MONITOR DE LATINOAMÉRICA

España ofrece re­forzar la coope­ra­ción es­tra­té­gica con el país cen­troa­me­ri­cano

Costa Rica se lanza a la ‘captura’ de pequeños inversores contra la crisis

‘Invita’ a ren­tistas y pen­sio­nistas ex­tran­jeros a ayudar a reac­tivar su eco­nomía

Costa Rica, turismo.
Costa Rica, turismo.

No hay in­versor pe­queño. Costa Rica ha di­señado un pro­grama adi­cional de cap­ta­ción de in­ver­sión ex­tran­jera que trata añadir ca­pi­tales más ‘modestos’ a las nor­ma­tivas ha­bi­tuales di­señadas para im­pulsar la lle­gada de em­presas y grandes cor­po­ra­cio­nes. La meta es que in­ver­so­res, pen­sio­nistas y ren­tistas ex­tran­jeros se es­ta­blezcan en Costa Rica para ayudar a reac­tivar una eco­nomía que en 2020 cayó el 4,1% por la crisis sus­ci­tada por la pan­demia y que, según Cepal, cre­cerá el 3,1% este 2021 y el 3,5% en 2022.

El presidente Carlos Alvarado firmó semanas atrás una ley para la atracción de inversores, rentistas y pensionistas que concede beneficios fiscales; franquicia arancelaria e incentivos a los impuestos de importación; exoneración del 20% del impuesto de traspaso en bienes inmuebles adquiridos en el plazo y exoneración de impuestos de importación sobre instrumentos o materiales para el ejercicio profesional o científico. Una medida destinada a reforzar la reactivación económica y turística y a crear empleo “generando las condiciones para que estas personas rentistas puedan venir al país y traer inversiones”.

La nueva normativa rebaja de 200.000 a 150.000 dólares la inversión mínima en bienes inmuebles, bienes inscribibles, acciones, valores y proyectos productivos o de interés nacional de quien desee optar a una residencia temporal como inversor. Según San José, la norma pretende apoyar la dinamización económica y recuperar los niveles de inversión exterior de hace una década, próximos al 7,8% del PIB, y que hoy representan sólo el 3,5%.

Los beneficios que la iniciativa estipula durarán cinco años a partir de la publicación de la ley, con la opción de prorrogarse hasta una década. Para mantener los beneficios no es necesario que la persona demuestre la permanencia de un mínimo de días en el país. Sin embargo, perder su estatus migratorio de rentista, pensionista o inversor sí le despojaría de los incentivos.

Retroceso de la inversión

Según la Unctad, la IED retrocedió el 38% en Costa Rica en 2020, a 1.700 millones, por el impacto de la pandemia en la llegada de capitales a las zonas económicas especiales y el descenso del turismo. De hecho, la IED en zona franca bajó el 41% y el turismo captó una inversión foránea mucho menor (-70%). Sin embargo, el ente señala que el ingreso de Costa Rica en la OCDE, aprobado en 2020, y las medidas que está adoptando el país, como el impuso a las Asociaciones Público-Privadas, relanzarán la atracción de inversores. Costa Rica capta el 27% de la IED subregional, frente al 44% de Panamá.

Para salir de una crisis que llevó en 2020 al peor déficit en 40 años, a una deuda del 70% del PIB, a un alza del paro y a un aumento de la pobreza al 26%, Alvarado también cuenta con su ‘plan de descarbonización’ e inversiones ‘verdes’ para las próximas tres décadas, que según el BID generaría réditos a 2050 por 41.000 millones. Por otro lado, el BM destaca que el país tiene la oportunidad de diversificar productos de exportación como piña y banana, dispositivos ortopédicos y preparados alimentarios para acelerar el crecimiento.

Las compañías españolas, para las que Costa Rica es segundo mercado inversor en Centroamérica-Caribe tras Panamá y Dominicana, ratificaron el pasado junio su interés por el país durante la visita que cursó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En un encuentro empresarial bilateral celebrado con motivo de la visita, políticos y compañías de ambos países promovieron sinergias e inversión entre ambos países mediante alianzas público-privadas.

Impacto de la OCDE

En el país operan, notablemente en turismo, renovables, infraestructura y telecos, más de 70 empresas españolas, que generan 18.000 empleos, con un stock inversor de 1.600 millones. Destacan FCC, Sacyr, Copisa, Puentes, Globalvia, Ríu, Barceló, Iberia, Naturgy, Acciona, Iberdrola, Elecnor, Siemens-Gamesa, Eulen, Calvo, Tendam, Inditex, Mapfre, Indra y una Telefónica en retirada. España fue en 2019 segundo inversor europeo y sexto mundial.

El encuentro empresarial de junio, en el que participaron las patronales de los dos países, contó con Urbaser, Azvi, Globalvía, Calvo, Getinsa, Typsa, Eulen, Riteve, Indra, Cirsa, Copisa, Telefónica y Grupo Puentes, entre otros. Y en él, el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, reafirmó la “confianza de los empresarios españoles en un país que goza de estabilidad política, economía abierta y clima de negocios muy favorable”. Según Garamendi, el compromiso de las empresas españolas en Costa Rica, donde tienen una presencia significativa en sectores estratégicos, es “firme”. La última empresa en ‘entrar’ ha sido Iberojet, que inauguró a mediados de julio su ruta Madrid-San José, importante para reactivar el turismo, gran motor de la economía del país.

Durante la visita, Alvarado destacó que “la relación entre Costa Rica y España aún no ha explotado todo su potencial”, mientras que Pedro Sánchez, que viajó acompañado de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, indicó que Madrid quiere no solo reafirmar sus lazos económicos, sino hacerlos más fuertes y amplios”. “Costa Rica es el segundo país de Centroamérica con mayor presencia empresarial española, el 27% del total, y se espera que se dé un salto cualitativo reforzando la cooperación como socios estratégicos”.

Maroto, que informó de la firma de dos memorándum (infraestructuras y transportes y turismo), dijo confiar en que el esfuerzo reformador de Costa Rica “permita atraer más inversiones españolas”. Y tanto Maroto como Garamendi felicitaron al país por su entrada a la OCDE. “Este ingreso ha sido muy valorado por las empresas españolas, ya que pone de manifiesto la apuesta del país por principios como la modernización de la gobernanza público-privada y la adecuación de los marcos regulatorios”, dijo el líder de CEOE.

Artículos relacionados