Pese al tro­piezo mo­men­táneo en el Estado de New México en la compra de PNM

Iberdrola mantiene su ritmo inversor en Estados Unidos

La ener­gé­tica ace­lera la toma de con­trol de la car­tera de eó­lica ma­rina que com­partía con CIP

Ignacio Galán, en Estados Unidos.
Ignacio Galán, en Estados Unidos.

Iberdrola ha ce­rrado for­mal­mente el acuerdo para ha­cerse con el con­trol de más de 2.000 me­ga­va­tios (MW) de ca­pa­cidad eó­lica ma­rina en EE. UU., con­so­li­dando su po­si­ción como uno de los ma­yores pro­motor de esta tec­no­logía en el país, in­formó la ener­gé­tica es­pañola. De esta ma­nera man­tiene el ritmo de in­ver­sión en Estados Unidos, donde es la 'utility' en in­ver­sión verde por ex­ce­len­cia, pese al tro­piezo re­ciente su­frido a sus am­bi­ciones como con­se­cuencia de la opo­si­ción del re­gu­lador eléc­trico del es­tado de New México a la toma de con­trol de PNM Resources -valorada unos 4.317,5 mi­llones de dó­lares (3.600 mi­llones de eu­ros- por la fi­lial Avangrid.

La reestructuración de la empresa conjunta que mantiene con Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) significa que Avangrid Renewables, filial de Iberdrola, se hace con la propiedad total de Commonwealth Wind, que fue seleccionado en diciembre para suministrar energía eólica marina a las compañías eléctricas de Massachusetts.

El proyecto de 1.232 megavatios (MW), la mayor instalación eólico-marina de Nueva Inglaterra hasta la fecha, creará 11.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo a lo largo de su vida útil y generará energía suficiente para abastecer a 750.000 hogares al año.

Mediante el acuerdo, la compañía española también obtiene la propiedad en exclusiva de Park City Wind, un proyecto de 804 MW en Connecticut, en avanzado estado de desarrollo, con un PPA asegurado y permisos del BOEM en tramitación.

Además, Iberdrola conserva el 50% del parque Vineyard Wind 1, de 800 MW en Massachusetts, cuya construcción comenzó en el último trimestre de 2021, así como el derecho a tomar el control de este durante la fase de explotación. Cuando entre en operación en 2024, Vineyard Wind 1 será el primer parque eólico marino a escala comercial que opere en el país.

En total, la inversión de Iberdrola en su cartera offshore en Estados Unidos podría superar los 15.000 millones de dólares en los próximos años.

Crecimiento de las energías limpias

Iberdrola ha crecido considerablemente en dos décadas operando en Estados Unidos. Su filial AVANGRID, que comenzó a cotizar en la Bolsa de Nueva York hace seis años, está presente en 25 estados y gestiona más de 8.000 MW de capacidad de generación y más de 170.000 kilómetros de líneas eléctricas a través de ocho empresas de servicios públicos en Nueva York, Connecticut, Maine y Massachusetts, dando servicio a una población de 7 millones de personas, con 3,3 millones de clientes directos.

Además de ser una de las tres mayores empresas de energía eólica y solar de EE. UU., Iberdrola es ahora líder en energía eólica marina, con una cartera de 4.900 MW. Tiene previsto invertir más de 30.000 millones de dólares entre 2020 y 2025 en redes de transporte y distribución, y en renovables, lo que le permitirá casi duplicar su capacidad renovable en 2025. Estas inversiones van encaminadas a incrementar su presencia en los sectores de la eólica marina y la solar fotovoltaica, además de fortalecer su liderazgo en eólica terrestre.

A través de su filial, Avangrid, es también propietaria del área de desarrollo Kitty Hawk (2.500 MW), en Carolina del Norte; ya ha iniciado el proceso de obtención de permisos BOEM para el proyecto Kitty Hawk North (800 MW), el primer proyecto que se desarrollará en esta zona y gestiona otros parques en una fase anterior de desarrollo.

Líder mundial en eólica marina

Iberdrola es líder mundial en el desarrollo de la energía eólica marina, con una capacidad operativa en cartera y desarrollos en fase inicial de aproximadamente 35.000 MW. Centrada en países con objetivos ambiciosos, la compañía espera contar con 18.000 MW de energía eólica marina en funcionamiento en 2030.

En Europa, Iberdrola está a la cabeza del mercado eólico marino con 1.300 MW de capacidad operativa en Alemania (Wikinger) y el Reino Unido (East Anglia ONE y West of Duddon Sands) y casi 1.000 MW próximamente en Alemania (Baltic Eagle) y Francia (St. Brieuc). Además de Estados Unidos, gestiona una amplia cartera de proyectos en el Reino Unido, Francia y Alemania, así como en nuevas plataformas de crecimiento como Irlanda, Suecia y Polonia.

En el resto del mundo, la empresa está consolidando nuevas plataformas de crecimiento en varias regiones, con una importante cartera de proyectos en Asia (Japón y Taiwán), así como en otros mercados emergentes, como Brasil.

Inversión récord en todo el mundo

Iberdrola ha lanzado recientemente un plan de inversión récord de 150.000 millones de euros para la próxima década, cerca de 75.000 millones para 2025. Estos planes permitirán a la compañía triplicar su capacidad renovable hasta los 95.000 MW y duplicar sus activos de red, apoyando la transición energética en curso en las principales economías del mundo.

Tras haber invertido ya 120.000 millones de dólares en los últimos veinte años, Iberdrola es líder en energías renovables con más de 35.000 MW de capacidad instalada, lo que convierte su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

La empresa suministra energía a unos 100 millones de personas en decenas de países y mantiene 400.000 puestos de trabajo en todo el mundo. Sus principales negocios se encuentran en Estados Unidos (AVANDRID), Reino Unido (ScottishPower), España, Brasil (Neoenergia) y México. A nivel mundial, Iberdrola también tiene oficinas y una amplia cartera de proyectos de energía limpia en Australia, Alemania, Francia, Japón, Italia, Polonia, Suecia, Irlanda, Taiwán, Vietnam y Grecia.

Artículos relacionados