El dueño de la en­tidad ad­vierte que es­tudia cual­quier opor­tu­nidad sea quien sea

Escotet (Abanca) arroja sombras de fusión con Bankinter aprovechando resultados

Dancausa de­fiende la sol­tería de su en­tidad como una for­ta­leza aña­dida

Juan Carlos Escocet, Abanca.
Juan Carlos Escotet, Abanca.

Completada la fu­sión de CaixaBank con Bankia y pen­diente de ce­rrarse la de Unicaja y Liberbank, la banca se pre­gunta si hay más margen para otras in­te­gra­ciones en el sector fi­nan­ciero es­pañol. Una po­ten­cial pa­reja se­rían Abanca y Bankinter, dos en­ti­dades que este jueves pre­sen­taron re­sul­tados y que han al­can­zado un ta­maño li­mi­tado pero con unas ra­tios esen­ciales muy por en­cima del resto de com­pe­ti­do­res. Su fu­sión, ai­reada en la pre­sen­ta­ción de re­sul­ta­dos, su­pe­raría por ac­tivos to­tales los 176.000 mi­llones de euros y con in­tereses co­munes en mer­cados como el por­tu­gués.

La quinta posición en la banca por activos totales podría estar en peligro para Unicaja-Liberbank si algunas otras entidades dieran un paso para su fusión y con unas ratios principales, como la de morosidad, en una situación mucho más favorable que la del resto de sus competidores, con independencia de su tamaño.

Abanca y Bankinter estarían en dicha disposición, ya que el total de activos que sumarían superarían los 176.000 millones de euros, muy por encima de los 110.000 millones que acumula Unicaja con la integración de Liberbank, una operación prevista para los próximos días.

Los bancos que preside Juan Carlos Escotet y gestiona María Dolores Dancausa han sido los encargados de abrir la ronda de presentaciones de los resultados semestrales de la banca española, con mejoras interanuales y con unas magnitudes muy superiores al resto de los competidores con independencia de su tamaño.

Bankinter siempre ha presumido de mantener a raya la morosidad, con una ratio al cierre del pasado mes de junio del 2,34%. Abanca se sitúa a la cabeza en este sentido, con una ratio del 1,9% que es inferior en algo más de la mitad de la que mantiene el conjunto de la banca nacional, según los últimos datos del Banco de España.

Mayor diferencia se detecta en cuanto a la eficiencia de los dos bancos. Bankinter muestra una ratio del 40,6% en el mercado español, mientras que el grupo con sede en Galicia tiene una posición peor con un 63,6% como consecuencia de las distintas adquisiciones realizadas en los últimos tiempos.

El solapamiento geográfico no supondría mayor problema en una fusión entre Abanca y Bankinter, ya que la primera entidad está mas centrada en el Noroeste español y con presencia única en más de un centenar de pequeñas localidades. En cambio, el banco gestionado por María Dolores Dancausa tiene una expansión más urbanita y más concentrada en otras áreas geográficas.

Estrategias divergentes

Tanto Bankinter como Abanca se han adentrado de manera decidida en el sector bancario de Portugal, lo que su integración supondría un plus añadido para tener una mayor presencia en el mercado luso en el que aún hay oportunidades de adquisición, como ha reconocido el propio presidente del grupo con sede en Galicia, Juan Carlos Escotet, durante la presentación de os resultados semestrales.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, también se muestra muy orgullosa de la evolución de su filial portuguesa que, al cierre del primer semestre, ha obtenido un beneficio de 26 millones de euros, un 50% más en la comparativa interanual.

Otras cuestión muy distinta es la estrategia o disposición de las dos entidades a operaciones corporativas. Juan Carlos Escotet es un defensor a ultranza del crecimiento inorgánico, a pesar de que todavía tiene pendientes dos integraciones: la de Nova Banco España, previstas para 2022, y la de Bankoa que se cerrará a finales del actual ejercicio.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, es una firme defensora de la soltería de Bankinter tras más de medio siglo de historia y que la sitúa como un "bicho raro" en el sector bancario español. En su opinión, su independencia es una de las grandes fortalezas.

Bien es cierto que, ante cualquier posible movimiento, la decisión estaría en manos del máximo accionista, Jaime Botín. La creación de Bankinter, no obstante, contó con la colaboración de Bank of America en su momento.

Artículos relacionados