BOLSA

Greenalia se pone las pilas

La en­trada en el mer­cado nor­te­ame­ri­cano con la compra de va­rios pro­yectos fo­to­vol­taícos ha vuelto a dar vi­si­bi­lidad a Greenalia, cuya co­ti­za­ción está muy de­pri­mida. Los ana­listas creen que este pro­ceso de di­ver­si­fi­ca­ción geo­grá­fica le per­mi­tirá no solo re­ducir su ex­po­si­ción a España, sino que a pondrá en el es­ca­parte de las ener­gías re­no­va­bles a nivel in­ter­na­cio­nal.

La compañía que cotiza en el segmento de empresas de crecimiento de BME Growth, ha adquirido varios proyectos en Estados Unidos para el desarrollo de 670 MW de energía solar fotovoltaica en dos instalaciones en el estado de Texas, así como otro para el almacenamiento en baterías de 170 MW.

Ambas infraestructuras cuentan ya con los permisos de acceso y conexión a la red, por lo que prevé iniciar su construcción ya el próximo año. La inversión prevista por Greenalia para todos estos proyectos ronda los 380 millones de euros.

Un salto que los expertos de Renta 4 han valorado muy positivamente, pues le permitirá reducir su exposición al mercado español, donde centra toda su actividad hasta ahora. Por el contrario, se trata de su primera incursión a un mercado foráneo y desconocido, lo cual eleva los riesgos de ejecución.

Una de las grandes ventajas que observan los analistas de la firma es la entrada de la compañía en el segmento del almacenamiento en batería, llamado a tener un papel relevante dentro del sector en un futuro no demasiado lejano.

También destacan la importancia de esta apuesta por el mercado americano que pasará a representar el 21% de su cartera a 2020 de 3.213 megavatios, de los cuales 2.178 MW corresponde a eólica" onshore", 685 MW en energía solar y 100MW en biomasa.

Según los cálculos de Renta 4 la inversión prevista arroja un resultado de menos de 0,57 millones de euros por megavatio de producción. Unos precios bastante razonables. Su principal problema, sin embargo, será la financiación de la inversión prevista, teniendo en cuenta los 42 millones de euros en caja, una deuda de 289 millones y 10,6 millones de Ebitda de la compañía. Cifras contabilizadas a finales del pasado año.

El mercado, de hecho, estaría descontando una posible ampliación de capital, lo que explicaría la negativa evolución del valor en el año respecto a sus comparables.

En cualquier caso, la confianza en el equipo gestor ha llevado a Renta 4 a reiterar su recomendación de sobreponderar a Greenalia con un precio objetivo de 15,5 euros por acción. Esta valoración supone un potencial superior al 25% desde su actual cotización de mercado en torno a los 12,5 euros por acción.

Después de perder 10 euros desde los máximos registrados el pasado mes de enero, los expertos técnicos creen que el valor ya habría encontrado suelo en la zona de los 12 euros y estaría en disposición de iniciar el rebote, aunque el recorrido de esta recuperación se podría ver limitado por la fuerte zona de congestión que encuentra en las inmediaciones de los 14 euros.

La superación de esta resistencia dependerá en buena medida de la capacidad del grupo a la hora de cumplir sus promesas. Entre otras cosas, Greenalia prevé iniciar la tramitación de nuevos proyectos de fotovoltaica, eólica y de almacenamiento a medio plazo, para lo que seguirá estudiando la compra de otras sociedades del sector con el objetivo de avanzar de forma rápida en un sector al alza en Estados Unidos y formar parte a la vez del proceso de descarbonización que se ha iniciado en el mundo.

Artículos relacionados