MONITOR DE LATINOAMÉRICA

Perú, Argentina, Chile y Colombia, los que más no­tarán el pin­chazo en 2022

Latam: la economía se desinflará tras un rebote insuficiente

Cepal sube el cre­ci­miento de 2021, pero ve gran des­ace­le­ra­ción el pró­ximo año

Logo de Cepal.
Logo de Cepal.

El cre­ci­miento en Latam re­pun­tará este año más de lo pre­visto, sin llegar a con­tra­rrestar el des­plome del PIB que causó el Covid en 2020, para des­in­flarse en 2022, no­ta­ble­mente en al­gunos de los prin­ci­pales mer­cados para la in­ver­sión es­pañola. Este menor cre­ci­miento el año que viene con res­pecto a 2021, de­bido en buena me­dida a que el área sigue sin so­lu­cionar sus pro­blemas es­truc­tu­ra­les, será es­pe­cial­mente acu­sado en Perú, Argentina, Chile y Colombia y menor en Brasil, México, República Dominicana y Panamá.

En su ‘Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2021: Dinámica laboral y políticas de empleo para una recuperación sostenible e inclusiva más allá de la crisis del COVID-19’ la Comisión Económica de la ONU para Latinoamérica (Cepal) acaba de revisar al alza su proyección de crecimiento regional este año del 5,2% al 5,9%, tras la caída del 6,8% en 2020. Para 2022, sin embargo, prevé una fuerte desaceleración, con un avance limitado al 2,9%.

Al mismo tiempo, el ente subraya que, pese a la expansión de este año, impulsada por los efectos positivos derivados de la demanda externa y el alza de precios de las materias primas, la pandemia sigue presente, así como unos problemas estructurales que la crisis ha agudizado: baja inversión y productividad, informalidad, paro, desigualdad y pobreza. Y afirma que impulsar un crecimiento sostenible e inclusivo pasa por incrementar inversión y empleo.

“Antes de la crisis de 2020, la región ya venía creciendo a su menor ritmo en más de un siglo y, más allá de 2021, el gran reto es revertir esa dinámica”, señala el organismo, que indica que el PIB regional se estancó en 2014-2019, con un crecimiento medio del 0,3%, y con una caída progresiva de la inversión, que en 2020 tocó una de las cotas más bajos en tres décadas (17,9% del PIB).

Recobrar niveles pre-pandemia

En 2021, y tras el desplome del año anterior, todos los países crecerán y la mayoría con fuerza, salvo una Venezuela que seguirá en recesión. En 2022 las economías acusarán un crecimiento inferior al de 2021, con la excepción de Cuba y Venezuela y la de un Paraguay que estabilizará su progresión. Panamá, Perú, Chile, Dominicana, Argentina, Colombia, El Salvador y México registrarán este año los mayores avances, mientras que en 2022 Panamá, Dominicana, El Salvador, Cuba, Paraguay y Guatemala serán los líderes en crecimiento. Cepal señala que sólo 9 de los 33 países de toda Latam recuperarán el nivel de PIB previo a la pandemia. Otros 5 lo lograrán en 2022.

Entre las grandes economías, Brasil avanzará este año el 5,2%, para reducir el paso al 2,2% en 2022 y México, impulsado por las exportaciones a EEUU, lo hará el 6,2%, para bajar el pistón al 3,2% el año que viene. No obstante, Cepal señala que, si bien la actividad comenzó a mejorar gradualmente a partir del tercer trimestre de 2020, una recuperación total, con un nivel similar al de 2019, sólo se alcanzará en 2023 y el PIB por habitante no se recuperará hasta 2029. Así las cosas, los primeros cuatro años de AMLO (2019-22) serán los de menor crecimiento desde los 80. El PIB cayó el 0,2% en 2019 y el 8,3% en 2020.

Perú avanzará este año el 10,6% y el 4,4% en 2022, mientras que Colombia lo hará el 7,5% y el 3,8%; Chile, el 9,2% y el 3,2% y Argentina el 7,5% y el 2,7%. En el resto de Sudamérica, Paraguay crecerá el 4,1% y el 4%; Uruguay, el 4,1% y el 3,2%; Bolivia, el 5,1% y el 3,5%; Ecuador, el 3% y el 2,6% y Venezuela, el 1% el año que viene tras caer el 4%. Sudamérica avanzará el 5,9% este año y el 2,6% en 2022; Centroamérica, el 5,5% y el 4,6% y el Caribe, el 4,1% y el 7,8%. Panamá registrará una expansión del 12% este año y del 8,2% en 2022; Costa Rica, del 3,7% y el 3,5%; Cuba, del 2,2% y el 4,1%; El Salvador, del 7,5% y el 4,6%; Guatemala, del 4,6% y el 4%; Honduras, del 5% y el 3,6%; Nicaragua, del 2,5% y el 1,8% y Dominicana, del 8% y el 5,5%.

Apoyo internacional

Cepal llama a mantener políticas fiscales y monetarias expansivas y dice que para ello es clave que los países puedan complementar sus recursos con más acceso a la liquidez internacional y a mecanismos multilaterales que faciliten la gestión de deuda y el acceso a financiación en condiciones adecuadas, Indica que la emisión de DEG del FMI por 650.000 millones permitirá fortalecer la posición externa de los países, pero “no es la panacea y debe ir acompañada de otras iniciativas, incluyendo la creación de fondos multilaterales”.

El texto resalta que la política fiscal debe acelerar la inversión pública e incentivar y atraer inversión privada. Y juzga prioritario para la sostenibilidad del sistema fiscal fortalecer los ingresos tributarios y reducir la evasión, que representa alrededor 325.000 millones de dólares, es decir, el 6,1% del PIB regional. Y recuerda que los paquetes de ayudas para fortalecer los sistemas de salud pública, apoyar el ingreso de las familias y proteger la estructura productiva representaron el 4,6% del PIB y diezmaron las arcas públicas.

Por otro lado, el organismo señala que en 2020 la pandemia desencadenó el mayor deterioro experimentado desde 1950 en Latam en los mercados laborales, los más afectados por la crisis del Covid. El número de ocupados cayó el año pasado un 9%. Y la recuperación esperada para 2021 no permitirá alcanzar los niveles pre-crisis. La tasa de desocupación será del 11% en 2021. Además, se indica que las remesas seguirán desempeñando un papel central en el respaldo de la dinámica económica en 2021. El valor total acumulado de las remesas del área en 2020 ascendió a 77.692 millones de dólares, un 10,6% más, con un fuerte incremento en El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

Artículos relacionados