La compra del 10% de LaLiga por 2.700 mi­llones anuncia ré­cord en el se­gundo se­mestre

La exhibición de fuerza de CVC y Cinven en España marca el camino a los megafondos

Los grandes vehículos de ca­pital riesgo cuentan con enormes ex­ce­dentes de li­quidez

CVC Parners.
CVC Parners.

Los gi­gantes del ca­pital riesgo están re­for­zando hasta ni­veles in­sos­pe­chados su apuesta por España en estas to­davía pri­meras se­manas del se­gundo se­mestre de 2021. El pri­mero ya fue bueno, pero todo pa­rece in­dicar que las ci­fras de in­ver­sión li­ge­ra­mente su­pe­riores a los 2.000 mi­llones de euros se que­darán en muy poco ante lo que viene en un se­gundo que puede pasar a los anales. Los me­ga­fondos han to­mado la ini­cia­tiva y marcan el ca­mino.

En cuestión de unos pocos días se han cerrado tres operaciones relevantes. De menos a más en orden de importancia, Portobello ha comprado alrededor del 80% de la firma de abogados Legálitas por un importe en torno a los 125 millones de euros. Una operación con sabor español que ha sido el aperitivo a los dos grandes platos del menú: Cinven ha adquirido Burger King España por 1.000 millones de euros y CVC el 10% de LaLiga por 2.700 millones.

El verano está siendo el escenario del cierre y anuncio de operaciones largamente negociadas por los mayores fondos del mundo, que en un entorno macro algo más amable están encontrando el punto de apoyo necesario para llegar a acuerdos de valoración con los vendedores. Hay más actividad y, por lo tanto, más alegría. Y, sobre todo, mejores expectativas a medio plazo. Y los megafondos no han querido esperar más para hacer efectivas sus apuestas.

En realidad, tienen los bolsillos muy bien cargados de liquidez. Una vez pasado lo peor del coronavirus, los grandes inversores internacionales vuelven a poner inmensas cantidades de dinero en estos vehículos, en los que tratan de encontrar las rentabilidades de doble dígito que los mercados les niegan en un escenario de tipos de interés negativos a uno y otro lado del Atlántico. "Pocas veces han tenido tanta munición para disparar", señalan en fuentes del sector.

La compra del 10% de LaLiga es un claro ejemplo de cómo el capital riesgo de alto standing busca oportunidades en buenos negocios que atraviesan momentos de horas bajas. No les importa renunciar a la gestión -la organización que lidera Javier Tebas se reserva todas las decisiones estratégicas- a cambio de dar un balón de oxígeno a los clubes, que recibirán una gran inyección de liquidez que les permitirá mantener el nivel de la competición mientras el público vuelve a los estadios.

Pero, en el fondo, se trata de una operación muy clásica en el 'private equity': entrar en empresas sumidas en un proceso de reestructuración -el fútbol español está obligado a ampliar su presencia internacional y a aumentar sus fuentes de ingresos tras unas pérdidas de más de 700 millones de euros en los clubes la pasada temporada- pero que, sin embargo, tienen un gran potencial de crecimiento. Un proceso de CVC monitorizará desde una posición privilegiada.

La de Burger King España no es una operación mucho menor. Los 1.000 millones de euros que Cinven pone sobre la mesa supone la cantidad más elevada de siempre en el sector nacional de la restauración. En este caso, el fondo toma las riendas de una compañía que intentó salir a bolsa en 2019, antes de que el Covid-19 arruinara todos sus planes, y refuerza su presencia en España, donde es dueño de firmas como la tasadora Tinsa.

"Vamos a ver más operaciones de los grandes gigantes del 'private equity' en lo que queda de año. No es ya que tengan enormes bolsas de liquidez en sus fondos, sino que además pueden conseguir financiación barata de los bancos en un escenario de mantenimiento de tipos de interés negativos durante mucho tiempo todavía. Además, hay muchas compañías dispuestas a escuchar ofertas en el mercado español", señalan fuentes de un fondo español.

De momento, el último tramo de julio y el arranque de agosto marcan un antes y un después. El cierre de operaciones consecutivas demuestra que el mercado está en ebullición y que, ahora sí, compradores y vendedores son capaces de acercar posturas. Todo apunta a que el mercado español de capital riesgo va a protagonizar un segundo semestre histórico.

Artículos relacionados