BOLSA

Arima, alto valor inmobiliario

Durante los úl­timos meses se ha em­pe­zado a ob­servar una reac­ti­va­ción del mer­cado de las ofi­cinas al compás de las me­jores ex­pec­ta­tivas eco­nó­micas tras un año muy duro. Se lo agra­decen mu­chos de los in­ver­so­res. Por este mo­tivo, los ope­ra­dores vuelven a poner su punto de mira en las so­ci­mis. En es­pe­cial en los va­lores más pe­queños, como Arima, algo más re­za­gados y con mayor opor­tu­nidad de cre­ci­miento.

Esta sociedad con poco más de año y medio en Bolsa busca ahora volver a superar el nivel de los 10 euros con el que debutó en el mercado continuo. Para ello, señalan los analistas, cuenta con una sólida estrategia de inversión en activos inmobiliarios de oficinas ubicados en Madrid.

Entre otras cosas destacan su capacidad de reposicionamiento y reconversión de sus activos para convertirlos en primera clase con un claro enfoque en la creación de valor. En este sentido, la compañía aprovechó la coyuntura de la pandemia para realizar la compra de dos nuevos edificios por 65 millones de euros. Unos activos a muy buen precio de los que estima un retorno de aproximadamente un 7%.

De esto modo, su cartera actual ha pasado estar configurada por nueve activos, ocho de oficinas y uno de nave logística. Una cartera, destacan los analistas, defensiva, líquida y con capacidad de crecimiento con visión a medio y largo plazo.

Los expertos de Renta 4 consideran que la posición de caja neta de 25 millones de euros a cierre de 2020, le permite un margen de apalancamiento o capacidad inversora adicional de hasta 150 millones de euros.

La firma considera, por tanto, que Arima representa una interesante oportunidad de inversión a largo plazo y más teniendo en cuenta que de los nueve activos, cinco se encuentran en proceso de reforma sin contribuir a la cuenta. Cabe espera un retorno vía dividendo a partir de 2022, aunque su principal sorpresa positiva vendría por los posibles dividendos extraordinarios derivados de la rotación de activos.

Por todo ello, Renta 4 ha revisado al alza sus estimaciones al alza con recomendación de comprar y un precio objetivo de 11,4 euros por acción, frente a los 9,2 en la actualidad, ante su capacidad para duplicar sus ingresos totales el próximo año y hasta alcanzar una cifra cercana a los 16 millones en 2023 una vez concluidos sus proyectos.

Artículos relacionados