BOLSA

ACS se afianza en el Pacífico

A pesar de la in­cer­ti­dumbre eco­nó­mica pro­vo­cado por los re­brotes de la co­vid, ACS ofrece buenas no­ti­cias al mer­cado. La em­presa mixta Ventia, en la que su fi­lial aus­tra­liana Cimic tiene un 47,5%, se ha ad­ju­di­cado un im­por­tante con­trato por parte del Gobierno de Australia del Sur.

Esta empresa se encargará de la gestión de las instalaciones del Gobierno por un período de cinco años y medios prorrogables por un importe de 300 millones de dólares australianos, unos 190 millones de euros al cambio.

El grupo destaca también la posibilidad de realizar tres prórrogas más del llamado Acuerdo para la Gestión de Instalaciones Gubernamentales (Agma, por sus siglas en inglés), que comenzará su fase de transición este mes y dará inicio a sus operaciones en diciembre próximo.

En virtud de este acuerdo, Ventia, que además está analizando la posibilidad de lanzar una oferta pública de venta de acciones para su salida a bolsa, se encargará de la gestión, en nombre de 30 organismos del Gobierno de Australia del Sur, de grandes instalaciones como escuelas, hospitales y comisarías.

Para ello, el grupo ha mostrado su disposición a asociarse con las pequeñas y medianas empresas locales con el fin de prestar estos servicios, manteniendo la inversión y el empleo en Australia del Sur.

Este tipo de contratos reflejan el éxito de la estrategia de diversificación geográfica y de negocio realizada por el grupo ACS en los últimos años. Su cotización, sin embargo, se encuentra lejos aún de recuperar los niveles previos a la pandemia. En lo que va de año, su precio se ha reducido un 10% en bolsa con una clara tendencia bajista desde el mes de mayo que ha llegado a poner en riesgo zonas de suelo en las inmediaciones de los 22 euros por acción.

En estos días ha logrado contener la salida de papel al mercado y ha logrado rebotar hasta los 23 euros, pero los expertos técnicos siguen sin observar señales firmes de una recuperación clara por parte de ACS. Con todo, su alta rentabilidad por dividendo por encima del 10% permite asumir el riesgo de comprar a estos precios tal y como apuntan la mayoría de casas de análisis con informes de la compañía.

Artículos relacionados