BOLSA

Mejores augurios para el petróleo que para las criptos

Las ten­sión geo­po­lí­tica en Kazajistán no se dejan sentir en el precio de la ener­gía, pero sí, cu­rio­sa­mente, en los ac­tivos de moda, los crip­to­ac­ti­vos. Cerca del 18% de la mi­nería de mo­nedas vir­tuales se rea­liza en este país de Asia Central, lo que está pro­vo­cando una fuerte ines­ta­bi­lidad en el bit­coin y en el resto de crip­to­mo­ne­das.

Después de los problemas de prohibición en China, los mineros de criptos se trasladaron al país kazajo que ha pasado a convertirse en el segundo país del mundo en minar criptomonedas solo por detrás de Estados Unidos, provocando ahora una intensa inestabilidad en el sector.

La crisis política en Asia se ha sumado a la presión ejercida por la publicación de las actas de la Reserva Federal de EEUU. La Fed ha reiterado sus intenciones de un endurecimiento de su política monetaria antes de lo previsto, descontando una subida de tipos tan pronto como en marzo. Ya se empieza a hablar incluso de cuatro subidas este mismo año.

Los expertos apuntan a que, si la política monetaria laxa había sido uno de los principales catalizadores del auge de las criptomonedas en los últimos dos años, ahora cabe esperar todo lo contrario. Eso permite pensar en que 2022 será un duro año para las criptos, incluso a pesar de ser considerado como un activo refugio contra la inflación.

El bitcoin ha estado de este modo bajo una intensa presión vendedora en la primera semana, que ha llevado al criptoactivo por excelencia a ceder hasta nuevos mínimos desde septiembre de 2021, cerca de 40.600 dólares. Una intensa corrección de más del 10% que ha puesto a prueba su soporte en la franja de los 40.000 a 42.000 dólares. Además, se ha marcado una racha de caídas de seis días consecutivos, la más larga de 2018.

En este escenario, a pesar de los posibles rebotes puntuales, parece difícil, según los analistas, que se vuelvan a ver máximos históricos del bitcoin y el ethereum, las dos grandes referencias en criptoactivos, a lo largo de este año. Pero no todos piensan así.

Artículos relacionados