BOLSA

Nextil, operación verano

Los ope­ra­dores han em­pe­zado a es­pe­cular en estos días con una fuerte re­cu­pe­ra­ción de la ac­ti­vidad de Nextil tras un pé­simo cierre de primer tri­mes­tre. La com­pañía textil cerró sus cuentas en marzo con un ba­lance ne­ga­tivo mar­cado por la caída del 35% en las ven­tas. Un des­censo acha­cado to­davía al im­pacto de la covid y a su de­ci­sión de salir del ne­gocio de “fast fas­hion”. Unas ci­fras que lle­varon al valor a marcar mí­nimos del año hace apenas un par de se­ma­nas.

En las últimas sesiones, sin embargo, la cotización de la compañía está mostrando un exuberante rebote ante la mejora de las perspectivas de reactivación de sus líneas de lujo y deporte técnico, dos de sus sectores estratégicos.

Al tiempo se ha ido desvaneciendo el pesimismo en torno a sus principales marcas de lencería, “shapewear” y baño debido al cierre comercial gran parte de este trimestre. La aceleración en el proceso de vacunación en los países donde opera augura una campaña de verano mejor de la prevista hace unos meses.

El valor empieza a recoger así en bolsa la previsible mejora de las previsiones para este año. De cara a 2021, Nextil esperaba una gradual recuperación de la actividad, en especial en el segundo trimestre, para ir apuntando de nuevo, aunque aún lejos, hacia los niveles del 2019.

La acción ha encadenado tres sesiones de intensas ganancias para entrar de nuevo en terreno positivo con un avance acumulado en el año superior al 5%. Sin embargo, algunos operadores achacan el intenso rebote de estos días al excesivo ajuste en los primeros meses del año y a la estrechez del valor que tiende a magnificar las reacciones del mercado.

En los foros se rumorea también con la posibilidad de que detrás de estos movimientos se encuentre una hipotética operación corporativa, teniendo en cuenta la estrategia de crecimiento inorgánico llevado a cabo por Nextil en estos años atrás con la incesante búsqueda de nuevas oportunidades de negocio

Artículos relacionados