Amplía su plazo a cinco años, con dos op­ciones de ex­ten­sión anual, hasta un ven­ci­miento de siete años

Telefónica refinancia su principal crédito de 5.500 millones con criterios sostenibles

Avanza en su am­bi­ción de su­perar los 10.000 mi­llones de euros en fi­nan­cia­ción ESG

J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica.
J. M. Álvarez-Pallete, pte. Telefónica.

Telefónica ha com­ple­tado la re­fi­nan­cia­ción de su prin­cipal línea sin­di­cada de 5.500 mi­llones de eu­ros, li­gada de ahora en ade­lante a dos ob­je­tivos de sos­te­ni­bi­li­dad. Así, la com­pañía pa­gará un in­terés con­di­cio­nado por el cum­pli­miento de un in­di­cador me­dioam­bien­tal, la re­duc­ción de emi­siones de gases de efecto in­ver­na­dero di­rectas e in­di­rec­tas; y otro so­cial, re­la­tivo al au­mento del por­cen­taje de mu­jeres en po­si­ciones eje­cu­ti­vas, que será ve­ri­fi­cado anual­mente.

Con esta operación, la compañía avanza significativamente en su ambición de superar los 10.000 millones de euros en financiación ESG, entre nuevos bonos y financiación bancaria verdes y sostenibles, para seguir apoyando proyectos con impacto social y medioambiental durante los próximos años.

Con la refinanciación de esta línea, Telefónica avanza en la integración de la sostenibilidad en la estrategia de negocio y muestra, una vez más, su compromiso con los diferentes grupos de interés, contribuyendo al bienestar social al tiempo que genera valor para sus accionistas

El primer indicador responde al mayor desafío medioambiental al que se enfrentará la sociedad en las próximas décadas, la mitigación del cambio climático, donde Telefónica mantiene un doble compromiso: reducir su propia huella de carbono y a la vez, facilitar soluciones digitales destinadas a reducir las emisiones de otros sectores. Este KPI contempla una reducción absoluta de las emisiones Scope 1 y 2 del 70% en 2025 y continúa con el objetivo de la compañía de reducir el 80% dichas emisiones en 2030.

Estos objetivos están alineados con la mayor ambición climática: limitar el aumento de temperatura por debajo de 1,5ºC y han sido validados por la iniciativa Science Based Targets. Telefónica avanza así hacia las cero emisiones netas en los principales mercados en 2025 y en 2040 incluyendo todo el grupo y su cadena de valor.

El segundo indicador, relativo al incremento de mujeres en puestos ejecutivos de la compañía, persigue mejorar la toma de decisiones en los órganos de decisión de la compañía incorporando distintos puntos de vista, ser más competitivos al tiempo que aumentamos la participación femenina en importantes sectores de la economía, especialmente en campos relacionados con la ingeniería y con la ciencia. Este KPI contempla un 37% de mujeres en puestos ejecutivos de la compañía en 2027. Telefónica avanza así para que el 40% de los puestos ejecutivos estén ocupados por mujeres en 2030.

La operación ha contado con el apoyo de cerca de 30 entidades, con una sobresuscripción de más del 30%, entre ellas Natwest como Agente y BNP Paribas como coordinador sostenible, quienes han contado con el asesoramiento legal de Clifford Chance.

El éxito de la operación contribuye a consolidar el liderazgo de Telefónica en materia de financiación sostenible. La compañía se convirtió en 2019 en la primera telco en emitir bonos verdes y en 2020 en la primera en emitir híbridos verdes. En febrero de 2021 lanzó el primer bono híbrido sostenible del sector telco, seguido de una segunda emisión, también sostenible, el pasado mes de noviembre. Por su parte, sus operaciones en Alemania y Colombia obtuvieron hasta la fecha préstamos ligados a objetivos de sostenibilidad por un importe de 750 millones de euros y 798.000 millones de pesos colombianos, respectivamente. Todo ello en el marco de una estrategia que busca aumentar la financiación sostenible del grupo hasta superar los 10.000 millones de euros equivalentes en los próximos años.

“Telefónica ha sido líder en la industria y pionera a nivel global en la financiación sostenible, protagonizando las primeras emisiones de bonos e híbridos verdes y sostenibles del sector telco. De la misma manera, este préstamo muestra el firme compromiso de Telefónica de continuar incorporando las tres dimensiones ESG (medioambiental, social y de buen gobierno) en nuestra estrategia, asociando parte de la financiación a objetivos de sostenibilidad para contribuir al bienestar al mismo tiempo que generamos valor a los accionistas”, señala Laura Abasolo, CFCO del Grupo Telefónica.

“BNP Paribas mantiene su firme compromiso como impulsor de la sostenibilidad en la industria financiera, promoviendo múltiples acciones destinadas a reducir la huella de carbono y fomentar las mejores prácticas en materia ESG. La entidad desempeña un papel de liderazgo tanto en financiación bancaria como en el mercado de bonos de naturaleza sostenible, habiendo participado en la captación de más de 10.000 millones de euros en este último tipo de instrumentos en 2020. Es un orgullo haber podido asesorar a Telefónica en esta transacción tan relevante para la consecución de sus objetivos en materia ESG”, destaca la presidenta del Grupo en España, Cecilia Boned.

Compromiso con la sostenibilidad

Telefónica está comprometida con la sostenibilidad desde hace dos décadas, y todas sus acciones giran en torno a los ODS de la ONU. Su estrategia ESG es transversal a todo el Grupo y se centra en tres pilares:

Construir un futuro digital y más verde, aprovechando el poder de las nuevas tecnologías para frenar el cambio climático. Ayudar a la sociedad a prosperar, favoreciendo el progreso socioeconómico a través de la digitalización. Liderar con el ejemplo para maximizar el impacto positivo en toda su cadena de valor.

Artículos relacionados