Monitor del Seguro

Seguros: el buen hacer de los ‘otros’ ramos

Solo tres tipos de se­guros crecen menos que en el pe­riodo previo a la pan­demia

Antonio Huertas, Mapfre.
Antonio Huertas, Mapfre.

La fac­tu­ra­ción del sector ase­gu­rador creció entre enero y junio un 5,48% en tasa in­ter­anual. Un re­sul­tado es­pe­ran­zador tras una pri­mera mitad de 2020 ne­fasta (-11,12%), mar­cada por la irrup­ción en el mundo del COVID-19. Tras estas ci­fras ge­ne­rales se en­cuen­tran las par­ti­cu­la­ri­dades de cada ramo, que son mu­chas. Y muy va­rio­pintas pero es­pe­ran­za­do­ras, según Mapfre Economics.

Normalmente, los análisis de la evolución de la industria parten de la diferenciación entre el comportamiento de Vida y No Vida, y dentro de estos últimos el interés se suele centrar en los grandes ramos, los que más negocio reportan: Autos, Multirriesgo y Salud. En esta ocasión vamos a poner el foco en los ‘otros’ ramos, es decir, en los que se engloban en la categoría Resto No Vida.

Buena parte de estos seguros están ligados a la actividad empresarial, lo que explica la tendencia positiva que muestran en lo que va de año. La reapertura de la economía marcó la diferencia con un primer semestre de 2020 totalmente condicionado por el confinamiento domiciliario decretado para contener la expansión del coronavirus. Este bloque de seguros aportó 4.868 millones de euros al sector entre enero y junio de 2021, un 3,75% más que en el mismo periodo del año anterior.

Uno de los ramos más representativos de este grupo es el de Decesos, que crece un 3,86% frente al primer semestre de 2020. Estos seguros han sufrido especialmente la situación generada por el COVID-19 debido al incremento del número de fallecidos: la siniestralidad soportada por el ramo en 2020 experimentó un repunte, que se tradujo en un aumento del ratio combinado hasta el 104,2%; el número de siniestros de la garantía de Decesos ascendió a 299.495, con un incremento del 17,8% respecto al año anterior.

Bastante por encima del conjunto de estos ramos creció el de Responsabilidad Civil, un 7,20% en tasa interanual. Tras este avance están algunas de las tendencias ya observadas en 2020 e identificadas en el informe ‘El mercado español de seguros en 2020’ de Mapfre Economics: el incremento de la contratación de pólizas de ciberriesgos y de protección de datos debido a la creciente concienciación de la necesidad de la protección de este tipo de eventos, del despliegue del teletrabajo y del incremento del número de ciberataques.

Un avance aún más significativo lo ha protagonizado el seguro de Crédito, un 10,38% frente al estancamiento experimentado en el primer semestre de 2020. Aún no es posible identificar todas las consecuencias que la crisis sanitaria tendrá a lo largo de los próximos meses sobre este ramo de aseguramiento, pero, según explica Mapfre, “es razonable asumir que las aseguradoras seguirán ajustando sus coberturas, precios y, en particular, la exposición al riesgo en los sectores y países más vulnerables en el actual contexto”. También anticipa que los sectores y empresas más resilientes favorecerán la contratación de pólizas como consecuencia de una mayor sensibilidad al riesgo de crédito comercial. “Esta recuperación de la demanda será más notable en el segundo semestre del año con la mejora gradual de la economía”.

Y todavía a mayor ritmo crece el seguro de Caución, un 16,36%. Aunque no hay que perder de vista que en el primer semestre de 2020 el incremento fue aún mayor, del 20,15% pese al complicado entorno provocado por la pandemia.

Hay otros tres tipos de pólizas dentro de este grupo que han acabado la primera mitad del año con crecimiento del negocio respecto al mismo periodo del año anterior: Incendios (4,66%), Otros Daños a los Bienes (2,79%) y Pérdidas Pecuniarias (17,82%). Y tan solo hay tres ramos que no han logrado avances: Accidentes (-0,34%), Asistencia (-10,02%) y Transportes (-4,36%).

Esta es la comparación clásica: año actual vs. año precedente. Pero quizá en esta ocasión, debido a la distorsión provocada por la situación generada a raíz de la pandemia, convenga echar la vista un poco más atrás y tomar como referencia el primer semestre de 2019 para saber si de verdad estos ramos han logrado crecer en primas frente al último año normal (por decirlo de alguna forma).

Si hacemos este ejercicio vemos que sí, aunque menos que frente al mismo periodo de 2020 (3,75%). Los ramos de seguros englobados en la categoría Resto No Vida crecieron un 1,86% frente a junio de 2019. Y solo hay tres tipos de pólizas (de las 11 que se engloban en este grupo) que facturan menos en 2021 que hace 24 meses: Accidentes (-3,12%), Asistencia (-29,55%) y Pérdidas Pecuniarias (-8,03%). Entre los que más crecen encontramos a Caución (39,81%), Incendios (16,84%) y Crédito (10,40%).

Artículos relacionados