BOLSA

Aena, lista para levantar el vuelo

La con­ge­la­ción de las ta­rifas ae­ro­por­tua­rias apro­bada por el Gobierno para los pró­ximos cinco no le ha sen­tado mal a Aena. La com­pañía pro­ponía pro­ponía una subida del 0,5% anual y una subida del 2,3% en 2026, mien­tras que la CNMC op­taba por un re­corte anual del 0,44%. Al fi­nal, la de­ci­sión del Ejecutivo se ha que­dado a medio ca­mino y todos con­ten­tos.

Una decisión salomónica que sitúa las tarifas del gestor aeroportuario español entre las más competitivas de Europa con el fin de atraer nuevas compañías y contribuir a la recuperación del sector aéreo en los próximos años.

El Documento de Recuperación Aeroportuaria, Dora II, para el período 2022-2026 fija además una inversión conjunta de 2.250 millones de euros, es decir una cifra media anual de 450 millones de euros. En línea con lo previsto. Este volumen de inversión será suficiente, apuntan, para dar respuesta a las necesidades de los usuarios y ayudar a superar las graves consecuencias que la pandemia ha provocado en el transporte aéreo.

Con este nuevo plan se busca garantizar la competitividad y la estabilidad del modelo aeroportuario español para los próximos años, asegurando la prestación de unos servicios de calidad en la red de Aena, equilibrando las necesidades de desarrollo del gestor con unas tarifas aeroportuarias competitivas.

Entre los objetivos que guiarán la actuación de Aena en el periodo figuran también la recuperación del tráfico y la gestión eficiente de la red aeroportuaria, la sostenibilidad medioambiental y la innovación.

La incorporación de estos nuevos indicadores medioambientales que completarán los estándares de calidad del servicio supondrá la puesta en marcha de un ambicioso Plan Fotovoltaico, que permitirá a Aena la autogeneración de toda su energía eléctrica en 2026.

El Dora II, de momento, ha venido a confirmar la recuperación de Aena en Bolsa. El valor sube cerca de un 4% en la semana y va camino de cerrar septiembre con un alza del orden del 8%, entrando de nuevo en terreno positivo en el conjunto del año. Una fase alcista que tiene como principal objetivo superar la cota de los 150 euros. Un techo contra el que ha chocado en más de siete ocasiones en año y medio, lo cual explica las dudas del mercado sobre el potencial de la compañía a corto y medio plazo.

Una incertidumbre que comparten los analistas fundamentales donde hay una clara división de opiniones entre los que creen que tiene recorrido hasta los 160 euros por acción como Deutsche Bank o los que aconsejan infraponderar con un precio objetivo de poco más de 120 euros como Renta 4.

Artículos relacionados