Los com­pra­dores de casas re­celan del mo­delo del pago fijo sólo los pri­meros años

La banca pincha en hueso con las hipotecas mixtas, que se quedan a medio camino

Los tipos de in­terés son atrac­ti­vos, pero no más que los de las va­ria­bles y las fijas

Bancos en Bolsa.
Hipotecas bancarias.

No hay en el mer­cado un mo­delo de hi­po­teca más ven­ta­joso para los bancos que el mixto. Les ga­ran­tiza in­gresos fijos los pri­meros años, nor­mal­mente 10, y luego cambia al mo­delo a va­riable sin que se pueda des­ci­frar ni por asomo dónde es­tarán los tipos de in­terés dentro de una dé­cada. Si hay que apos­tar, ha­ganlo porque es­tarán por en­cima (quizá muy, muy por en­cima) de los ac­tuales ni­veles ne­ga­tivos del -0,49%.

Visto así, contratar una hipoteca mixta no parece en este momento la opción más atractiva. Fuentes financieras reconocen que la demanda para este tipo de préstamos es muy minoritaria. En algunos bancos, se incluyen en la oferta comercial, pero son las últimas a la hora de potenciar su venta. En otras, ni siquiera existe la hipoteca mixta, que no acaba de dar el paso adelante en un contexto que no ayuda a su comercialización.

Entidades como ING, Openbank o Evo Banco sí han apostado por este tipo de productos. Incluso, el banco naranja sólo ofertaba hasta septiembre de 2020 la hipoteca variable y la mixta, convertida esta última en la gran apuesta comercial para los compradores de casas que querían protegerse de una posible subida de los tipos de interés. La entidad tuvo que cambiar su estrategia y lanzar la hipoteca fija hace 10 meses para hacer frente a la creciente demanda.

"El problema para la hipoteca mixta es que prácticamente se ha quedado sin espacio respecto a la fija. En este último segmento los bancos están ofertando tipos que en, en las mejores propuestas, ya se sitúan por debajo del 1,60% TAE en plazos de hasta 20 años. Es muy difícil competir con eso, sabiendo que son tipos para toda la vida de las hipotecas. Se puede contratar un tipo fijo más barato en la mixta, pero existe el riesgo del tramo variable", aseguran en fuentes del sector.

Banco a bancp

Por ejemplo, ING da un 1,25% TIN los primeros 10 años, y el Euribor más el 0,89% después a los clientes con vinculación. Y Openbank desde el 1,05% hasta el 1,40% según el plazo de la hipoteca, con un gran diferencial del 0,49%, mientras que Evo Banco ofrece el 1,09% los primeros 10 años y el resto el Euribor más el 0,98%. Condiciones muy buenas, no vistas nunca, pero no suficientes para competir con las de las mejores hipotecas fijas y variables, que tienen mucha menos letra pequeña.

"La mixta puede ser muy buena opción en condiciones muy excepcionales, como para quienes tengan una enorme capacidad de ahorro y durante el período fijo puedan hacer acopio de liquidez para hacer frente a la posible subida del Euribor al cabo de los 10 años. Pero este tipo de perfil es una minoría. El comprador de casa conservador busca la seguridad de que siempre va a pagar lo mismo, y hoy puede contratar un tipo fijo a precios de saldo", señalan en un gran entidad nacional sin oferta de préstamo mixto.

Además, la coyuntura no ayuda. El Euribor está completando una primera mitad de julio de nuevas caídas. Tras cerrar junio en el -0,484%, ha vuelto a retroceder de nuevo hasta el 0,490%. Los mínimos históricos de enero siguen muy cerca, mientras el Banco Central Europeo (BCE) manda el mensaje de que mantendrá la política monetaria acomodaticia incluso si la inflación supera el 2%. O, dicho de otra forma, quedan tipos negativos para rato.

En fuentes financieras se reconoce que están volcando todos los esfuerzos en la venta de hipotecas fijas, cuya cuota no deja de crecer en lo que va de 2021 frente a las variables, que conservan todo el atractivo para aquellos de una perfil más arriesgado que están preparados para afrontar posibles subidas del precio del dinero en los próximos años. La hipoteca mixta es, en todos los casos, la opción menos preferida.

Artículos relacionados