EMPRESAS

Naturgy supera el precio de la oferta de IFM y hace inviable la OPA

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Francisco Reynés, presidente de Naturgy

Los tí­tulos de Naturgy han ce­rrado este jueves en Bolsa por pri­mera vez con una co­ti­za­ción su­pe­rior a los 22,37 euros de la oferta del fondo aus­tra­liano IFM para ha­cerse con hasta el 22,69% de la ener­gé­tica. Las ac­ciones del grupo pre­si­dido por Francisco Reynés re­gis­traron este jueves una re­va­lo­ri­za­ción del 0,67%, para re­montar hasta los 22,45 eu­ros, su nivel más alto desde fi­nales de fe­brero de 2020 y un precio un 0,35% por en­cima de lo ofer­tado por IFM.

Las acciones de Naturgy habían sido capaces de igualar al cierre de mercado el pasado 13 de julio, el precio de la oferta del fondo australiano, e incluso de superarla en algunas ocasiones puntuales, pero este jueves ha sido la primera vez que consolida su valor por encima al final de la sesión bursátil.

A finales del pasado mes de enero, IFM presentó su oferta pública voluntaria parcial de adquisición por hasta ese 22,69% de Naturgy, valorándolo en unos 5.000 millones de euros, a un precio de 23 euros por acción, que posteriormente fue ajustado a 22,37 euros por acción tras el abono en marzo del dividendo por la compañía.

Estos niveles a los que el mercado ha puesto la acción de Naturgy se convierte en un obstáculo más en el camino de IFM, ya que con una cotización por encima del precio de su oferta la operación parece estar condenada al fracaso. Según los analistas de Bank of America, el fondo australiano tiene dos opciones: o retirar la oferta o incrementarla.

Los títulos de la energética se han revalorizado con fuerza en lo que va de año, con una subida del 18,4% desde los 18,96 euros con que despidió un 2020 marcado por la crisis del Covid-19.

Cuando anunció su OPA voluntaria y parcial, la oferta de IFM representaba una importante prima sobre unas acciones que entonces cotizaban en torno a los 19 euros. Sin embargo, el paso del tiempo ha hecho que el mercado haya ido dejando esa prima en nada.

PENDIENTE DEL VISTO BUENO DEL GOBIERNO. Además, la operación está pendiente, casi seis meses después de que se anunciara, de recibir el visto bueno del Consejo de Ministros, debido a la normativa de blindaje aprobado el año pasado en plena pandemia, que permite al Ejecutivo vetar la compra por un inversor extranjero de más de un 10% de una empresa española de un sector estratégico.

También se ha topado el fondo australiano con la resistencia CriteriaCaixa, accionista de referencia histórico de Naturgy -antigua Gas Natural Fenosa-, que en mayo anunció su decisión de reforzar su presencia en el capital social de la energética, sin llegar a sobrepasar el 30% del accionariado, nivel a partir del cual la legislación obliga a formular una OPA.

Con este anuncio el brazo inversor de La Caixa confirmaba su voluntad de "continuar como el accionista español de referencia de Naturgy" y como tal defender sus intereses con la finalidad de contribuir a mantener la empresa cotizada en España (asegurando liquidez a todos sus accionistas).

MÁS DE UN 70% DEL CAPITAL EN MANOS DE CRITERIA, FONDOS Y SONATRACH. Dentro de ese goteo de compras en los últimos meses, CriteriaCaixa ha ido reforzando su posición como primer accionista de la energética, hasta escalar casi al 26% (25,94%) de su capital. Le siguen en el capital de Naturgy los fondos GIP (20,6%) y CVC -con el grupo March- (20,7%) y la estatal argelina Sonatrach (4,1%).

El resto del capital de Naturgy está en manos de inversores institucionales y pequeños inversores. La compañía cuenta con alrededor de 74.000 accionistas.

De esta manera, la OPA de IFM, vinculada a alcanzar un mínimo de aceptación del 17%, ve como ya más de un 70% del capital de la energética -los dos fondos, más CriteriaCaixa y Sonatrach- no acudirían a la oferta.

NUEVO PLAN ESTRATÉGICO. Por otra parte, Naturgy, después de aplazarse por la presentación de la OPA, ha decidido lanzar su nuevo plan estratégico 2021-2025 la próxima semana, coincidiendo con la publicación de sus resultados del primer semestre del ejercicio.

Con la aprobación de este nuevo plan estratégico, la compañía envía un mensaje al mercado de que mira hacia adelante y tiene una estrategia definida hasta 2025, independientemente del resultado de la OPA parcial de IFM.

Artículos relacionados