MONITOR DE LATINOAMÉRICA

El PIB del país cre­cerá el 12% este año tras des­plo­marse un 17,9% en 2020

Panamá fía su reactivación a la inversión en infraestructuras

Laurentino Cortizo anuncia un plan para im­pulsar una eco­nomía hun­dida por la pan­demia

Laurentino Cortizo, pte. de Panama.
Laurentino Cortizo, pte. de Panama.

Panamá, el país de Centroamérica con mayor pre­sencia de com­pañías y pro­yectos em­pre­sa­riales es­paño­les, reac­ti­vará la in­ver­sión es­tatal en in­fra­es­truc­turas e im­pul­sará una mayor atrac­ción de in­ver­sión para reac­tivar su eco­no­mía, du­ra­mente cas­ti­gada por la pan­de­mia. Así lo in­dicó el pre­si­dente del país, Laurentino Cortizo, tras anun­ciar una es­tra­tegia de pro­yectos de in­fra­es­truc­tura por 12.000 mi­llones de dó­lares y la ace­le­ra­ción del pro­ceso de va­cu­na­ción contra el Covid en todo el país du­rante 2021.

La economía panameña cayó a plomo en 2020, víctima del Covid, que causó un retroceso del PIB del 17,9%. La actividad, sin embargo, rebotará este año, con un crecimiento del 12% (el mayor de Latam), según las últimas previsiones de la Cepal, que prevé que el ‘tigre centroamericano’ avance a un ritmo inferior, pero aún potente del 8,2% en 2022, un pronóstico que el BM eleva hasta el 9%.

El ‘roto’ económico causado por la pandemia afectó el año pasado a la llegada de IED al país (principal receptor en la subregión, con entre el 44% y el 48% del total), y que cayó un 86%, a 589 millones, al mismo tiempo que se deterioraron sectores claves de la actividad y el paro escaló al 18%, la tasa más alta en 20 años. La inversión exterior ya había bajado el 15% en 2019.

“Panamá ha reactivado la inversión estatal en obras de infraestructura pública para crear más empleo y elevar el consumo”, indicó Cortizo, del PRD, (centroizquierda) en la Asamblea Legislativa, al iniciar el tercero de sus cinco años de mandato. Un plan que incluye líneas de metro (construcción de la línea 3 del metro de la capital y extensión de la línea 1); nuevas transmisiones eléctricas; hospitales y un túnel bajo el puente del Canal de Panamá, así como el relanzamiento de la minería con la reactivación de licitaciones para exploración de reservas de oro y cobre. Asimismo, Cortizo anunció la puesta en marcha de nuevos proyectos de asociación público-privada por 1.500 millones.

Fuerte presencia española

España es el tercer inversor en Panamá y allí están presentes más de 400 empresas, notablemente en el sector de infraestructuras, pero también en renovables y, cada vez más, en turismo. La española Ayesa compite junto a otros tres consorcios para diseñar el túnel de la Línea 3 del metro, que pasa por debajo del Canal y tiene un precio de referencia de 13 millones de dólares. Las obras de la tercera línea de Ciudad de Panamá se iniciaron en febrero de 2021, a cargo del consorcio creado por la surcoreana Hyundai, que se adjudicó el proyecto por 2.844 millones frente a otros liderados por Acciona, FCC y OHL. Eso sí, esta última firma, ya rebautizada OHLA, ejecutará la ampliación de la línea 1 del metro, proyecto estimado en 178 millones, en alianza con la lusa Mota-Engil, tras haber competido con grupos encabezados por FCC y Acciona.

FCC, a su vez, ejecutó la Línea 2, tras haber construido la Línea 1, mientras que Sacyr participó en la ampliación del Canal, el otro plan emblemático ejecutado en los últimos años en el país con presencia de empresas españolas. En el país operan también otras constructoras como Grupo Puentes y ACS y firmas de otros sectores como Naturgy, Indra y Mapfre. En el segmento turístico actúan Meliá, Barceló, NH e Iberia y en renovables ejecutan o han ejecutado proyectos Iberdrola, Acciona, Elecnor, Ecoener, Sur de Renovables, Inelsa y Avanzalia. Telefónica vendió su filial en el país en 2019.

Impulsar la llegada de IED

En su renovada búsqueda por atraer inversión exterior, el Parlamento panameño aprobó en 2020 una normativa que busca captar grandes firmas manufactureras, el ‘Régimen Especial para el Establecimiento y la Operación de Empresas Multinacionales para la Prestación de Servicios Relacionados con la Manufactura (EMMA)’. La idea, según el viceministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Sosa, es hacer de Panamá “un país competitivo en lo que se refiere también a manufacturas”. Para Sosa, “la reactivación económica tiene que venir de la mano del capital extranjero. Atraeremos inversión extranjera para que la economía local se reactive”.

Panamá, que acaba de reactivar su relación con la Unión Europea, al suscribir un 'memorando político' que sustituye al anterior acuerdo de cooperación entre el país centroamericano y el bloque comunitario, exhibe 54 leyes o regímenes que ofrecen incentivos a la inversión en el país, como Panamá SEM, Ciudad del Saber, Zona Libre de Colón, Zonas Francas Panamá o Dicine.

Además, el Gobierno aprobó recientemente la Ley de Asociación Público-Privada que incluye proyectos conjuntos en carreteras, energía, telecomunicaciones, construcción de escuelas y edificios públicos y tratamiento de agua. Desde Panamá, se anima también a los empresarios españoles a invertir en agricultura, sector farmacéutico, tecnologías disruptivas, industrias creativas, renovables y en el cada vez más importante sector turístico.

Artículos relacionados