ANÁLISIS

La tasa de co­ber­tura al­can­zaba un por­cen­taje ré­cord en los úl­timos diez años del 95,6%.

El repunte de las exportación de automóviles salva un mes de abril con alguna sombra

El saldo co­mer­cial se ha re­du­cido en un 40% en re­la­ción al mismo mes del año pa­sado

Automovil
Automovil

Si no hu­biese sido por el re­punte his­tó­rico de las ex­por­ta­ciones de au­to­mó­viles en el mes de abril, el saldo ex­por­tado es­pañol hu­biese sido un tanto de­cep­cio­nante, aunque no su­fi­ciente, ya que se ha re­gis­trado un des­censo del 8,6% res­pecto de marzo mien­tras avan­zaba en un 72% con re­la­ción a abril de 2020. Algo pa­re­cido ha su­ce­dido con las im­por­ta­cio­nes, un des­censo in­ter­men­sual del 5,4% y un in­cre­mento in­ter­anual del 64%. El saldo co­mer­cial se ha re­du­cido en un 40% en re­la­ción al mismo mes del año pa­sado.

Resultado de un saldo positivo no energético mientras el intercambio de productos energéticos ha doblado el déficit con relación a 2020, consecuencia del alza de los precios del petróleo.

En el periodo Enero-Abril 2021 las ventas de mercancías españolas al exterior crecieron en euros un 16,9% en tanto que las importaciones crecían a un ritmo menor, un 10,3%.

El resultado de estas corrientes comerciales se ha traducido en una mejora del saldo comercial del 50%. La tasa de cobertura, exportación-importación alcanzaba un porcentaje record en los últimos diez años del 95,6%.

El valor de las ventas españolas, de mercancías dirigidas a la UE, han crecido en tasa interanual durante los cuatro primeros meses del año, de manera que el superávit comercial se amplió hasta 6.488 millones de euros, cuando en los cuatro primeros meses de 2020 el superávit fue de 3.000 millones de euros. Por otro lado, el continuado desequilibrio comercial con los países extracomunitarios ha registrado una ligera mejora del orden de 1.000 millones de euros.

En comparación con la UE y la Eurozona el valor de las exportaciones españolas de mercancías mostro un mayor dinamismo. Así mismo, la tasa de avance de nuestras ventas de mercancías al exterior, 16,9% en el primer cuatrimestre, superó a la de Alemania, 11%, y a la de Francia, 9,6%.

El número de exportadores que venden mercancía al exterior por un valor superior a los 1.000 euros anuales ascendió a 63.036, un 12,3% más que en el mismo período del año anterior. También crece el número de exportadores regulares (últimos tres años seguidos en un 8%. En resumen, la actividad de del comercio exterior de mercancías sigue manteniendo una línea ascendente.

En cuanto a los sectores exportadores los Bienes de Equipo recuperan la primera posición con una quinta parte del total exportado y un incremento interanual del 21,2%. Los alimentos y bebidas mantienen el segundo lugar, en tanto que el tercer puesto se lo disputan los productos químicos y los automóviles, con la sorpresa de ese avance en el mes de abril del 505%.

Por el lado de las importaciones la maquinaria y los bienes de equipo son el renglón más importante seguido de los productos químicos y los medicamentos, así como de los automóviles y sus componentes. España se capitaliza vía Comercio Exterior y sus ciudadanos mejoran sus niveles de consumo, más automóviles y motos, más aparatos eléctricos.

Un punto negro en nuestro comercio con el exterior. Las ventas a China avanzaron en el primer cuatrimestre a un ritmo del 3,2% pero nuestras compras crecían en un 9,9%. En consecuencia, un déficit con China de 12.067 millones de euros, esto es, tres veces superior al déficit total de España de 4.560 millones. Recuerde el lector el superávit de España con la Unión Europea que compensa, en parte, el déficit con China.

Artículos relacionados