LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa paso atrás pendiente del BCE

El cas­tigo al sector eléc­trico tras el anuncio del Gobierno de las me­didas de re­corte del di­vi­dendo de Co2 han mar­cado el paso atrás de los mer­cados es­pañoles en este arranque del mes de ju­nio. Un susto para las eléc­tri­cas. El ín­dice Ibex 35 ha ce­dido un 1,5% en las cinco úl­timas se­siones para des­li­zarse li­ge­ra­mente por de­bajo de los 9.100 pun­tos.

Los operadores han recogido con cierta preocupación en estos días el anteproyecto de Ley elaborado por el Ejecutivo español con el fin de eliminar el dividendo de carbono percibido por las centrales no emisoras, hidráulicas y nucleares, como consecuencia de los mayores costes en el mercado de derechos de emisión que benefician a las grandes eléctricas.

Esto supondrá una reducción de un 15% en la factura eléctrica y un recorte de ingresos para las empresas de estas centrales (Iberdrola, Endesa, Naturgy y Acciona) de unos 1.000 millones de euros. Una medida que, según las eléctricas, va en contra del derecho comunitario y que puede provocar el adelanto del cierre de las nucleares y una batalla judicial.

A esta presión a la baja del mercado español se ha sumado también la creciente preocupación por la aceleración de la inflación a una y otra orilla del Atlántico. La presión al alza sobre los precios, provocada sobre todo por las materias primas, está precipitando el debate sobre las próximas restricciones a los actuales estímulos económicos por parte de los grandes bancos centrales.

Los alentadores indicadores laborales en Estados Unidos no han hecho más que echar leña al fuego. El último informe de solicitudes de subsidios por desempleo ha registrado su nivel más bajo a lo largo de la pandemia y los datos de ADP han recogido la creación de casi un millón de empleos en el sector privado en mayo. La tasa de paro norteamericana, de hecho, ha retrocedido por debajo del 6% en tasa interanual, por primera vez durante la pandemia.

Esta positiva evolución del mercado laboral puede forzar a la Fed a replantearse su política monetaria. Ya se oyen voces de la retirada de la compra mensual de 120.000 millones de dólares en bonos, aunque de momento mantenga sus tipos de interés en mínimos. Esto, dicen los expertos, será como quitar de golpe la medicación a un enfermo grave y es difícil evaluar las consecuencias de los desequilibrios.

Pero antes que a la Fed, le toca el turno al Banco Central Europeo, lo que augura un par de semanas de dudas e incertidumbres en la renta variable.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de producción industrial, crecimiento, inflación y confianza, en los mercados internacionales, marcarán el pulso de la renta variable en los próximos días. En cualquier caso, la atención se centrará en la respuesta del Banco Central Europeo ante los recientes repuntes inflacionistas.

En la sesión de este lunes, de momento, el foco estará puesto en la balanza comercial de China, los pedidos industriales de Alemania, la producción industrial en España y en el crédito al consumo en Estados Unidos. Aunque este último dato no tiene excesivo peso en los mercados, los inversores si estarán algo más pendientes de él por su impacto en la inflación.

El martes se esperan el PIB de Japón y de la Zona Euro, la producción industrial y el índice de confianza ZEW, así como de la balanza comercial de Estados Unidos que estará marcada por la debilidad del dólar.

Para el miércoles está prevista la publicación del IPC y la producción industrial de China y la balanza comercial de Alemania, mientras que al otro lado del Atlántico se darán a conocer el índice hipotecario MBA y los inventarios al por mayor.

En la agenda financiera internacional del jueves están anotadas varias citas importantes. Entre ellas, la producción industrial de Japón y el IPC de Estados Unidos. Las miradas, sin embargo, estarán puestas en la reunión del Banco Central Europeo. Los operadores no esperan cambios en su actual política monetaria de tipos cero, pero estarán especialmente atentos a los comentarios sobre el repunte de la inflación en la economía europea.

El viernes se esperan los datos de IPC en España, muy por encima ya de la media europea, la producción industrial del Reino Unido y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan. Pocas referencias para cerrar la semana bursátil.


Artículos relacionados