Monitor de Consumo Bancario

El ín­dice de re­fe­rencia au­menta li­ge­ra­mente por cuarto mes con­se­cu­tivo

El euribor mantiene la tendencia alcista, pero las hipotecas se abaratarán

Aún está lejos de salir de la zona 'bajo cero' y no se es­pera que lo haga a corto plazo

Hipotecas
Hipotecas

Los tipos hi­po­te­ca­rios pro­si­guen su lenta pero sos­te­nida subida des­pués del pe­ríodo de coma más pro­lon­gado que se re­cuerda, aunque los be­ne­fi­cios para los usua­rios aún se harán es­pe­rar. El eu­ribor a doce me­ses, ín­dice ma­yo­ri­tario para el cálculo de hi­po­tecas en España, subió al -0,481% en mayo, tí­mi­da­mente por en­cima del -0,484% de marzo, pero sólo ba­jarán las cuotas de aque­llos prés­tamos a los que les toque re­vi­sión.

El motivo es que el porcentaje aún está muy por debajo del registrado en mayo del año pasado (-0,081%). Es decir, en el cálculo interanual, el índice es casi medio punto porcentual más elevado que en el mismo período de 2020.

Un índice en cuidados intensivos

Los datos mensuales muestran que el euribor continúa inmerso en la curva ascendente trazada trazada tras el 'rebote' de hace cuatro meses.

En febrero, el indicador registró por fin un incremento después de un 2020 en el que profundizó en la senda bajista que ha caracterizado los últimos años. Sin embargo, aún está lejos de abandonar el signo negativo, y con cada nuevo dato mensual los expertos insisten en que esta será la tónica en el futuro próximo. Presagian, eso sí, que la pauta alcista continuará, pero dentro de los niveles mínimos que se han visto hasta ahora.

El pasado ejercicio incluso se llegaron a romper varios récords negativos, lo que puso en guardia a las entidades financieras y las autoridades monetarias.

El fondo histórico se tocó en enero, cuando descendió al -0,505%, las catacumbas de la serie histórica. Entonces se cumplieron, además, ocho meses consecutivos de bajadas, a las que febrero puso fin, pero de forma tan débil que no han supuesto un encarecimiento de los préstamos.

De hecho, y a pesar de la senda alcista de los últimos cuatro meses, los hipotecados a cuyos préstamos les toca revisión anual han experimentado cierto ahorro -simbólico- pues las tasas se mantienen a niveles muy inferiores que las registradas en 2020 en las mismas fechas.

Detrás del cero está el BCE

La raíz de la depauperada situación del euríbor ha de buscarse en las medidas de estímulo mantenidas por el Banco Central Europeo (BCE) para dinamizar la Economía de la zona euro. La opinión más extendida es que continuará bajo cero al menos dos años, con lo que cumpliría unos inauditos siete años en terreno negativo.

Artículos relacionados