El precio del ba­rril de pe­tróleo de ca­lidad Brent se sitúa este jueves en los 71,1 dó­lares

La AIE rebaja su previsión de consumo de petróleo por las nuevas variantes del Covid-19

Los car­bu­rantes al­canzan nuevos má­ximos y llenar el de­pó­sito es hasta un 22,5% más caro

Petróleo.
Petróleo.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha re­vi­sado a la baja sus ex­pec­ta­tivas de cre­ci­miento de la de­manda de crudo para el resto de 2021 ante el im­pacto de las nuevas va­riantes de la Covid-19 en el ritmo de la re­cu­pe­ra­ción mun­dial, según el úl­timo bo­letín men­sual de la ins­ti­tu­ción con sede en París. La pre­vi­sión ayu­dará a mo­derar los pre­cios de los car­bu­ran­tes, que según datos he­chos pú­blicos este jueves han alz­can­zado nuevos má­ximos anuales y llenar el de­pó­sito es hasta un 22,5% más caro en España.

De este modo, la agencia anticipa que el consumo mundial de petróleo crecerá este año en 5,3 millones de barriles al día (mb/d), alcanzando un promedio de 96,2 mb/d para el año 2021, con un incremento adicional previsto de 3,2 mb/d para el año 2022.

La demanda mundial de petróleo aumentó en 3,8 mb/d en junio, impulsada por la mayor movilidad en Norteamérica y Europa, pero este aumento del consumo "revirtió abruptamente su curso en julio y las perspectivas para el resto de 2021 se han degradado debido al empeoramiento de evolución de la pandemia y las revisiones de los datos históricos", advierte la AIE.

En este sentido, la agencia señala que el crecimiento de la demanda de crudo para la segunda mitad de 2021 "se ha degradado más drásticamente" como consecuencia de las nuevas restricciones contra la Covid-19 impuestas en varios de los principales países consumidores de petróleo, particularmente en Asia, que parecen reducir la movilidad y el uso de petróleo.

Por su parte, la AIE destaca que el suministro mundial de petróleo está aumentando rápidamente, después de que en julio los productores aumentaran la producción en 1,7 mb/d, mientras que se espera que la oferta aumente aún más después de que los países de la OPEP+ pactaran el pasado 18 de julio aumentar su producción en 400.000 barriles mensuales desde agosto y hasta que se eliminen los recortes restantes.

De esta manera, la agencia advierte de que el mercado petrolero puede volver a registrar superávit en 2022 si la OPEP+ continúa deshaciendo sus recortes y los productores que no participan en dicho acuerdo aumentan su oferta en respuesta a unos precios más altos, con Estados Unidos a la cabeza de este incremento.

No obstante, señala que la OPEP+ aún puede pausar, continuar o incluso revertir sus restricciones según las necesidades del mercado por lo que considera poco probable que el ajuste de los recortes del cártel y sus aliados siga una trayectoria lineal en 2022.

Precios carburantes

El precio de los carburantes ha escalado a nuevos máximos anuales en la segunda semana de agosto, haciendo que el llenado del depósito del coche sea ya hasta un 22,5% más caro que hace un año.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina se ha encarecido algo más de un 0,2% respecto a la primera semana de agosto, para situarse en casi 1,420 euros, en máximos desde finales de julio de 2014, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Europa Press.

Por su parte, el precio del gasóleo ha repuntado ligeramente esta semana, hasta los 1,270 euros, en niveles máximos desde noviembre de 2018.

De esta manera, el llenado del depósito en esta segunda semana del mes de agosto es ya un 22,5% más caro, para el caso de la gasolina, y un 19,8% más elevado, en el gasóleo, que hace un año.

HASTA 14,3 EUROS MÁS

En concreto, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta ahora unos 78,09 euros, unos 14,3 euros más que hace un año, mientras que en el caso de repostar con gasóleo asciende a unos 69,87 euros, unos 11,6 euros más que en la operación salida de agosto de 2020.

Antes de la pasada Semana Santa, ambos carburantes ya recuperaron los niveles preCovid. En lo que va de año, el precio medio del litro de gasolina acumula ya un encarecimiento de más del 18%, mientras que el del gasóleo remonta más de un 17%.

Este incremento en los precios de los carburantes en los últimos meses ha venido de la mano de la recuperación en el precio del petróleo. El precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se sitúa este jueves en los 71,1 dólares (70,6 dólares hace una semana), mientras que el Texas ronda los 68,8 dólares (68,6 dólares la semana pasada).

Pese a este incremento, el precio de la gasolina sin plomo de 95 está en España por debajo de la media de la UE, situada en 1,549 euros el litro, y de la zona euro, con un precio medio de 1,601 euros. En el caso del diésel ocurre otro tanto, ya que el precio en la UE es de 1,372 y de 1,395 en la zona euro.

El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Artículos relacionados