Rebelión en la pa­tronal es­pañola por el apoyo de su pre­si­dente a los in­dultos de Sánchez

Las patronales de Madrid, Andalucía, Valencia, Castilla y León y Cepyme piden la dimisión de Garamendi

Sus pre­si­dentes plan­te­arán este miér­coles su de­manda a la Asamblea de la CEOE tras su apoyo a los in­dultos

Garamendi
Garamendi

Al menos cuatro po­de­rosas fe­de­ra­ciones em­pre­sa­riales de la CEOE y la muy in­flu­yente Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), han trans­mi­tido per­so­nal­mente este martes al pre­si­dente de la pa­tro­nal, Antonio Garamendi, su deseo de que di­mita como má­ximo res­pon­sable de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales por su apoyo a los in­dul­tos, según ha sa­bido Capitalmadrid.com. Esta pre­sión se ha pro­du­cido horas antes de que la pa­tronal ce­lebre este miér­coles su Asamblea General.

Según fuentes próximas a ejecutivos de la CEOE, los presidentes de las federaciones citadas le han transmitido su malestar a Garamendi en los encuentros que han mantenido este mismo martes para preparar los términos de la celebración de la Asamblea de hoy miércoles. El malestar se debe abiertamente a que consideran que el apoyo previo que expresó Garamendi a los indultos aprobados por el Consejo de ministros de este martes tendría que haber sido debatido en la ejecutiva, algo que no ha sucedido.

Garamendi afirmó el pasado jueves en una entrevista a Televisión Española que los indultos que estaba preparando el Gobierno a los condenados por el 1-O serían bienvenidos si llevaban a "que las cosas se normalicen". El Gobierno interpretó que esta declaración del presidente de la patronal suponía un apoyo expreso a la decisión que tenía previsto adoptar el Consejo de ministros. Y así lo han transmitido en declaraciones públicas hasta al menos siete responsables del Ejecutivo.

Garamendi afronta este miércoles la celebración de la asamblea más incierta a la que se haya enfrentado desde que es el líder de los empresarios españoles desde noviembre del 2018. Entre sus defensores tratan de explicar estas declaraciones por dos razones fundamentales.

En primer lugar, parte porque se siente presionado por su estrecha relación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que le ha invitado a participar a todos sus viajes institucionales en los que existen intereses económicos para España. El último de ellos ha sido el viaje a Argentina y Costa Rica que había concluido pocos días antes de las declaraciones en apoyo de la concesión de los indultos a los 9 independentistas catalanes condenados por sedición y malversación de caudales públicos.

Pero para los críticos con las declaraciones de Garamendi en apoyo de los indultos, un presidente de la patronal tiene que saber coordinar su papel institucional en los viajes de Estado con su capacidad de resistencia a las presiones políticas que pueda recibir del Ejecutivo.

En segundo lugar, consideran que estas declaraciones vienen condicionadas por la presión a la que se ve sometido por el nacionalista presidente de Fomento del Trabajo, Josep Sànchez Llibre con quien mantiene una compleja relación de amor y odio, según definen algunos conocedores internos de la organización.

Por una parte, le necesita para ser reelegido el próximo año presidente de la CEOE cuando se cumpla el fin de su mandato. Pero los críticos con Fomento, consideran que son los responsables de la patronal catalana quienes han filtrado algunas de las decisiones más controvertidas de Garamendi como fue el fichaje de la exministra de Trabajo, Fátima Báñez, así como el haber hecho públicas cuestiones privadas como las vinculadas con su salario.

Nadie en la organización patronal pone en duda el respeto por la Constitución y la defensa de la monarquía de las que ha hecho gala hasta ahora Garamendi, pero los críticos con sus declaraciones quieren que quede claro que este asunto es una cuestión política de máxima importancia. Por ello, su posición como presidente de los empresarios tendría que haber sido aprobada por la ejecutiva de forma consensuada y no ha sido así.

Por ello esperan que hoy se produzca una aclaración rotunda, aprovechando la celebración de la Asamblea sin que el hecho de tender puentes a Fomento del Trabajo tenga que conllevar una hipoteca política que los representantes de las demás federaciones, críticos con la decisión del Ejecutivo de Pedro Sánchez no están dispuestos a asumir.

Artículos relacionados