 2021, sin embargo, muestran una cierta debilidad frente al ejercicio anterior salvo en el área Europa/África.

Aunque su actividad productiva en esta zona estaría creciendo a un ritmo cercano al 13%, eso no estaría contrarrestando los retrocesos de su actividad en América y el resto del mundo. En cambio, sí lo podría estar compensando por una notable subida en los márgenes en sus negocios industriales.

En este tira y afloja, la acción ha cogido de nuevo impulso. En lo que va de año acumula una revalorización superior al 10%, situándose en puertas de sus máximos del año pasado en 11,46 euros. Este nivel es también su principal resistencia en el corto plazo.

Los expertos técnicos, comon es el caso de un informe publicado por Barclays, consideran que esta cota no será un gran obstáculo ante la dinámica alcista que ha cogido el valor. Todos los signos de mínimos crecientes, volumen de contratación y volatilidad reducida apuntan a objetivos muy superiores en torno a los 12 euros por acción.

Entre tanto, el grupo energético ha puesto en marcha su Plan de Adquisición de Acciones 2022, con el cual abonará parte de su sueldo a los trabajadores que así lo decidan y cumplan con los requisitos para recibir parte de su nómina en especie. Un aliciente para reforzar el compromiso hacia la compañía.

Artículos relacionados