Muchos pro­pie­ta­rios piden di­nero en efec­tivo gra­cias al alto valor de sus in­mue­bles

La persistencia de los tipos bajos dispara la refinanciación hipotecaria en Estados Unidos

El 70% de las ope­ra­ciones su­pone can­ce­la­ción de deuda y aper­tura de nuevo prés­tamo

Pisos vs. viviendas.
Pisos vs. viviendas.

El alza de pre­cios y los tipos bajos han im­pul­sado un mo­vi­miento hacia la re­fi­nan­cia­ción de deudas en Estados Unidos. En el cuarto tri­mestre del año pa­sado, el 60% de las ope­ra­ciones hi­po­te­ca­rias co­rres­pon­dieron a un nuevo en­deu­da­miento y la can­ce­la­ción del an­te­rior, según los datos de Equifax, una de las tres grandes agen­cias de in­for­ma­ción cre­di­ticia de con­su­mi­do­res. En el primer tri­mestre de este año, la ten­dencia se ha in­ten­si­fi­cado, al­can­zando el 70% de las ope­ra­cio­nes.

“Los propietarios de viviendas están en la mejor situación para aprovechar el entorno actual del mercado, porque pueden beneficiarse de los altos precios de la vivienda y de las bajas tasas, mientras que los posibles compradores verán el efecto positivo de las bajas tasas hipotecarias, al menos parcialmente cancelado por los altos precios de las viviendas”, asegura expertos consultados.

La situación puede considerarse como perfecta para los prestatarios. El valor de sus viviendas ha subido gracias a la burbuja de los últimos meses. Esto les permitiría no sólo refinanciar sus deudas, sino pedir más dinero para otros fines, como asegura un experto. “Muchos propietarios incluso deciden tomar algo de efectivo al refinanciar su hipoteca, aprovechando al máximo el valor acumulado de su vivienda”, aseguran desde un portal especializado.

Los prestatarios cobraron 150.000 millones de dólares con la refinanciación de sus viviendas, situando este barómetro en el nivel más alto desde 2007, cuando se produjo la crisis de las subprime, que contagió al resto del mundo. Hay que tener en cuenta que el importe de los nuevos préstamos hipotecarios ascendió a 1,2 billones de dólares en el cuarto trimestre de 2020, mientras en el primer trimestre de este año los préstamos ascendieron hasta los 1,3 billones de dólares.

Subprime

La situación actual refleja un paralelismo muy elevado con la que se produjo en 2003 y que desembocó en la crisis mencionada de 2007. Los expertos indican, sin embargo, que las cifras actuales resultan más preocupantes, porque aunque las refinanciaciones del último trimestre de 2020 y el primero de 2021 superaron las que se produjeron en 2003, en aquella ocasión, las refinanciaciones sólo se llevaron a cabo sobre el 30% de la cartera hipotecaria, mientras en la actualidad se ha alcanzado este mismo año el 70%.

Como ya informó este diario digital esta misma semana, en los últimos meses se ha desarrollado una bur¬buja in¬mo¬bi¬liaria en Estados Unidos que ha acelerado los precios de las viviendas hasta pul¬ve¬ri¬zar los re¬gis¬tros al¬can¬zados en la an¬te¬rior fase al¬cista de¬sen¬fre¬nada que se re¬gistró en los años 2005 y 2006. Los precios de las viviendas re¬gis¬traron en junio un avance del 19,08% en tasa in¬ter¬anual, lo que ha su¬puesto un ace¬lerón de casi dos puntos frente al alza del 17,14% registrada en el mes de mayo.

Según el índice Case-Shiller que elabora Standard&Poor’s, los precios en las 20 principales ciudades crecen a ritmo de dos dígitos en tasa interanual. Por si esto fuera poco, en todas estas ciudades, salvo en Chicago, los precios de las viviendas se encuentran en máximos históricos.

Artículos relacionados