BOLSA

Tubos Reunidos, máxima prudencia

Superada lo peor de la pan­demia gra­cias al re­bote re­gis­trado en marzo tras pedir ayuda al Gobierno, Tubos Reunidos ha vuelto a en­trar en vía muerta. Los ac­cio­nistas han op­tado por la fi­lo­sofía de es­perar y ver al menos hasta la junta pre­vista para el 30 de junio en se­gunda con­vo­ca­toria con asis­tencia te­le­má­tica.

Entre los principales asuntos por deliberar y resolver destaca la solicitud de financiación a la SEPI dentro del proceso de refinanciación de la deuda puesto en marcha por el grupo tras el duro impacto sufrido por la pandemia.

Los expertos no creen que vayan a surgir grandes problemas a la hora de aprobar y ratificar los términos y condiciones suscritos ni con el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, al que ha solicitado un total de 115 millones de euros, ni con los acreedores financieros en vigor. En ellos se incluye la novación de la refinanciación 2019 y todas las actuaciones tendentes a la modificación de la emisión de los Warrants y las Obligaciones Convertibles.

Sin embargo, la prudencia vuelve a ser la tónica dominante en torno a Tubos Reunidos mientras no se despejen estas incertidumbres a corto plazo. A ello se une la falta de noticias sobre la evolución de sus cuentas. Los últimos resultados conocidos son los del cierre de 2020 cuando sufrió unas pérdidas de más de 100 millones de euros, lo cual suponía multiplicar por más de dos los números rojos contabilizados un año antes.

Pese a todo, los expertos esperan que la recuperación del sector en los últimos meses, junto a las duras medidas adoptadas, sirva para contener esta sangría. De momento, el valor por lo menos ha logrado asentarse sobre los 0,44 euros por acción tras chocar de bruces con la dura resistencia que encuentra en los 0,45 euros.

De superar esta barrera, daría un importante salto cualitativo con un siguiente objetivo en torno los 0,7 euros por acción. Los expertos, sin embargo, no se muestran demasiado convencidos y aconsejan ser prudentes y no dejarse llevar demasiado por los posibles rumores que se puedan dar en las próximas semanas.

Artículos relacionados