TURISMO Y OCIO

El turismo mundial, en alerta: la pandemia se alargará más allá de 2023

Con la va­riante delta aso­lando el pla­neta, la in­mu­nidad de re­baño no se al­can­zará hasta que el 90% de la po­bla­ción esté va­cu­nada

Incentivar el turismo
Turismo.

Los efectos de la pan­demia mun­dial de co­vi­d-19 se pro­lon­garán más allá del año de 2023, de­bido a que la in­mu­nidad de re­baño a nivel mun­dial está cada vez más le­jos. El tu­rismo mun­dial, es­pe­cial­mente en España, será uno de los sec­tores eco­nó­micos más afec­ta­dos, con todos los em­pre­sa­rios del sector cada vez las preo­cu­pados y pe­si­mistas pese al co­mienzo de la tem­po­rada es­ti­val.

Un reciente informe de las Naciones Unidas (ONU) estimaba que las pérdidas mundiales en el sector serían del orden los 4 billones de dólares (Unos 3,5 billones de euros) en todo el mundo, pero muchos expertos consideran que esta cifra se está quedando pequeña.

El portal mexicano Reportur.mx informaba que, con la variante de Wuhan, se llegaría a la inmunidad de rebaño con el 70% de la población vacunada, pero ahora, con la nueva variante delta, procedente de India, dicha inmunidad solo se alcanzará si el 90% de la población mundial está vacunada, lo que representaría vacunar a 7.110 millones de personas. Una meta prácticamente imposible.

No obstante, al momento solo se ha vacunado el 25% de la población mundial, especialmente en los países con mayores rentas, pero países como África solo han alcanzado el 1%, y a esto se suma que en países como Estados Unidos y Francia, el 40% de sus pobladores no desean vacunarse, así mismo, existe desconfianza de los bilógicos en África, Oriente Medio, Asia central y Latinoamérica, según datos de La Vanguardia.

Para lograr el equilibrio mundial en la vacunación es fundamental la cooperación internacional, pues podría reducir las muertes al 33%, así lo confirma un estudio de la Universidad Northeastern, el cual dice que: “Allí donde se ha podido vacunar masivamente, es decir, en la mayor parte de los países ricos, se han evitado un 33% de las muertes. Si la distribución hubiera sido equitativa en todo el mundo, se hubieran podido evitar hasta un 61%.”, según lo recoge el mismo medio.

Por otra parte, las nuevas variantes están acelerando el contagio. Antes con la de Wuhan por cada infectado se contagiaban hasta tres personas, con la delta se alcanzan a contagiar hasta ocho. Esto obliga a que se mejore la producción de vacunas y se aprueben nuevas.

“Van a faltar vacunas y es necesario que se aprueben nuevas cuanto antes”, de acuerdo a Rafael Vilasanjuan, director de análisis del Instituto de Salud Global y miembro del comité de dirección de Gavi. Además reconoce que será difícil llegar al 20% de vacunados a final de 2021 en los 92 países más pobres, informa el portal mexicano.

Artículos relacionados