Openbank (Santander) y Evo Banco (Bankinter) pre­sumen de cre­ci­mientos his­tó­ricos

Los brazos 'online' de la gran banca sacan pecho en hipotecas en un 2021 caliente

El au­mento de la con­tra­ta­ción de prés­tamos puede crecer más en el mejor es­ce­nario

Openbank
Openbank

El año hi­po­te­cario de la banca está siendo tan bueno que al­gunas en­ti­dades no pueden re­sistir la ten­ta­ción de sacar pe­cho. Los grandes cre­ci­mientos están en las firmas to­tal­mente 'online' que han visto como el Covid-19 se ha con­ver­tido en un gran aliado. No es la fase ini­cial, claro está, en la que el ne­gocio de prés­tamos se paró casi com­ple­ta­mente. Pero sí en la fase de sa­lida, porque los es­pañoles han em­pren­dido la aven­tura di­gi­tal.

ANTETÍTULO

Primero el confinamiento y después las largas horas de teletrabajo en casa han modificado los hábitos de quienes buscan una hipoteca o quieren mejorar las que ya tienen. Si a eso se le suma la proliferación de 'broker' hipotecarios que a través de Internet sacan a subasta entre los bancos las peticiones de préstamos para vivienda de sus clientes, se llega a la conclusión de que los bancos que operan 'online' se han encontrado ante el escenario perfecto.

Y están firmando un año también redondo. Openbank, de Banco Santander, ha anunciado este mes que ha concedido hasta julio un 80% más de hipotecas que en el mismo período del año pasado. Ya están superadas las cifras de todo 2020, en un ejercicio en el que la firma ha echado el resto en bonificaciones para acelerar la firma de préstamos. Con unos precios entre los mejores del mercado, Openbank es uno de los grandes ganadores este año.

Mientras que en el resto de bancos tradicionales las enormes estructuras de oficinas y personal impiden mejorar más las condiciones de los préstamos, las firmas digitales ofrecen hipotecas mucho más simples y atractivas en todos los sentidos. Otro buen ejemplo es Evo Banco, que cada vez contribuye más a la producción hipotecaria de su matriz, Bankinter. Sólo en el primer semestre del año ha más que doblado los números de 2020.

Ha sido, claro está, el mejor semestre de la historia de EVO, que hace dos años apenas producía 37 millones de euros en hipotecas en seis meses y ahora se acerca a los 400 millones. Es uno de los ejemplos más claros de cómo ha cambiado el perfil del consumidor español de hipotecas. Se acabó la tediosa tarea de ir de oficina en oficina buscando una pequeña rebaja de la TAE; hoy, los trámites ya se pueden realizar 100% 'online' hasta el momento de la firma.

Tampoco dejan demasiado lugar a las dudas las cifras de otro jugador 'online' del tamaño de ING, que hace unas semanas rebajó el precio de sus préstamos para compra de vivienda. El negocio de financiación creció un 8,8% en el primer semestre, hasta cerca de 23.000 millones de euros. Pero el gran motor fue el segmento hipotecario, con un crecimiento del 71% respecto a junio de 2020. Cifras inalcanzables para la banca tradicional, que crece a un ritmo muy inferior.

Crece la actividad

Claro que estos avances no serían posibles si la actividad hipotecaria no dejara de ganar velocidad a medida que avanza el año. Las compraventas de vivienda han crecido algo más de un 75% en junio respecto al mismo mes del año pasado, según las estadísticas que elabora el Colegio de Registradores de España. Pero lo que realmente impresiona es que avanza un 18% respecto a ese mes de 2019, cuando la normalidad era absoluta en el negocio hipotecario.

En línea con este 'boom' de las compraventas, la formalización de hipotecas también vuelve a la normalidad precovid. Crecieron un 41% respecto a junio de 2020 y cerca de un 30% respecto al mismo mes de 2019. Por lo tanto, la banca ha encontrado en el negocio hipotecario el asidero para salvar un año duro en préstamos a empresas y al consumo, que no acaban de arrancar a pesar del clima de mejora económica que registra el país.

De lo que no cabe duda es de que, con estas credenciales, los bancos españoles 'online' se encaminan hacia un año histórico en concesión de hipotecas. "Estamos sorprendidos porque el verano está siendo bueno, muy bueno, por encima de nuestras previsiones. Las firmas van a velocidad de crucero y nos van a permitir batir todos nuestros récords en 2021", señalan en una de las entidades que operan exclusivamente en Internet.

Artículos relacionados