Los 'hedge funds' en­tran y salen a toda ve­lo­cidad de las grandes del sector

Los bajistas echan el resto en un sector energético de claroscuros en Bolsa

Las eléc­tricas em­piezan el año con mu­chas dudas y caídas en al­gunos casos fuertes

Enagas
Enagas

Los in­ver­sores ba­jistas han em­pe­zado 2022 a ritmo alto en la bolsa es­pañola. Se les ha visto pi­co­tear en bancos como Bankinter o cons­truc­toras como Acciona o Sacyr, pero es en las grandes em­presas ener­gé­ticas donde están des­ple­gando el grueso de su ac­ti­vi­dad. En un co­mienzo de año malo del sector en bolsa que hasta ahora re­edita los malos mo­mentos de 2021, los 'hedge fund' están echando.

Citadel, Covalis, Sandbar, Point 72, Millennium, BNP Paribas... La lista de los fondos que han movido sus posiciones cortas en el sector energético es muy amplia. Enagás, Red Eléctrica, Repsol, Solaria y Audax son las compañías en las que han centrado su actividad en un comienzo de año de claroscuros en el sector, que no acaba de levantar cabeza. Todos los grandes frentes abiertos de 2021 se trasladan al nuevo año.

Por un lado, la mayoría de las empresas del sector sigue pagando la situación de máxima volatilidad de los precios de la energía. Un elemento que amenaza con mantenerse en el tiempo durante varios meses todavía y que está torpedeando las valoraciones de las grandes del sector. En estos momentos, todas las grandes 'utilities' del Ibex 35 están en números rojos en lo que va de año, con Red Eléctrica a la cabeza.

Los bajistas con participaciones significativas se reparten el 2% del capital de la distribuidora, que han movido a fondo en el último mes. AKO Capital y Point 72 han elevado sus posiciones bajistas, mientras que Millennium las ha bajado ligeramente en un momento de debilidad para la acción de Red Eléctrica, que pierde alrededor de un 5% en lo que va de año. También corrige la otra gran 'utilitie' regulada.

Enagás, la peor

En el caso de Enagás, el 'hedge' Covalis ha subido su apuesta bajista por encima del 1% por primera vez desde el pasado mes de octubre. La gasista cede alrededor de un 2% en este arranque de año en el que Endesa e Iberdrola también sufren caídas suaves, mientras que Naturgy continúa en los mismos niveles a los que empezó el año. Sus precios han ganado atractivo, pero los fondos se lo piensan antes de pasar al ataque.

"Estamos en un escenario de subida de los tipos de interés. Vemos como las rentabilidades de los bonos giran al alza, y eso no es bueno para el sector. Especialmente para las renovables y sus agresivos proyectos de crecimiento, que se pueden ver comprometidos por un aumento del coste de financiación. Muchos inversores se cubren las espaldas ante ese escenario", señalan en una gran gestora nacional.

Solaria, que el año pasado sufrió un duro castigo en bolsa por la elevada valoración alcanzada y las dudas sobre el cumplimiento de su ambicioso plan de negocio, sigue siendo uno de los grandes objetivos de los bajistas. En este comienzo de 2022, se reparten algo más del 3,5% del capital, y no levantan el pie del acelerador a pesar de la nueva caída en bolsa de Solaria en este primer tramo del año.

Audax es una de las compañías del sector que sí está rebotando en el mercado continuo. La acción sube más de un 5% pero su mayor bajista, Citadel, ha elevado su posición corta por debajo del 3,5% del capital. El grupo de energías limpias trata de levantarse en bolsa tras el gran desplome -provocado por el rally del precio de la energía- que en diciembre del año pasado llevó la acción hasta los niveles más bajos desde 2018.

Con las expectativas de una subida de tipos más rápida de lo previsto y los precios de la energía descontrolados aún, el sector energético continúa metido en bolsa en la gran espiral especulativa generada por los 'hedge fund'. Estos fondos estiman que aún pueden sacar partido de unos valores que, en mayor o menor medida, creen que seguirán deprimidos en bolsa al menos durante el primer trimestre.

Artículos relacionados