OPINIÓN

Sánchez y Aragonès escenifican ante Foment un amago de conciliación

Los em­pre­sa­rios ca­ta­lanes se fe­li­citan del apa­rente dis­ten­sión entre las dos ad­mi­nis­tra­ciones

Oriol Junqueras.
Oriol Junqueras.

La his­tó­rica sede de Foment del Treball, fue es­ce­nario de los pri­meros gestos de dis­ten­ción y bús­queda de diá­logo entre el pre­si­dente del Gobierno es­pañol, Pedro Sánchez, y el pre­si­dent de la Generalitat, Pere Aragonès. Un amago de re­con­ci­lia­ción antes de una es­pe­rada con­ce­sión de in­dulto a los in­de­pen­den­tistas ca­ta­la­nes.

Los empresarios catalanes celebraron el cambio de rumbo, en busca de soluciones políticas al conflicto catalán, en el acto de concesión de la medalla del 250 Aniversario de Foment, al Conde Godó, editor de La Vanguardia. Acto que, además, coincidió con el anunció del líder de ERC, Oriol Junqueres, reconociendo en un comunicado que la vía unilateral del independentismo catalán “no es viable ni deseable”. Y todo en una misma mañana.

Tras un codazo de cortesía como saludo, como marcan las normas anti-Covid, ambos presidentes subieron a la tribuna de Foment con la sonrisa en los labios. Aragonés, que habló primero, marcó el tono dialogante – a la espera del encuentro oficial en Moncloa antes de fin de mes – que utilizará con el gobierno de Sánchez. “Hay que abrir una etapa de dialogo y negociación” porque “es una oportunidad y una obligación” para hallar soluciones pactadas al conflicto catalán.

“Estimado Pere”, dijo Pedro Sánchez al responder a Aragonés y argumentar que deberán ser “generosos en nuestros esfuerzos” para solucionar los problemas que “nos ralentizan y que comprometen nuestra economía y nuestro éxito como sociedad”. Ambos discursos de tono conciliador fueron celebrados por el presidente de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, al insistir: “Dialoguen, no se cansen de dialogar porque España y Catalunya lo necesitan”.

Al ambiente de distensión contribuyó la carta enviada desde la cárcel de Lledoners por Oriol Junqueras, bajo el titulo “Mirando al futuro”, al diario Ara y La Sexta televisión, defendiendo el diálogo y abandonando la vía unilateral para alcanzar su propuesta de independencia. Recordando que más de un 70% de la ciudadanía catalana considera que el litigio solo se resolverá vía referéndum, Oriol Junqueras declaró que su partido ERC –el que ahora ejerce la presidencia en la figura de Pere Aragonés– apuesta por lograr la independencia por “la vía escocesa, la del pacto y el acuerdo”.

Es decir, si a un referéndum pactado con el Gobierno. Junqueras abogó, además, por la amnistía, sin renunciar a aceptar los indultos. Otro giro importante, cuando hace sólo unas semanas los rechazaba.

Todo indica, según fuentes independentistas, que se camnina hacia una etapa de negociaciones donde imperará el pragmatismo al menos por parte de ERC. Falta saber como reaccionará su socio de gobierno Junts x Catalunya, defensores de la vía unilateral.

Sobre los indultos los partidos políticos catalanes, incluido el PSC, en la oposición dan capital importancia al informe del Consejo de Europa en su apuesta por la vía política y en defensa del indulto a los políticos encarcelados, en la línea del gobierno de Pedro Sánchez. Opción criticada en Cataluña por VOX, Ciudadanos y el PP, mientras preparan su acto de repulsa en la plaza de Colón.

Artículos relacionados