LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, semana de futuros

La so­lidez de los mer­cados nor­te­ame­ri­ca­nos, de nuevo en racha de má­xi­mos, sigue ani­mando a los in­ver­sores a tomar po­si­ciones en la Bolsa. El ín­dice Ibex 35 ha ce­rrado las cinco úl­timas se­siones en po­si­tivo en las que ha ga­nado un 3,7 por ciento para quedar a unas dé­cimas de los 9.000 pun­tos.

Referencia técnica que de no superar y consolidar pronto puede dar lugar a una fuerte recogida de beneficios, hasta los 8.600 puntos como mínimo.

De momento, la mayoría de analistas se muestran optimistas. Los mercados están recogiendo una notable mejora de la economía mundial, lo que se traduce en una mayor fortaleza del mercado laboral y mayores presiones inflacionistas. Este escenario de salida de la crisis invita a pensar en una pronta retirada de estímulos por parte de los grandes bancos centrales.

El recorte en la compra de bonos se podría empezar a observar ya en octubre y la subida de tipos se vería posiblemente adelantada para finales del 2022. Este escenario supondrá un recorte en los beneficios futuros de las empresas, pero también servirá para reducir incertidumbres y conseguir una mayor estabilidad económica

Pero eso es una asignatura pendiente que los inversores confían que se resuelva, al menos en parte, en la habitual reunión veraniega de grandes banqueros centrales prevista para el último fin de semana de agosto en la ciudad norteamericana de Jackson Hole.

La principal preocupación de los operadores a corto plazo se centra en China por el temor a un exceso de rigor regulatorio que podría afectar a un sinfín de sectores con especial incidencia en las tecnológicas.

La escasa actividad del mercado también genera ciertas dudas. Normalmente, los repuntes del mercado conseguido en períodos con bajos volúmenes de negocio como el actual suelen ser difíciles de mantener cuando se recupera la actividad negociadora después de las vacaciones.

Calendario semanal de Bolsa

Los inversores no contarán esta semana con muchas referencias macroeconómicas. Aunque algunas de ellas relacionadas con el crecimiento y la inflación su pueden llegar a alterar el pulso de los mercados. No se espera, por tanto, una semana demasiado intensa a expensas de la rotación de activos por el vencimiento de derivados.

Hoy lunes, los indicadores más relevantes llegarán desde Asia con el PIB y la producción industrial en Japón, así como con la producción industrial y ventas al por menor en China. En Alemania se darán a conocer los precios al por mayor, mientras que desde Estados Unidos llegará el índice manufacturero Empire State.

En la sesión del martes, la atención se centrará en los datos de productividad y empleo en el Reino Unido, pero sobre todo en el PIB de la zona euro. Al otro lado del Atlántico se esperan la producción industrial, las ventas al por menor, la capacidad de utilización, los inventarios de negocios y el índice inmobiliario NAHB.

Este día se producirá la suspensión de cotización de Euskaltel pendiente de su exclusión de Bolsa una vez cerrada con éxito la opa de Más Móvil.

Tampoco hay grandes citas anotadas en la agenda financiera internacional del miércoles. Lo más destacado serán el IPC y los precios de producción en el Reino Unido, el IPC de la zona euro, así como las casas iniciadas y los permisos de construcción en EEUU

Para el jueves lo más destacable serán el índice de la Fed de Filadelfia, el índice de indicadores, que sirve para medir la tendencia futura de la economía, y las habituales peticiones de desempleo.

La semana bursátil se cerrará el viernes con las ventas minoristas del Reino Unido y el índice de precios de producción en Alemania. Como los terceros viernes de mes se producirá el vencimiento de derivados.

Artículos relacionados